miércoles, abril 18, 2007

En el parque


Hoy he hecho algo que no hacía desde hace años: ir al parque. He pasado por delante del parque de Doña Casilda (el más importante de Bilbao, el Retiro bilbaíno pero en minúsculo y muy verde, como se aprecia en la foto) y me he decidido a sentarme en los jardines a leer, comer un helado y disfrutar observando el estanque, los niños, los grupos de jóvenes tocando la guitarra y haciendo malabares... Qué gozada. Y para rematar la tarde he pasado del metro y he caminado hasta casa.

¿Por qué no haremos más a menudo este tipo de pequeñas cosas que son las que nos hacen disfrutar de la vida? Eso es calidad de vida, no consumir y acceder al mayor número de lujos posible. Así que os animo a que mañana mismo hagáis esa pequeña cosa que habéis abandonado: ir a la playa a pasear, tocar música, ir al cine solos, ver un atardecer... Ya me contaréis.

2 comentarios:

Itsaso dijo...

Yo lo de caminar lo hago bastante. Teniendo en cuenta que vivo en un pueblo y que no hay transporte publico, ni quiero que lo pongan, no queda otra que ir a pie a todos los sitios. Pero quizás lo de perderme en las dunas de la playa con la camara de fotos lo tenga que volver hacer, que hace bastante ya que no me acerco.

cris dijo...

Querida June me ha encantado lo que has escrito (como siempre) y es que esa es la filosofía que me gusta. Hacer aquellas cosas con las que la vida tiene un poco más de sentido. En mi caso son los paseos nocturnos por Barcelona sólo escuchando el sonido de mis pasos, una sesión de cine a mi rollo en versión original, una mañana en la playa bien temprano, los almuerzos con él. En fin, esas pequeñas cosas que nos ponen las pilas.