jueves, diciembre 21, 2006

Hoy toco...


...Amelie. En mi cabeza porque, dada mi extraña afición a mudarme de casa cada año, he tenido que dejar el piano en casa de mi madre. Supongo que todos habréis visto la película (sabéis de sobra que, al contrario de lo que me pasa con los libros, que me cuesta elegir uno sólo como preferido, tengo claro que ésta es mi película favorita) y me decepcionaría que no os haya fascinado la banda sonora, compuesta por Yann Tiersen. Por si pasó desapercibida para vosotros, os invito a que la escuchéis. Aunque todo el disco es maravilloso, mi pieza preferida es La Vals d'Amelie, especialmente su versión sólo a piano y la versión de orquesta (por el uso del xilófono al estilo de El Cascanueces).
A quienes sepáis tocar el piano os recomiendo que consigáis la partitura en Emule porque es preciosa, muy sencilla de ejecutar pero muy difícil de tocarla bien porque requiere una gran sensibilidad. A mí por lo menos son esas las piezas que me apetece tocar. ¡Ayyy, cómo hecho de menos mi piano! Es curioso el vínculo que se genera con un simple instrumento musical. Una última cosa: si pincháis el enlace para oír esa maravillosa pieza y no habéis visto la película evitad ver el vídeo porque es un montaje que resume la película y desvela el final.

1 comentario:

Abejita dijo...

Amelie también es una de mis favoritas, y la banda sonora me encanta...me gusta el piano, aunque no sepa tocarlo, siempre me ha fascinado. Oír una melodía al piano cambia la perspectiva de muchas cosas..Hay una "cantante" que conocí hace poquito que es genial, no es muy conocida..se llama Regina Spektor, por si te apetece echarle un ojo en el youtube, en sus conciertos en directo, siempre canta acompañada de su piano..Una pasada..