domingo, septiembre 23, 2007

¡Qué bonita es la cárcel!


¡Ya está aquí la June de siempre! Y hoy estoy contenta por dos cosas: porque sí, ya vale de apagarse y, sobre todo, porque me he enterado de que las cárceles españolas son una maravilla. Autogestión, civismo, desintoxicación...

La iniciativa es divina, no digo que no. Lo que me molesta es que reportajes tan complacientes y propagandísticos como éste (ah, no, que en una frase un preso critica que Gallizo no les escuche, éso sí que es imparcialidad) no se complementen con otros de denuncia. 23 presos y presas murieron en los últimos dos años en las cárceles de Euskadi y Navarra. Organizaciones como Amnistía Internacional siguen criticando duramente el régimen de incomunicación, los casos de tortura y malos tratos de personas extranjeras por parte de las fuerzas de seguridad y la falta de investigaciones imparciales y mecanismos efectivos de rendición de cuentas y reparación a las víctimas cuando se producen estos hechos. AI ha registrado más de 320 casos de torturas y malos tratos con un componente racista a manos de agentes de los difernetes cuerpos de seguridad del Estado.

En la cárcel alavesa de Nanclares de Oca, las celdas del módulo femenino albergan a dos mujeres cuando deben ser individuales, el recinto está infestado de insectos parásitos y ratas, la calefacción sólo funciona de noche, por lo que las reclusas pasean con abrigo por el penal durante el día con síntomas de hipotermia, los cristales rotos se sustituyen con cartones, el material higiénico es insuficiente y sólo es posible efectuar 10 llamadas telefónicas al mes a números previamente autorizados.

El colectivo de presos y presas incluso ha denunciado explotación laboral: apenas carecen de derechos, y el organismo público que gestiona el trabajo penitenciario se rige por criterios empresariales.

14 comentarios:

Martín Bolívar dijo...

La verdad es que el informe, tan pormenorizado, que publicas te pone los pelos de punta. La reinserción de los presos en la sociedad nunca podrá lograrse en esas condiciones.

Tico dijo...

Hablar de autogestión en las carceles me parece obsceno.

Otro ataque mas al lenguaje libertario que es sistemáticamente calumniado.

DE todas formas el ejemplo de las cárceles deja de manifiesto como este sistema que dicen el menos malo o el mejor de todos, está muy lejos de ser pefecto y necesita de estas monstruosas correciones y parches para que no se venga abajo.

Carceles no.
Salud!

Á. Matía dijo...

¡June!

Cuando leí la noticia el otro día en el periódico me acordé de tí. Y mira tú por dónde, ahora vas y pones una entrada sobre ella. Más o menos ya nos empezamos a conocer...jeje

Por cierto, no me eches la bronca por lo de la entrada anterior. Sólo era por sacarte una sonrisilla...

Un saludo

Aletxar dijo...

La verdad es que se trata de un tema realmente espinoso...Las cárceles siguen siendo una especie de "chatarrería" social, donde confluyen parte de los colectivos más desfavorecidos, luego quien llena las cárceles, de inmigrantes, minorías étnicas, etc es la propia sociedad (aunque cada cual es responsable de los delitos que comete).
Ahora mismo en Araba, se ha aprobado la construcción de una macroprisión ultramoderna con 800 celdas, o lo que es lo mismo !1600 plazas!...algo totalmente desproporcionado en relación a la población reclusa alavesa...Y lo más grave están siendo las mentiras del gobierno, ya que lejos de derribar la infame prisión actual, parece que quieren conservarla...Estemos atentas y defendamos los derechos humanos, también de quienes están presos y presas.

Eskerrik asko

Salud y abrazos

R

RGAlmazán dijo...

June, el problema es el de siempre. ¿De verdad piensa el Estado que el fin de la cárcel es la reinserción? Creo que no, la utiliza como un sitio donde se aparta a la gente de "mal vivir". Mientras no se entienda el fin real, la reeducación, las cárceles seguirán siendo nido de ratas.

SAlud y República

Tico dijo...

