domingo, abril 29, 2007

Garmendia


La semana pasada murió José María Garmendia, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco y uno de los profesores más curioso que tuve durante la carrera. Es curioso y triste que a menudo no sepamos valorar a las personas o no nos interesemos por descubrir lo que nos pueden aportar hasta que las perdemos.

Aunque fuera mi profesor de Historia Contemporánea de España y Euskal Herria durante un cuatrimestre, se han tenido que publicar dos obituarios en el periódico para enterarme de que fue militante de ETA en sus inicios, luego se pasó al Partido Comunista, y terminó finalmente como docente e investigador, y autor de obras como la Historia de ETA que, en palabras de Manu Montero, "siguen siendo referencias fundamentales". "Su actividad docente e investigadora, así como su distanciamiento irónico respecto a los radicalismos y sus compromisos democráticos en un amplio espectro social configuran una sólida herencia generacional y personal", escribe Montero.

"Tenía aspecto de clandestino y posiblemente le gustaba la clandestinidad. Una inesperada y penosa enfermedad ha puesto fin a la vida de este cordial, discreto, muy discreto, y excelente conocedor de la historia reciente de su pais", escribe Antonio Elorza. Tal vez por esa discreción nos pasaron desapercibidos sus conocimientos. Nos quedamos en la anécdota: una forma de expresarse un tanto refunfuñona, y una baja que terminó en aprobado general.

Durante la carrera solía defender que los profesores tendrían que darnos un currículo a principio de curso para distinguir a quienes más nos podían enseñar de los mediocres. Ya que dudo que eso vaya a ocurrir, os animo a quienes sigáis estudiando a que os enteréis por Internet, preguntando a los profesores o teniendo más psicología, de quiénes merecen la pena. Da pena descubrir tres años después que una ha estado mirando a las musarañas y apenas ha asistido a las clases de un historiador que imparte lo que vivió en primera persona.

La foto se debe a que participó en la película documental de Medem (que recomiendo) con unas declaraciones políticamente incorrectas pero en mi opinión muy acertadas. Es uno de los rostros de la imagen pero no acierto a distinguir cuál, creo que es el cuarto de la fila de debajo del título.

5 comentarios:

Tico dijo...

Vaya.
por alusión: yo una cosa si te digo June, conozco al señor Elorza como profesor de mi facultad. realmente me parece dificil que una persona me pueda llegar a provocar mas repugnancia que este individuo cuyas intervenciones en medios de comunicacion me parecen ademas demagógas y pobrisimas.
salud!

Á. Matía dijo...

Hola:

Garmendia. ¿Daba en primero de carrera? Es que si es quien yo creo, apenas fui a su clase...
No conocía su vida. Intersante, cuanto menos.

Maite dijo...

seguire tu consejo y me pondre a investigar sobre los profes... =)

Cristina dijo...

Me ha gustado lo que has contado. A veces hay personas que descubrimos cuando ya es demasiado tarde.

June dijo...

No me acuerdo, Matía, si daba en el segundo cuatrimestre de primero o en segundo. Era un tío peculiar, muy menudito, con la piel roja y muy cascarrabias hablando. Yo tampoco fui casi; no me motivó nada que el temario fuera el mismo que el de Historia de 2º de bachillerato. De hecho saqué un 8 estudiando sólo el libro del instituto.