lunes, marzo 12, 2007

Artísimas


Estoy preparando uno de esos reportajes que me hacen seguir siendo una apasionada de mi trabajo. Es sobre Artísimas, un colectivo de artistas feministas que descubrí en la manifestación del 8 de marzo. Trabajan de manera colectiva porque están artísimas , entre otras muchas cosas, de la figura del genio (además en masculino) romántico. Sus proyectos se caracterizan, además de por introducir la perspectiva de género, por buscar el diálogo, la interacción e incluso la co-creación -concepto que proponía una de las integrantes- con las mujeres del barrio. Para más detalles entrad en su página web o esperad a que pronto salga el reportaje.

El 8-M estuvieron entrevistando a mujeres haciéndoles la siguiente pregunta: ¿De qué estás Artísima? La página web incluye un blog en el que nos invitan a contestar la misma pregunta. Os propongo que entréis y que también me contéis a mí de qué estáis Artísimas. Y como en este blog participan más hombres que mujeres y además ya sabéis que estoy muy interesada en la participación de los hombres en el feminismo y de los grupos de hombres por la igualdad, les invito también a ellos a contestar. Siempre desde la perspectiva de género: Artísimos de oir que llorar no es de hombres, de no tener permiso de paternidad, de que piensen que soy gay ante la mínima muestra de sensibilidad...

El cuadro es de una artista de la organización feminista Mujeres al Oeste.

8 comentarios:

Tico dijo...

me parece genial que grupos feministas no excluyan a los hombres en este tipo de luchas.
Es como la lucha contra el racismo, sería ridículo pensar que es algo propio de personas de color o de minorias.
Salud!

Á. Matía dijo...

Yo admiro a las mujeres que, sin ningún tipo de discriminaciòn de esa que ahora llaman positiva, se han hecho un hueco en el mundo laboral. También admiro a esas mujeres de familia, que no han querido trabajar fuera, sino que se han quedado en casa educando a sus hijos para que fuesen grandes personas en el futuro. Admiro a los padres que llevan a sus hijos al parque. Yo admiro...

Cuando tengas el reportaje, avisanos June.

Un saludo. Os invito a todos a http://amatia1985.blogspot.com

June dijo...

No sé si te has dado cuenta de que cada una de las frases que has dicho es machista.

El debate de la discriminación positiva ya me aburre así que lo voy a pasar por alto.

En el mundo laboral no nos tenemos que hacer un hueco: es nuestro derecho estar en él en igualdad de condiciones y para eso no tenemos que esforzarnos ni demostrar nada más que lo que tiene que demostrar un hombre.

Yo no admiro sino que me preocupan las mujeres que se sólo trabajan en casa por las siguientes razones:

- Porque creo que si su marido hiciera algo más que sacar al niño al parque podrían tener un trabajo remunerado, con las ventajas que eso conlleva.

- Porque dudo mucho que una mujer culta, con ambiciones, sueños y recursos prefiera dedicar toda su vida a un hijo algo que, como decía, no es necesario si el hombre se implica.

- Porque no es en absoluto necesario para que un hijo sea una gran persona que su madre no trabaje. Qué mejor referente que una madre que es una gran profesional y una gran madre. Las mujeres podemos hacer eso y mucho más. Sí es necesario para que un hijo sea una gran persona que su padre se implique en su educación y haga algo más por él que llevarle al parque.

- Porque me repugna la idea católica del sacrificio de la mujer. Y creo que tu uso del masculino como genérico no es inocente. Seguro que pensabas en un gran hombre, no una gran mujer. Porque ¿de qué sirve que una mujer dedique su vida a que su hija sea una gran persona si ésta a su vez va a dejar su vida de lado para que su propia hija sea una gran persona?

- Porque creo que para querer a alguien primero hay que quererse a una misma y para hacer feliz hay que ser feliz.

- Porque creo que la felicidad y la vida de la mujer no es menos valiosa que la felicidad de sus hijos. Estoy harta, por ejemplo, de que la vida de un embrión, apenas un puñado de células, se valore más que la de una mujer hecha y derecha.

- Porque me parece sumamente egoista pretender y admirar que una madre deje toda su vida atrás por educarnos. Yo quiero (y tengo) una madre independiente, que ha conseguido progresar en una profesión que le apasiona.

-Porque las mujeres que no trabajan fuera de casa tienen más dificultades para salir de una relación de pareja que no les satisface e incluso de una situación de mal trato.

- Porque los maridos las menosprecian y las apartan de todas las decisiones importantes por carecer de un trabajo remunerado.

- Porque no haber tenido un trabajo remunerado es el motivo por el que las viudas de edad avanzada son uno de los sectores de la población más pobres del planeta.

-Porque las mujeres no somos sólo un útero sino que tenemos sueños y tenemos tanto derecho a cumplirnos y a sentirnos realizadas como cualquier otra persona, incluídos nuestros hijos.

¿No admiras a los hombres que se quedan en casa para que sus hijos sean unas buenas personas? Porque también existen, pero tal vez tu mente patriarcal sea incapaz de concebir que sea el hombre y no la mujer el que arruine su carrera por tener hijos.

Y no sólo no admiro a los hombres que llevan a los hijos al parque si no que me dan pena porque la educación machista que han recibido no les permite disfrutar e implicarse al máximo en su paternidad.

Yo tampoco abogo por esa posibilidad. Abogo por un padre y una madre, dos madres o dos padres que se impliquen en la educación de sus hijos por igual para que ambos puedan seguir creciendo como personas en todas las facetas de su vida.

