miércoles, febrero 28, 2007

Revisiones


La religión católica está de actualidad debido a varias noticias que evidencian la urgencia de que la iglesia católica revise su inmobilismo:

Una profesora de religión es despedida por estar divorciada y tener pareja. El Tribunal Constitucional defiende que la medida no es inconstitucional porque una docente de esa asignatura no sólo imparte conocimiento sino que adoctrina. Pero el debate ha abierto la puerta a otro más profundo y necesario. ¿Por qué en un estado aconfesional en el que conviven personas de diversas creencias hay asignaturas cuyo objetivo no es transmitir conocimiento sino adoctrinar? ¿No es suficiente la catequesis? ¿Cómo es que se habla de separación entre Iglesia y Estado cuando ésta tiene el poder de despedir a una profesora de un colegio público que, como tal, paga toda la ciudadanía (católica o no) con sus impuestos? Por no hablar de que cada vez menos niños y niñas cursan religión, al menos en Euskadi. Recuerdo que yo con seis o siete años me sentía rara por ser de las pocas que cursaba Alternativa a la Religión y en la ESO la minoría era quienes optaban por religión. Con medidas de este tipo no me extraña que el clero se sienta tan influyente como para...

... permitirse anunciar movilizaciones y llamar a la objeción de conciencia ante la asignatura Educación para la Ciudadanía. ¿Qué tipo de valores promueve una iglesia que se opone a una asignatura cuyo cometido es inculcar a la juventud conceptos como democracia, paz y tolerancia? ¿Cómo han llegado a ese grado de prepotencia como para monopolizar la transmisión de valores morales? ¿Es que creen que el laicismo va unido a la inmoralidad? ¿Con qué derecho critica una iglesia con cada vez menos fieles que el Estado adoctrine (según su punto de vista) cuando ella exige poder seguir adoctrinando con la asignatura de religión? Vergonzante. Pero siempre hay excepciones que confirman la regla...

... Juan Masía, jesuita experto en bioética, que en una entrevista para El País afirma que "hay una serie de temas en los que una Iglesia excesivamente conservadora no se resigna a perder un peso social que, por otro lado, ya no tiene y que es bueno que no tenga" y se muestra a favor del uso del preservativo, del celibato opcional, de la revisión de la ética sexual y de la ética en general...

...revisión a la que también insta Ray Loriga con una polémica película en la que una Paz Vega tan sensual y voluptuosa como siempre encarna a Santa Teresa de Jesús como una mujer adelantada a su tiempo, apasionada e incluso feminista.

7 comentarios:

cris dijo...

Yo soy atea convencida. He visto tanta hipocresía y tanta mentira en la iglesia y en situaciones cercanas a mi que me enciende este tema. ¿Pueden controlar tanto desde sus altares??? No entiendo porque no hay nadie en este gobierno que se plante y los ponga en su sitio. En este país aconfesional com tú bien dices no pueden imponer sus doctrinas a quien no quiere recibirlas. Estoy por apostatar pero el papeleo que ello conlleva siempre me echa para atrás.

Por cierto yo no hice religión tampoco. La asignatura alternativa se llamaba ética y tratamos temas como los presos en la carcel modelo de Barcelona, los símbolos en las distintas culturas. Temas que me interesaron mucho más.

Txus dijo...

Creo que hay dos temas bastante diferentes. Uno es si es correcto despedir a esta mujer y otro si lo es que se siga dando clases de religión y la iglesia sea quien elija el profesorado.
En lo de la mujer, no veo que sea un problema. Yo como estudiante no concibo un profesor que no crea en lo que está impartiendo. Y está claro que esta mujer no cree en lo que enseña.
El tema de si religión si o no también lo veo de otra manera. A mi me parece perfecto que se de la opción a los alumnos de dar religión católica, árabe, india o historia de las religiones. Tienen que ser los padres los que se encarguen de elegir por sus hijos hasta que sean lo suficientemente maduros para elegir ellos.
Sobre el tema de colegios públicos y despidos me da la impresión de que es un poco más complicado de lo que parece. Los dos profesores despedidos que he visto en la tele habian sido elegidos a dedo para el puesto, y también habian sido despedidos a dedo.
Este caso en concreto plantea bastantes problemas a la hora de elegir los profesores mediante oposición, ya que no podrías pedir entre los requisitos ser católico (por razones obvias de inconstitucionalidad) pero un católico no aceptaría que un no católico diese clases de religión católica a sus hijos.
¿Cuál es entonces "mi solución"? Sustituir las clases de religión en la escuela por historia d ela religion. Y los católicos que se reunan como lo hacen los testigos de jeohvá.

