jueves, diciembre 06, 2007

¡La vida es abundancia!


Mañana es mi cumpleaños. He leído con cierta ironía la entrada del año pasado, en la que me declaraba rotundamente y absolutamente feliz. No dudo que en ese momento lo sintiera, pero es curioso lo que ha pasado desde entonces. Tal vez me cansé de esa felicidad de anuncio, tal vez dejé de creérmela... Un día os dije que hago de la vida un tango. Mi vida era más bien un chill out constante -calmada, predecible, llena de cariño y ternura, pero sin emociones- así que no podía evitar fantasear con ritmos más trepidantes y apasionados. La gente me decía que era una ingenua y una idealista, que tenía la cabeza llena de pajaritos y que los cuentos de hadas no existen. No quiero un tango, que no estoy yo como para relaciones tormentosas pero... ¿Por qué no una bossa nova? Sin estridencias pero dándome permiso para sentir, soñar, anhelar y, por qué no, ¡bailar!

Así que, cansada de sentir que me apagaba sin hacer nada, y con Tomara, de Vinicius de Moraes, como banda sonora (a coisa mais divina que há no mundo è viver cada segundo como nunca máis...), en septiembre tuve mi pequeña crisis de la que he salido más encendida que nunca. Me dije: "pues sí, yo creo en cuentos de hadas y voy a empezar a escribir el mío junto con las personas que crean en él". Supuso la dura decisión de dejar atrás una relación estable con una persona maravillosa, y todo un entorno en el que me sentía arropada aunque, a menudo, incompleta e incomprendida. Ha sido una etapa feliz pero me esperaba esta nueva etapa.

Resulta que Tomara no era sólo una canción, sino también un fuego loco que arde la vida con ganas y me hace parpadear. Lo bueno de Tomara! es -además de él en sí mismo- que ha resultado ser el mejor compañero de viaje. Frente a la idea de que una relación implica ciertas concesiones y sacrificios, él y yo nos contagiamos de nuestras ganas de crecer y juntos nos expandemos el triple (o al menos así lo siento yo). Así que me siento más activa que nunca: muy contenta con el trabajo, donde cada vez propogo más temas de los que me apasionan y más contenta aún con la militancia. Como os conté he aterrizado con mucha ilusión en Sos Racismo Bizkaia y estoy empezando un proyecto relacionado con periodismo y género que os contaré en otro momento.

El título 'La vida es abundancia' es el lema que una amiga que está viviendo un proceso similar y yo hemos elegido para abordar esta nueva etapa de nuestras vidas. Lo hemos sacado de un libro delicioso que me regaló Tomara!, "Me doy permiso para..." No es el típico libro de autoayuda, sino que en un formato precioso con flores en cada hoja, nos anima sólo (que no es poco) a aceptarnos como somos y nos dice cosas como las siguientes:

Me doy permiso para no desaprovechar oportunidades y para disfrutar de todo lo que ya tengo, lo que ya soy y lo que llegaré a ser. (...)El mundo no es sólo hostilidad, engaño o agresión: hay también mucha belleza y alegría inexplorada. Decido abandonar los miedos conocidos y me arriesgo a explorar las aventuras por conocer. (...) Basta de miserias: hay rosas y jazmines para todos. (...) Al contrario de lo que me enseñaron en la infancia, la vida es una experiencia de abundancia. Empiezo por reconocer mis valores... y el resto vendrá solo. No espero de fuera. Soy yo quien salgo rebosante de resolución y energía al encuentro de la vida. Encontraré. Seguro.

Así que, como regalo de cumpleaños, gritad conmigo: ¡¡¡¡¡¡¡LA VIDA ES ABUNDANCIA!!!!!!!!!!!

En la foto, jazmines para todos.

Banda sonora:







16 comentarios:

RGAlmazán dijo...

¡Qué bella entrada! Sobre todo que sincera. Me gusta como te desnudas y como buscar ser tú en cada entrada o comentario. Sin tapujos. Es una forma de darnos a conocer mejor.

Tú sí que parece que consigues ser tu misma. Y no es fácil.

Muchas felicidades por mañana y sobre todo por ser como eres.

Salud y República

Hidden Woes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hidden Woes dijo...

Nadie mejor que un poeta para ensalzar la vida, y si es Octavio Paz mejor aún:

En llamas, en otoños incendiadas,
arde a veces mi corazón,
puro y solo. El viento lo despierta,
toca su centro y lo suspende
en luz que sonríe para nadie:
¡cuánta belleza suelta!

