domingo, abril 15, 2007

Por la III. República


Como era previsible, los medios de comunicación convencionales apenas se han hecho eco de las movilizaciones en toda España para conmemorar el 75 aniversario de la proclamación de la II. República. Creo que sería muy reiterativo y bastante obvio explicar porqué estoy en contra de la monarquía así que mejor me limito a destacar un par de cuestiones relacionadas.

Leo en El País-País Vasco (creo que es la única noticia de este diario, cuya línea editorial es muy muy muy en teoría partidaria de un Estado republicano, que se refiere a la conmemoración): El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares reivindicó ayer en Eibar los valores de la II República frente a quienes la hacen aparecer como un periodo de la crisis para "legitimar el franquismo y el golpe fascista". Llamazares se refiere a algo que me preocupa y mucho desde hace tiempo. Es completamente censurable y escandaloso que el PP ponga a la misma altura (y lo hace constantemente) las vulneraciones de derechos durante un periodo democrático -en el que, entre otras cosas, la derecha pudo gobernar- como fueron los años entre 1931 y 1936 con un régimen dictatorial y fascista. Aún así, esa propaganda totalitaria cala. Qué vergüenza.

Por otra parte, aprovecho para denunciar que el Rey, entre otras atribuciones que le corresponden por haber sido designado heredero por un dictador fascista y por pertenecer a una familia determinada, tenga tal trato de favor que ejercer la libertad de expresión es delito si se trata de criticarle. Por ello, mi más firme repulsa a la querella a un articulista y dos ilustradores de Gara y Deia por burlarse de las cacerías de osos del monarca. El querellado tendría que ser él por cazar animales protegidos.

Un tercer apunte: detesto el egocentrismo del nacionalismo vasco que lleva a no mojarse en estas cuestiones porque se considera que como Euskadi no es España que haya monarquía o república no afecta a los vascos y vascas. Es lo que me ha argumentado muchísima gente. Esto equivale a que, como no soy irakí me da igual que ese pueblo esté masacrado; como no soy argentina ni chilena me dan igual las torturas y desapariciones en la dictadura militar y la de Pinochet; como no soy de tantos países en el mundo me da igual que en ellos haya dictaduras; como no soy africana me da igual el azote del sida, el hambre y la guerra en ese continente, etc.

Por último, una frivolidad que no lo es tanto. Ayer me encontré con una moneda italiana de un euro, que en el reverso tiene al Hombre de Vitrubio de Leonardo Da Vinci. La moneda española tiene el careto (perdón por la expresión coloquial) del rey. Bonito contraste: los países republicanos tienen insignias y símbolos que apelan a su cultura y los monárquicos a un señor de dudoso cociente intelectual. Espero que no me caiga una querella por ésto.

1 comentario:

Tico dijo...

Les guste o no a los que dices eso, euskadi hoy por hoy esta en España y el rey tambien es rey alli.
Por esa regla de tres yo como no soy monarquico y no reconozco la corona tampoco me afecta podria decir...en fin.

¿ y porque no sale esto (lo del cazador de osos borracho) en NINGUN medio del pais? ¿a lo mejor preferian leer sobre esto que sobre Ana Obregón? con las ganas de saberlo nos quedaremos