Á. Matía dijo...

Hola a todos:

Ninguna duda cabe de que es un tema muy de actualidad, y que crea mucha controversia.
En primer lugar, la asigntura de religión católica es optativa, y no obligatoria. Muchos pueden argumentar que igual que se imparte esa religión, se pueden impartir el resto. Otros que si alguien quiere educar a sus hijos dentro de la moral católica que lo hagan en las parroquias. En el primero de los casos, la respuesta podría ser que el catolicismo es la única confesión que puede entrar dentro de los límites de la Costitución. ¿Os imaginais que se impartiera clase de Religión islámica, en la que se defiende claramente la superioridad del hombre sobre la mujer? La religión católica no es ley en los países en donde se profesa, por lo que no es obligatorio su cumplimiento. La religión musulmana, por el contrario, sí que lo es. ¿Acaso os imaginais que en un colegio de Marruecos se permita dar clase de religión católica? Si lo lograis, es que teneis una imaginación portentosa. No existe el principio de reciprocidad.
Por otra parte saltan las chispas sobre la financiación de la Iglesia. Que lo paguen quienes lo defienden dicen muchos. Perfecto, pues que eso mismo se haga con los partidos políticos, las asociacions en general, los sindicatos...
Y por último, la Educación para la Ciudadanía, que sí va a ser obligatoria. Igual que no quereis que os adoctrine la Íglesia Cristiana, ¿por qué os parece lícito que lo haga una asignatura que además sigue claramente la ideología de un determinado partido político? Porque puede que esteis de acuerdo con esa línea, y por tanto, ya no os parece tan adoctrinamiento.
Muchas cosas importantes se me quedan en el tintero, pero no pretendo ser pesado. Gracias por leerme.

Un saludo a todos, y de nuevo, os invito a http:/amatia1985.blogspot.com

Tico dijo...

No quiero ni que con dinero público se fomente en la educación ni la religión critiana, ni la islámica ni tampoco la Democracia, la paz y la tolerancia (terminos bastante contadictorioas todo sea dicho).
Dejar a los niños ser libres, enseñarles pero no les adoctrineis.
que son niños,ya tendrán tiempo de tomar partido cuando crezcan.
Estas cosas me enervan.

yo fui uno de aquellos que dieron religión de pequeño y muchas veces les digo a mis padres ¿porque intentasteis lavarme el cerebro? y no pueden más que darme la razón.
el comentario de Alvaro me parece el típico que intenta fomentar el conflicto entre civilizaciones a lo rollo FAES ¿que tiene que ver aquí el Islam?
Lo que dices de la superioridad de la mujer es FALSO. y lo que dices de que en los paises arabes es obligatoria su cumplimiento tambien es MENTIRA.

me parece ABERRANTE eso de que tienen que ser los padres los que eligan ¿perdonaaaa? ¿tu eres de esos que crees que los padres pueden modelar a sus hijos a su antojo? Y si quieren meterlo al Ku kux Klan tambien, no?
Y que lo paguen quienes lo defienden, si.
yo estoy en contra de sindicatos subvencionados y de los partidos politicos en general o sea que...a mi plin

yo más que ateo, anticlerical. si no fuera por este tipo de cosas (asi como la imposicion franquista del nacionalcatolicismo durante 40 años) las iglesias llevarían años vacias.

adoctrianmiento infantil de ningun tipo!!!

June dijo...

Preparaos porque puedo rellenar folios y folios contestando:

- Estoy completamente de acuerdo con Txus. El colegio está para impartir conocimiento e incluso valores pero no para adoctrinar: para eso está cada iglesia. Para empezar, si se ofrece como optativa la mal llamada Religión, que esta pueda ser católica, protestante, Islam o judía. Aunque sería un problema porque siempre dejaríamos alguna religión fuera y entraríamos en el debate de qué es religión y qué secta. Así que yo también abogo por, como mucho, una asignatura de Historia de las Religiones. Y, en realidad, la clase de Alternativa a la Religión (al menos en mi colegio) se centraba bastante en hablar sobre todas las religiones.