Busco unas manos,
una presencia, un cuerpo,
lo que rompe los muros
y hace nacer las formas embriagadas,
un roce, un son, un giro, un ala apenas,
celestes frutos de luz desnuda.

Busco dentro mí,
huesos, violines intocados,
vértebras delicadas y sombrías,
labios que sueñan labios,
manos que sueñan pájaros...

Y algo que no se sabe y dice "nunca"
cae del cielo,
de ti, mi Dios y mi adversario.

Besitos dulces de felicidades...

Tomara! dijo...

Ummmm...no dejas de sorprenderme: inteligente, viva y generosa.

Eskerrika asko June!

Bihotz bihotzez...ZORIONAK!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Muchas felicidades. Disfruta mañana en el día de tu cumpleaños y que todo siga de maravilla. Un beso.

nán dijo...

Quería esperar a las 12, pero me caigo de sueño: ¡felicidades!

LA VIDA... dijo...

ZORIONAK!!!

MUAH! MUAH! Y...REQUETEMUAH!

Jluis dijo...

Muchísimas felicidades June

La vida, a ritmo de bossa, tiene un tanto de calor, un puñado de franca sonrisa y un gran porcentaje de dejarse mecer por el momento.

Felicidades, por ti, por tu elección y por tu cumpleaños.

Un secreto. El mío es el domingo, compañera sagitario

itsaso, esperando maquetas... dijo...

Zorionak!

el trenti dijo...

Felicidades

Martín Bolívar dijo...

Llego tarde, pero Feliz Cumple y que la vida te siga siendo abundante. Coinicide que en esta misma fecha ha cumplido años una hermana que tengo en Buenos Aires y, aunque no hayas elegido el tango has elegido a Mercedes Sosa, entre otros intérpretes de nivel. Felicidades.

Magapola dijo...

¡Felicidades! Atrasadas, pero felicidades en todo caso, ¡es que he estado desconectada de la blogosfera! ¿Qué tal la celebración?

June Fernández dijo...

Tomara! y La vida, ¿qué te voy a decir que tú no sepas, que no te diga cada cinco minutos?

Rgalmazán, me sonrojas. Yo no estoy tan orgullosa. De hecho, me arrepentí de esta entrada al de cinco minutos de publicarla. A menudo se me olvida que ésto no lo leéis sólo vosotros, que ya sois como mi pandilla virtual sino todo el mundo, literalmente. Jo, soy una exhibicionista del alma o algo así.

Qué mono, Nán, me hiciste sonreir. JLuis, exacto, por eso adoro la bossa nova (felicidades de nuevo). Martín Bolivar, feliz coincidencia. Gracias a la vida, cantada por Mercedes Sosa está presente en mi día a día más que nunca. Hidden Woes, no tengo ni idea de quién eres pero gracias.

Magapola, guapa, lo celebré con mis dos chicos, Tomara! y mi hermano de 4 años, así que, ¿qué más puedo pedir? Ante el panorama idílico que pinto, he de decir que las crisis fortalecen pero no dejan de ser duras, así que sigo algo descolocada con los cambios pero rodeada de cariño e ilusionada con mi nueva vida. Vaya, acabo de decir que me arrepiento de desnudarme tan a la ligera y lo vuelvo a hacer...

Muchas gracias, eskerrik asko, a Fernando, Trenti e Itsaso, que se te echa de menos.

Cristina dijo...

Niña hermosa, ante todo disculpa que no te felicitara pero he estado unos días sin conexión y sin trabajar y por tanto sin posibilidad de leerte. Ahora empiezo a ponerme al día y me encuentro con esta entrada tan maravillosa. Me alegra mucho saber que las cosas van sobre ruedas. Ese es también mi lema y tú sabes bien porque. Gracias por regalarnos un poquito de tu felicidad. Quien no arriesga no gana. A ti te cautivó Tomara (en todos los sentidos), a mi Samba em preludio. Petonets!

PD: por favor dime qué libro es ese tan maravilloso. Quiero hacer un bonito regalo.

June Fernández dijo...

¡Preciosa! Sobran las disculpas, que sé que siempre estás ahí. No sé si me creerás, pero antes de leer tu comentario tuve la idea loca de comprártelo porque me recuerda a ti.

Se llama "Me doy permiso para...", autor Joaquín Argente y editorial Ediciones Obelisco. Merece tanto la pena el contenido como el continente (un libro pequeñito apaisado, precioso, de hojas color crema y flores en cada página).

Cristina dijo...

Pues ayer lo encontré y por supuesto lo compré. Es precioso lo mires por donde lo mires. Gracias por ser tan feliz. Nos haces felices a los que te leemos. Muxus