domingo, diciembre 31, 2006

Urte berri on!!! Feliz año nuevo!!!


Mientras que cada vez más gente prefiere pasar una noche íntima, tranquila, exótica, viajera o solitaria, yo sigo saliendo de casa cada Nochevieja con la intención de pasar una velada frenética llena de baile, risas y ron (no me gusta el cava). Así que antes de empezar con el ritual de cada año quiero desearos que disfrutéis de la noche sea cual sea vuestra opción y aprovecho esta entrada para agrupar tres que tenía pensadas.
¿Creiáis que sólo os recomendaría canciones lentas, emotivas y melancólicas? La propuesta de hoy es Maimbe Dandá, de Daniela Mercury. Quien pinche el enlace y no sienta unos deseos irrefrenables de bailar está muerto por dentro. Porque para mí tan conmovedora es la pieza que me hace llorar que la que me hace bailar.
Otro vídeo musical que tenía ganas de mostraros es el del bailarín del Kafe Antzokia. Para quienes no seáis de Bilbao, os explico que el Antzoki es todo un emblema de la noche bilbaína. Es un café teatro que de día ofrece buena comida, al anochecer buenos conciertos y actividades y de madrugada música de prácticamente todos los estilos: desde reggae y hip-hop a Shakira pasando por rock vasco e incluso a veces cae una jota. Es un inmenso local que se abarrota todos los jueves, viernes y sábados.
Desde hace un tiempo cuenta con un nuevo reclamo: un hombre con aspecto de ser de Europa del este que baila de tal manera que todo el Antzoki termina mirándole absorto y aplaudíendole como si se tratara de los Rolling Stones. La mayoría se queda con que está zumbado y los más avispados intuyen que el Antzoki haya terminado pagándole para evitar perder ese animador inigualable. Sea como fuere, yo le envidio. Tiene que disfrutar, tan libre del qué dirán (o tan encantado), de una manera que el resto ni nos podemos imaginar.
Por último, como no me hacen gracia las postales navideñas y para mí esta noche debe estar llena de locura, os muestro una foto un tanto extraña (en comparación con su estilo habitual) de Javier Pedro Ferreras.

2 comentarios:

Lucía Romero dijo...

Feliz año. Cuando he leído la entrada me ha entrado una morriña increíble. Llevo más de 3 meses en casa y recordarme la figura del bailarín del Antzoki me trae recuerdos irremplazables. Sus movimientos de cadera me han acompañado sábado tras sábado en mis juergas del Antzoki. Yo también envidio sus meneos sin preocuparle las miradas divertidas de los demás. Le echo de menos t sobre todo echo en falta Bilbao.

Anónimo dijo...

Pues habrá que ir al Antzoki. Hace al menos 5 años que no voy por Bilbao, y lo echo de menos (al País vasco en general...) Me gustaba perderme por las siete calles y hartarme a cazuelitas y pinchos.
En cambio, JM fue hace unas tres semanas y lo pasó un poco mal. Sin darse cuenta, se metió en una Herriko Taberna y tuvo problemas por eso de ser de Madrid. Ya sabes lo que te quiero decir. Él es más reticente a ir al País Vasco (tiene un poco de miedo...), pero cada uno cuenta la feria como le va, y a mí siempre me ha ido muy bien.

Volveremos pronto.

Muxutxus desde Sevilla

Masculino por Dos

JM y JC