lunes, enero 22, 2007

Mujer y negro


Por primera vez en la historia de Estados Unidos, el año que viene llegará a la presidencia con toda probabilidad o bien una mujer o un negro. ¿Garantiza eso algo? No. El ejemplo más contundente es precisamente Condolezza Rice, que es ambas sin que, aparentemente o al menos en mi opinión, se caracerice por luchar por los derechos y contra la discriminación de mujeres y negros. Aún así, es algo simbólico que a mí siempre me parecerá importante. Me alegré de la victoria de Evo Morales porque en un país en el que el 90% de los habitantes es indígena, que sólo gobiernen el 10% de blancos no denota precisamente una situación de igualdad. De la misma manera, me alegraré de que las mujeres -que representan el 50% de la ciudadanía estadounidense- o los afroamericanos -que alcanzan el 10% de la población del continente americano- dirijan el país.

5 comentarios:

June Fernández dijo...

Cuando he escrito esta entrada no sabía que hay un nuevo candidato demócrata que es hispano. Aunque no parece tener el carisma de Obama ni la fama de Clinton, presenta como grandes bazas haber sido ministro y gobernador de Nuevo México.

Por otro lado, aunque esta foto que he colgado no es muy representativa de lo que voy a decir, Obama es un tío más bien joven, elegante y guapo,al menos en comparación con la mayoría de políticos. Tal vez me confunda pero no recuerdo que los medios de comunicación hayan resaltado esas virtudes como lo hacen constantemente con Segolene Royal.

Txus dijo...

Hoy me lo pones fácil:
"porque en un país en el que el 90% de los habitantes es indígena, que sólo gobiernen el 10% de blancos no denota precisamente una situación de igualdad."
Pero al mismo tiempo:
"me alegraré de que los afroamericanos que alcanzan el 10% de la población del continente americano dirijan el país."

Algo falla con la estadística ¿no? :p Como buen estudiante de matemáticas durante demasiados años de universidad, se donde está el error, y lo que quieres decir, quizá haría falta en periodismo una asignatura para manejar los resultados de las estadísticas sin que parezcan contradictorios (en este caso, aunque parecen frases contradictorias, no lo son en absoluto).
Besines!!!

P.D: Muy acertado el comentario sobre Condolezza, no se puede dar por hecho que por ser una mujer la presidenta va a ser diferente a un hombre...

June dijo...

Tenemos una asignatura, Estadística, en la que una gran parte del tiempo nos dedicamos a analizar noticias en las que se emplean mal las estadísticas. No se me daba bien.

No veo la contradicción. En igualdad de condiciones, lo normal sería que uno de cada dos presidentes fuera mujer, uno de cada diez afroamericano y nueve de cada diez en Bolivia indígena. No es que tenga que ser matemático, pero incluso un 10% de la población es un porcentaje significativo como para que asombre que nunca haya habido un presidente de ese segmento.

Cristina dijo...

Yo de política estoy pez pero es un logro que haya diversidad y que haya la posibilidad de que lleve las riendas del país una mujer. No garantiza nada pero al menos se verá un poco de igualdad en un colectivo en el que sigue imperando la masculinidad.

Tico dijo...

Excelente ejemplo el de la Condolezza, enhorabuena.
Personas así demuestran que si alguien que es miembro de una minoría pasa a formar parte de un grupo dirigente privilegiado deja de ser parte de esa minoría y empezará a ser de los que la oprimen.

No confio en absoluto en ninguno de estas dos personas. Ayer vi por ejemplo, un video de Hillary de risas con el genocida Maliki de Iraq.

¿Qué sentido tiene que el presidente sea afroamericano si van a seguir siendo estas minorias raciales las que defiendan los intereses de la clase politica dirigente mediante sus guerras en el extranjero?
La excepcion hace la regla y la regla es que EE.UU. es un pais racista, machista y clasista.
Salud!