martes, febrero 20, 2007

Imaginemos


Muchos atribuyen la alta abstención en el referendum sobre el Estatuto de Andalucía a que el sí estaba cantado. Esa tranquilidad desmoviliza. Recordando Ensayo sobre la lucidez, de Saramago, que no he leído pero conozco su argumento, me pregunto lo siguiente: ¿Qué pasaría si en unas elecciones generales todo el electorado, esperando un resultado abrumador que haga considerar innecesario su voto, decidiera abstenerse? La imagen no tiene nada que ver pero me ha gustado.

4 comentarios:

Txus dijo...

En ese libro que tan acertadamente me recomendaste hay una sutil diferencia... y es que se vota en blanco. hay una diferencia bastante importante entre abstenerse y votar en blanco, y es que en el caso de la abstención, los politicos pueden meter la mierda debajo de la alfombra echandole la culpa a la "vagancia" del electorado, o simplemente al tiempo despacible.
Si se vota en blanco, no.
Si todos nos abstuvieramos, simplemente nos llamarían vagos y antipatrióticos. La culpa jamás se la echarían entre ellos.

P.D.: Si leí el comentario, pero como hablabais de tus compañeros de carrera y demás creo que preferí no comentar. De todas formas estoy de acuerdo contigo, la gente se anima más cuando hay pelea, no tienes más que encender la tele para comprobarlo...

June dijo...

Sí, ya sé que en ese caso se trataba de votar en blanco, que es una opción mucho más activa, reflexiva. Pero algo así me cuesta imaginarlo.

Masculino Plural dijo...

Querida amiga June !!! En primer lugar, gracias por incluir una entrada relativa a un hecho histórico de mi tierra. Realmente, la baja participación estaba "cantada" desde hacía tiempo, y como andaluz, me queda muy mal sabor de boca que la gente no haya ido a votar la normativa básica que va a regir nuestro futuro. Cierto que ya se había aprobado en el Parlamento Andaluz y en las Cortes Generales y de lo que se trataba ahora era de REFRENDAR. Pero es muy significativo que sólo tres de cada 10 personas con derecho a voto en Andalucía) hayamos ejercido este derecho tan básico.

Nosotros (previamente informados sobre el Estatuto) hemos intentado convencer a amistades que argumentaban que "pasaban" de ir a votar porque iba a salir aprobado de cualquier forma (la versión que sostiene el Partido Socialista con Chaves a la cabeza). En otros casos, compañer@s de trabajo de JM olvidaron que aquel día había referendu... Y una inmensa mayoría, o no sabía de que iba la cosa, o simplemente ni siquiera había oido hablar de un nuevo Estatuto... Y un numeroso grupo no ha votado por rebeldía contra una clase política de la que desconfía.

A diferencia del primer Estatuto de 1981 (donde la gente se echó a la calle en masa reclamando una autonomía de primera para esta tierra) y de otras elecciones, esta vez, los medios de comunicación no se han molestado en darle cobertura (algo muy diferente de lo que ocurrió con el Estatut Catalán). Tampoco los partidos políticos han hecho una buena campaña de información a la ciudadanía, ni de motivación al voto, a excepción de tres o cuatro días antes del 18-F.

En fin, te intentado transmitirte a grosso modo lo que hemos vivido por aquí. Y para terminar, decirte que yo me tuve que tomar ese día un calmante y un hibuprofeno para poder salir de casa a votar (llevo unos días muy fastidiado con la cadera no operada y me están haciendo pruebas para ver si es o no otra necrosis...)

Muchos besos

JM y JC

June dijo...

Gracias, JM y JC por vuestra aportación. Pues fíjate que mi percepción no ha sido ésa (lo de los medios de comunicación). Tal vez es porque veo los Desayunos de TVE, donde la directora y presentadora entrevistó cada día a un representante de cada partido andaluz. Lo que siempre se echa en falta, eso sí, es explicar el contenido en vez de limitarse a florituras y vaguedades. Y cuídate, guapo.