martes, abril 17, 2007

Desnaturalizadas II


Me he pasado la tarde intentando escribir dos entradas diferentes. De hecho, son entradas que llevo pensado escribir desde hace semanas. Una sobre el cabreo que me he llevado al comprobar que el discurso de la Iglesia ha calado en mi actitud moral hacia el aborto. Otra sobre cómo vivimos las mujeres de hoy la sexualidad: cómo no sólo no hay ninguna chica que tenga relaciones afectivas sanas sino que la mayoría tienen serios problemas que afectan a sus vidas en pareja y, sobre todo, a su autoestima.

Pero no consigo hablar de ninguno de los dos temas así que supongo que es una muestra muy elocuente de que las mujeres, en una sociedad aparentemente más libre y igualitaria, nos sentimos más reprimidas y confusas que nunca. Ya que yo estoy bloqueada, espero que al menos vosotras (y vosotros) aportéis algo.

3 comentarios:

á. matía, con el día tonto... dijo...

Hola June:

Yo llevo un día de esos en los que es mejor no pensar porque te vuelves loco. Lo reflejo también en mi blog.

Bien, el aborto es una decisión tan personal que no quiero entrar. Es muy díficil y generalizarlo me da mucho miedo. Yo no sé si mi conciencia aguantaría el no traer (no quiero decir matar) a la vida a un ser. Creo que no me lo perdonaría. Pero claro, es muy personal.

En cuanto a lo de la sexualidad de las mujeres... Bueno, aquí yo poco puede decirte ya que no soy Nacho Vidal..jeje. Es broma. El día que las mujeres empiecen a disfrutar plenamente de su sexualidad, también los hombres descubriremos un mundo nuevo. Por algo se dice que una relación es cosa de dos.

Un saludo muy fuerte.

Lucía, intrigada, dijo...

No os entiendo, pero sobre todo porque no os explicáis. ¿Es tan tabú que no se puede hablar o estamos ante un conflicto generacional en el que vosotros, de la misma edad, entendéis lo que decís y yo estoy impermeable a vuestras palabras?

June dijo...

Normal que no nos entiendas, porque no nos explicamos y ni yo misma me entiendo. Lo dejo para otro día que esté más inspirada y menos encorsetada.