viernes, febrero 16, 2007

Estrellada


La gran ventaja de los medios digitales es que permiten una mayor interactividad: los lectores pueden dejar comentarios y en algunos casos pueden votar sobre cada noticia. En la edición digital de El País se puede dar de una a cinco estrellas a cada información. Como podéis imaginar, es una fiesta cuando al reportaje que le has puesto todo el cariño le ponen cinco estrellas. Pero las que dan mucho que pensar son las negativas. Te frustras porque ¿cómo vas a mejorar sino sabes qué es lo que no ha gustad? ¿Y si son los propios entrevistados los que la han valorado mal? En el caso de las entrevistas, ¿qué se valora negativamente, las preguntas de la periodista o las respuestas de la entrevistada? ¿O simplemente el tema ha resultado aburrido? ¿Tal vez haya gente a la que le guste dar votos negativos sistemáticamente?

Hoy por primera vez me he encontrado con dos votos de una sola estrella y no puedo dejar de pensar en ello. Ojalá hubiera que añadir una pequeña explicación al voto. El público es siempre un juez implacable, que a la mínima de cambio cambiar de hoja, de canal de televisión o de emisora. Pero en prensa una tiene la comodidad de que un fracaso de su pequeño artículo no se puede medir de ninguna manera. El nuevo sistema de las estrellas da una excelente oportunidad para la autocrítica, pero una, que todavía está empezando, se pone a temblar ante la posibilidad de pasar de ser una periodista con estrella a una periodista estrellada.

3 comentarios:

Tico dijo...

Entiendo tu inquietud pero supongo que es algo con lo que tendras que convivir. Intenta que no te afecte mucho lo que piensen los demás, sobre todo a la hora de decir lo que quieras decir.
Pero si, a mi me gustaria saber cuál es la crítica en si porque si no queda como muy destructivo, no?
pero que le vamos a hacer.
Aqui si te ponemos una estrella solo al menos te diremos porque ;)
Salud!

Itsaso dijo...

Yo lo que he hecho varias veces es preguntar al entrevistado o al protagonista de un reportaje que le ha parecido el resultado final. Esa es la mejor gratificación.

Cristina dijo...

Hay gente muy crítica y siempre la habrá. El ejemplo que más conozco es el de los críticos de cine que destrozan sin piedad muchas películas. Ya sabes el tipo de cine que me gusta. Si me leyera todas las críticas seguramente no vería la mitad de las películas que suelo ver. Tus artículos son excelentes, así que no has de tener miedo. Sabemos que le pones muchas ganas a todo lo que haces. Por eso tienes aquí a unos fieles seguidores. La vida siempre se empeñará en juzgarnos hagamos lo que hagamos. Lo mejor es tomárselo con filosofía.