jueves, julio 12, 2007

Arteterapia


Estoy fascinada con la última entrevista que he hecho. Se trata de Jean Pierre Klein, creador de la Arteterapia, que participó ayer en unas jornadas en Bilbao invitado por la UPV y el Museo Guggenheim. Espero que leáis la entrevista porque creo que no tiene desperdicio. Os pego el primer párrafo. Podéis leer el resto en la web de El País o en Primeros pasos:

"Proponemos transformar el dolor en una fuerza creadora"
Frente a los frustrantes intentos de olvidar los traumas o erradicarlos, la arte terapia propone transformarlos en algo positivo: una fuerza creadora con la que la persona con dificultades físicas, psíquicas o sociales trabaja sobre su patología. El psiquiatra Jean Pierre Klein (1939, París) ha conciliado así su profesión y con su pasión: el arte y, en concreto, la dramaturgia.


Por dirigir un poco el debate, os propongo que comentemos algunas de estas ideas, que me parece que son increíblemente innovadoras, incluso respecto a las terapias alternativas:

- Transformar el dolor en vez de tratar de expulsarlo (convertir la mierda en fertilizante)
- La terapia convencional puede ser directa y agresiva en caso de traumas importantes o personas con dificultades para verbalizarlos.
- Aunque ser receptor de arte sea gratificante y positivo, incidir en los beneficios de la vertiente activa, crear arte.
- Sustiuir "paciente" por "sujeto activo", al que el terapeuta no cura desde un altar de sabiduría absoluta sino que le acompaña en su proceso de curación.
- Cuestionar que la conciencia sea necesaria para la curación. Esto lo he vivido personalmente: tengo un problema del que soy absolutamente consciente y no soy capaz de resolverlo.
- Ante la depresión no conviene intentar animarse a la fuerza con estímulos alegres porque la distancia con el estado vital es demasiada.

Cómo me gusta mi trabajo.

8 comentarios:

Jluis dijo...

Abordar el dolor desde la aceptación, como algo natural e inherente a la vida, está tomando cada vez más peso en las diversas formas de plantar cara al sufrimiento.

De un tiempo a esta parte las distintas corrientes parecen ponerse de acuerdo en ello.

Se parte de que los intentos por evitar, o escapar del dolor producen aún más sufrimiento, y se buscan modos de canalizar dichos sentimientos convirtiéndolos en valiosas herramientas de aprendizaje.

Sin duda es uno de los aspectos que más está removiendo y renovando la salud mental.

Enhorabuena... Tienes un blog increíble.

Un saludo.

Txus dijo...

A mi me ha quedado una duda...
Entiendo perfectamente lo de aceptar el dolor, acostumbrarse, aprender a vivir en el nuevo rol que te ha tocado. Lo que no entiendo es lo de transformarlo, si me rompo una pierna asumo mis nuevas limitaciones, aprendo a hacer las cosas en mi nuevo y transitorio estado, pero de ahi a ser capaz de transformarlo para mi beneficio... no consigo ver como.

June Fernández dijo...

Se me ha borrado el comentario, qué rabia. No se transforma por arte de magia sino que se utiliza la obra como medio para trabajar indirectamente sobre lo que la dificultad nos hace sentir (violencia, angustia, depresión...). Se trata de canalizar un sentimiento negativo, de manera que, además de trabajarlo, en el momento vemos que podemos hacer algo bueno con ello. A una persona con problemas de autoestima (algo que está detrás de casi todas las patologías y dificultades) le beneficia un montón ver que puede crear algo bello, con fuerza, a partir de un sentimiento negativo. Pero igual Jluis lo sabe explicar mejor. Jo tío, no sabes la frustración que supone para una periodista que no la entiendan.

dicky dijo...

Hola June!
"cómo me gusta mi trabajo". De acuerdo contigo al ciento por ciento. Tener la suerte de sentarte con personas interesantes que te cuentan su trabajo y sus vivencias. De descubrir sus secretos y luego tener la oportunidad de contarlo. Cómo periodista, me quedo con esos momentos: con la mirada azul de Lauren Bacall entrando en la habitación del hotel donde iba a ser la entrevista, de la inteligencia de Roman Polanski, del backstage de U2, de una visita a un campamento de toxicómanos, de unas conversaciones al límite con narcos en las Rías Baixas, de, en fin, de la charla que se prolongó hasta la amdrugada con el cantaor llamado "El cabrero"... "cómo me gusta mi trabajo"

Jluis dijo...

Yo creo que lo has explicado perfectamente. Aunque en el caso de la rotura de una pierna no cabría trasformación. Cuando hablamos de sufrimiento emocional, y de la tendencia a darle la espalda, de huir de ello es cuando cobra mayor sentido. No se puede huir del sufrimiento pero se puede usar la capacidad de movilización que genera. Nada nuevo si lo piensas, pero poco explotado a nivel sanitario.

Txus dijo...

No te frustres chica wüapa, el problema no es que no te entienda a ti, sino que no entiendo cómo transformar el dolor en una obra de arte, quizá deba apuntarme a unas clases de esas ;)
Creo que (hasta aprender) yo trabajaría a pesar del dolor, y no modelando el dolor. Solo era eso

Anónimo dijo...

El arte terapia es una fora de trabajar el "arte como herramienta de inclusion social", podemos trabajar desde producciones artisticas los aspectos sanos de un paciente, el lado saludable que todos poseemos, potenciar la capacidad creadora de todo sujeto es posible!!!
desde Argentina ...Silvina Casabella

Emilio dijo...

Me llamo Emilio González y soy Mediador Intercultural en Tenerife con jóvenes migrantes africanos.

Quiero saber algo más de las técnicas de arteterapia, puesto que creo que para mis críos de los centros de menores inmigrantes puede ser una actividad muy útil. Aparte soy animador sociocultural y cuentacuentos y siempre me ha llamado la atención ese tipo de actividades.

¿me podrían asesorar?. es que en Canarias a esas actividades son muy difíciles de acceder. gracias
Emilio
animaccion@gmail.com