lunes, enero 22, 2007

De Brasil a Kenia


Es una excelente noticia que el Foro Social Mundial se haya trasladado este año al continente más azotado por el hambre, el sida, la guerra, el cambio climático y otro sinfín de pandemias. La situación de África tendrá gracias a la decisión, un especial y necesario protagonismo en esta cumbre.

Esta hermosa iniciativa se celebraba desde 2001 en Porto Alegre como alternativa al Foro Económico Mundial de Davos para debatir sobre justicia social y reivindicar, entre otras muchas cuestiones, la condonación de la deuda externa. Este año, el comercio justo es uno de los principales temas a debate porque constituye una vía -por el momento parece la única- para que los productos de los países del tercer mundo puedan competir con las multinacionales.

Supongo que se habrá debatido y que si no se hace es que no hay manera, pero yo al pensar en comercio justo veo necesario conseguir dos avances: introducir los productos en los supermercados convencionales y, más que los habituales chocolate, café y ron, que se produzcan alimentos exóticos que resulten más atractivos para el mercado occidental. Es, en mi opinión, mucho más factible que se compre yerba mate en Eroski a un chocolate normalito en la tienda de la ONG de turno. Pero no me cabe duda de que foros de debate como este contribuirán a perfeccionar estas cuestiones.

El FSM es, sin duda, un claro indicador de una actitud activa, combativa, reivindicativa y cualquier otro adjetivo opuesto a pasiva, de los países del sur que se encuentran sometidos a un asqueroso modelo neocolonial. Es también un ejemplo de la esencia del imparable y admirable movimiento anti-globalización: la lucha por la justicia social y la apuesta por el internacionalismo en un ambiente festivo que denota -frente al modelo de caridad cristiana que sostienen algunas ONG- unas ganas irrefrenables de vivir y crecer.

4 comentarios:

Maite dijo...

breve comentario sobre nada q ver con lo que escribiste. es para que vayas preparando la explicacion, porque no entendi...=)


muaksss!

Txus dijo...

A mi este tema también me sobrepasa y de lo que uno no entiende, mejor no opinar para no meter la pata :p
Besines!

Cristina dijo...

Yo no entiendo mucho del tema pero si te sirve intento aportar mi granito de arena comprando alimentos de comercio justo (no sé si llamarlo así). Son más caros pero sé que muchos son de agricultura ecológica (no sé si tampoco se dice así) y cuya calidad es superior a otros alimentos que consumimos habitualmente. En fin, espero que sigan teniendo éxito estas iniciativas.

Tico dijo...

A mi tambien me parece muy justo y acetado que algo así se celebre en Africa.

Es dificil encontrar productos fruto de un comercio justo cuando las reglas del juego son injustas.
Proyectos como la C.E. con todo su buen rollo y apariencia moderna y progresita constiuyen un freno al desarrrollo del tercer mundo al gravar con aranceles todo lo que no se produce dentro de esta.
Tambien ten en cuenta que a los grandes comercios como Eroski yd emas nunca les va a interesar conceptos como la justicia por lo que si adoptan distribuir estos productos será siempre y cuando saquen beneficio y cuando no...pues...
Salud!