Y abogo por el día en el que los hombres améis a la mujer feliz, trabajadora, autónoma, emprendedora, exitosa, completa, realizada y culta en vez de temerla y preferir a la figura de la mujer sacrificada.

Un inciso: por si no ha quedado claro, yo respeto a las amas de casa y reivindico que se valore el trabajo que realizan. El problema es que creo que son minoría las que han decidio que ser ama de casa es su vocación y no la obligación que le ha impuesto la vida. Yo no pretendo una igualdad total y un reparto idéntico de tareas. Quiero que hombres y mujeres decidan con igual libertad qué quieren hacer con su vida. Si esa libertad incluye que uno prefiera trabajar en casa y otro fuera de ella, estupendo.

Lo cierto es que no conozco a ninguna mujer que se arrepienta de no haber sido ama de casa y sí conozco a montones de mujeres que recuerdan con pena que no pudieron lograr sus sueños de trabajar en lo que siempre había sido su vocación.

Tico dijo...

Creo que debes estar agredecida a Alvaro June, sin pretenderlo ha hecho que con este último comentario tu entrada gane mucha más fuerza.

Muy buena tu respuesta, la suscribo punto por punto.
Y Alvaro, no se si te ha traicionado el subsconsciente o que pero es verdad que hay muchas perlsitas ocultas en tu intervencion.
Salud!

Á. Matía dijo...

Bueno, por alusiones, contestaré. Puede que se haya mal interpretado mi comentario, pero quién me conoce sabe que no soy en absoluto machista.
Bien, intenaré ir por puntos para no dejarme nada en el tintero:
-Por supuesto que en el mundo laboral debeis estar en igualdad de condiciones. Cuando me refiero a que "os habeis hecho un hueco", es que, pase a las dificulatades que en muchos casos se os ha puesto, estais logrando esa igualdad de concidiones, que os mereceis. Yo seré el primero que seguiré luchando por ello.
-Has dado por hecho mis supuestas dobles intenciones cuando he dicho que admiro a las mujeres que sólo trabajan en casa. Lo explico. Hoy en día, parece que sólo se reconoce a las mujeres que han salido de casa para trabajar, pero hay muchas, y digo muchas, que han decidido, libremente y sin ningún tipo de presiones, trabajar en su casa. Cuando me refería a educar a un hijo, lo de hijo, era el término genérico, que para eso lo establece la R.A.E. Con esto no quiro decir que no haya hombres que hagan lo propio, y a los cual, aplaudo (lo del parque era sólamente un ejemplo de las actividades que se atribuyen a las mujeres pero que también deberían hacer los hombres, como el compartir en las labores de la casa)
-"Quiero que hombres y mujeres decidan con igual libertad qué quieren hacer con su vida. Si esa libertad incluye que uno prefiera trabajar en casa y otro fuera de ella, estupendo" Es aquí, en esta declaración tuya, donde yo pretendía llegar desde un principio. El ejemplo de la ama de casa, repito, es sólo porque creo que no se reconoce su labor como se debería.
-"Y abogo por el día en el que los hombres améis a la mujer feliz, trabajadora, autónoma, emprendedora, exitosa, completa, realizada y culta en vez de temerla y preferir a la figura de la mujer sacrificada". Totalmente de acuerdo. Quiero que las mujeres hagan simplemente los que sus sueños les dicten.
-Si me conocieseis sabriais que uno de mis sueños es poder dedicar mi vida entera a mis futuros hijos, porque no hay nada que me guste más. Quiero que mi ahora novia, y espero que futura mujer, consiga su sueño laboral, y de este modo, yo podré dedicarme a la educación de mis hijos y a todo lo relacionado con la casa. Y claro que tengo sueños profesionales, pero sería capaz de dejarlo todo por cuidar a mis hijos. Igual que yo lo piensan muchos hombres, pero hay que reconocer hasta ahora, son más las mujeres que lo han hecho, y yo les reconozco su labor igual que a la que trabaja en una oficina, o de bombero, o en un ministerio.

Quería decir muchas cosas e igual al final no he dicho nada. Espero que ya se haya entendido lo que piensO. De lo contrario, intentaré explicarlo mejor.


Un saludo a todos.
Os invito a http:/amatia1985.blogspot.com

June dijo...

Pues, sí, me alegro de que te hayas explicado porque veo que estamos de acuerdo en todo (excepto en lo de la discriminación positiva pero, como te decía, me aburre discutir de eso porque nunca he conseguido llegar a un acuerdo con nadie). Reconoce que ha sido desafortunado poner que admiras a las mujeres que educan a sus hijos y a continuación a los hombres que los llevan al parque. Pero bueno, aclarado queda y me alegro de encontrar un chico con ideas igualitarias.

Cristina dijo...

Muy bien June. Se puede decir más alto pero no más claro. Suscribo punto por punto todo lo que has dicho.Un saludo

Txus dijo...

Pues después de leerlo todo y siendo uno de los que ha discutido contigo por lo de la discriminación positiva, voy a intentar que aunque no nos pongamos de acuerdo al menos pienses en ello:
Si NUNCA has llegado a un acuerdo con nadie... ¿no será que quizá tu postura sea demasiado inmovilista?
Cierto que también pueden ser inmovilistas todos aquellos con los que lo has discutido, pero la navaja de occam viene a mi cabeza haciendo que me incline por la otra opción...
Besines!!