El fin de las cárceles efectivamente es la reinsercion. Al menso asi es como se presenta política y jurídicamente. Eso se demuestra en el hecho de que no se puede cumplir más de 30 años en las prisiones asi como las reducciones de condena, permisoso y cambios de grado.
claro que esto en realidad es un absurdo puesto que ni efectivamente reinserta (mucho me meto que eso si que es una utopía y no lo que algunos queremos) ni cumple su otra función de evitar delitos por intimidacion. Esto no lo hace ni la pena de muerte en los paises donde está vigente como queda comprobado.

Teniendo en cuenta de la que la inmensa mayoría de delitos son contra la propiedad las cárceles (insisto) son el estercolero donde se mete todo lo que no encaja en este sistema de producion y consumo. Serían el gulag capitalista.
Salud!

fernando dijo...

No entiendo que teniendo un presidente del Gobierno con tanto talante y tan excelente pasen estas cosas en ESpaña. ¿ Dónde está el talante de Zapatero ?

un abrazo

Anónimo dijo...

No creas tico, que las cárceles están llenas de buena gente que tendría que salir. Como antiguo interno (tampoco estuve demasiado) te aseguro que hay de todo, pero muchos violentan a la gente en cuanto están fuera. Si se quiere cambiar la sociedad, hay que abandonar eslóganes románticos y mirar la realidad jodida.

Tico dijo...

Yo no he dicho eso en absoluto invitado anónimo.
Porque miro la realidad digo lo que he dicho, que las cárceles son el resultado de lo que son y los eslóganes románticos hace tiempo que me cansaron.
¿acaso he dicho yo que esto se solucionaria sacando a todo el mundo de la cárcel y ya?
a ver si la proxima vez que en una entrada hablemos de la crisis del petróleo voy a tener que explicar el asunto de las guerras por este, cómo solucionr la crisis energética, tipos de energias no renovables, como extraerlas, su indice de toxicidad, posible impacto en el mercado....

más utópico y romantico me parece querer cambiar el mundo manteniendo esta realidad jodida.

Salud!

Txus dijo...

Como siempre, las noticias son de una manera o de otra depende de quién las cuente. Desgraciadamente, lo que más nos gusta a la inmensa mayoría es oír que alguien dice por la tele lo que queremos oir, por lo que este tipo de temas no se solucionan nunca. En el medio "A" dicen que las cárceles son maravillosas, si es mi opinión, me voy a la cama tan a gusto y duermo como un niño. Tachando a los que denuncian la otra realidad de reaccionarios, sin embargo si lo del medio "A" no me gusta, nos vamos al medio "B" que denuncia justo lo contrario, despotricamos de "A" e igualmente se nos acaba olvidando al final del día todo esto.
Al final acaba pasando el tiempo y todo sigue igual. Cuando quizá la realidad esté en un punto intermedio, habiendo presos en las condiciones que denuncia June, y otros en las que salen por la tele...

June Fernández dijo...

Fernando: Espero que no insinúes que con Aznar la cárcel estaba mejor, porque lo dudo mucho. El problema no está en los presidentes sino en el sistema.

Txus: El problema es que el medio A es el periódico más leído de España y el B uno con apenas 5.000 lectores (Diagonal). Cuando se trata no de atacar a un gobierno sino al propio sistema, no hay periódicos convencionales dispuestos.

Gracias a todos.

2.71828 dijo...

Quizá las cárceles estén diseñadas para reinsertar, pero seguirá siendo utópico mientras los carceleros crean que son para castigar.
Un saludo

Paco Luque dijo...

Todo depende de con qué se compare... Conocí la cárcel de la Victoria en la República Dominicana. Comparada con cualquiera de las de nuestro país, éstas son hotelazos.

Eduardo dijo...

La solucion es bien simple: el estado tiene un presupuesto limitado, y no va a dedicarle a asuntos sociales más de lo que hay. En su mano está construir un hospital o invertir en las carceles. Recuerden que quien esta en la carcel es porque la justicia asi lo ha decidido, no siempre es 100%justo pero le aseguro que ahi dentro hay gente mala de verdad que no dudaria en violar a su hija se la encontrara por la calle, o de ofrecerle una raya de cocaina, piensenlo.