-Me uno a Tico en una crítica total a las opiniones vertidas por A. Macía sobre el Islam. Para empezar, dudo mucho que haya leído el Corán, que haya visitado todos los países árabes, que se haya preocupado por hablar con personas musulmanas sobre su fé y, en definitiva, que hable con conocimiento de causa. La religión católica también defiende la superioridad del hombre sobre la mujer. De hecho, la finalidad del matrimonio, y se dice de manera explícita, es que la mujer cuide del hombre. La propia desigualdad en el clero (las mujeres no pueden ser ni sacerdotisas ni papisas), y la idea de que la mujer nació de la costilla del hombre para entretenerlo pero que ésta es malvada y pervierte la moral del hombre con sus encantos, lo demuestran. Las mujeres tenemos mucho que reprochar a la iglesia católica que, entre otras cosas, ha impuesto ese binomio monja o puta represor que a más de una le genera una ansiedad y unos problemas afectivos y sexuales de lo más graves. Pero no creo que a la Iglesia, especialista en reprimir, le importen mucho los problemas sexuales. No hay que criticar a las religiones sino a cómo las aplican y las regulan algunos estados.
- En cuanto a que los padres elijan la educación que les dan a sus hijos, pues no me parece aberrante. Son los responsables de su educación y su desarrollo, para bien o para mal. Sí que opino que hay que educar a unos niños lo más libres posible, y por eso yo estoy decidida a no darles educación religiosa alguna ni exponerles a ritos como el bautismo. Pero está claro que un niño no puede decidir por sí sólo. Yo quise hacer la comunión porque me hacía ilusión tener una comida familiar y vestir de blanco. Mis padres, que son agnósticos, se negaron y se lo tengo que agradecer.

- Respecto a educación para la ciudadanía, yo creo que más que crear una asignatura así, hay que impregnar de esa filosofía al resto de asignaturas. La escuela es, después de la familia, el entorno más determinante en el desarrollo del niño y la niña. Así que es fundamental transmitir valores de civismo. Inculcar valores de tolerancia y paz (dos conceptos en los que todos, excepto los fascistas y los violentos, creemos) no es adoctrinar sino educar. Es imprescindible que en la escuela pública se hable de derechos humanos, lo que incluye cuestiones de vida o muerte como la violencia machista, el terrorismo, o incluso la homofobia y la xenofobia.

Á. Matía dijo...

Veo que mis comentarios no han pasado desapercibidos. Bien, intentaré contestar a todo lo que habeis planteado:
Bien, en primer lugar decirle a June que sí me he leído el Corán. En segundo lugar, negar la superiordad del hombre sobre la mujer en los países islámicos es como negar que cada día se práctica la ablación del clitoris a muchas de esas mujeres musulmanas que no pueden ni enseñar la cabeza. Y sobre todo, no son libres. Os invito a que lo leais, y si ya lo habeis hecho, pues que reconsidereis el volver a hacerlo.
Tico, ¿serías capaz de decirme algún país islámico que no sea confesional y que tenga leyes al margen de la religión? ¿Sabes por algún casual las matanzas que se producen en aquellos países, en los que es obligatorio el islamismo, a aquellas personas que no lo comparten? Dime una sóla ciudad musulmana en la que haya un templo de otra religión. Gracias.

En cuanto a los colegios, estoy de acuerdo en que no se debe adoctrinar, sino culturizar.

Espero no caldear mucho el ambiente. Supongo que la diversidad de opiniones es enriquecedor.

Un saludo. Os invito a todos a mi blog: http://amatia1985.blogspot.com

June dijo...

Por supuesto que la diversidad de opiniones enriquece. Lo único que me apetece decir (teniendo en cuenta que estoy destrozada a estas horas) es que, aunque suene a demagogia, no creo que un país con más de 66 mujeres asesinadas por sus parejas o ex-parejas esté en condiciones de dar lecciones sobre machismo.

Aunque reconozco sin pudor que no he leído aún ni el corán ni la biblia (sí he leído un excelente libro de Fátima Mernissi sobre la mujer en el corán a partir de la tesis de que las palabras de Mahoma fueron tergiversadas para evitar que su esposa fuera heredera de su sabiduría y de su linaje), creo que, como religiones, ambas postulan por igual la superioridad del hombre. Tú partías de la base de que el Islam es incompatible con la democracia. Es incompatible la forma en la que algunos estados aplican la religión.

Como te decía, no conozco mucho la realidad en los países islámicos (creo que los medios de comunicación convencionales no son una fuente fidedigna) pero sí se que en Palestina hay una importante colonia de católicos y que el pueblo saharaui demuestra un gran respeto hacia la mujer y unos valores basados en la igualdad. Es una pena que las grandes potencias les nieguen su derecho a un estado propio.