lunes, noviembre 27, 2006

Primera causa de muerte

Según la OMS, la violencia contra las mujeres es la primera causa de muerte en el mundo en mujeres de entre 15 y 45 años, por encima de los accidentes de tráfico. ¿Seguís pensando que no hay que separar la violencia contra la mujer de la violencia contra el hombre?

5 comentarios:

Maite dijo...

cada día mejor tu blog. acabo de leer el precioso debate sobre ETA, PP, Batasuna... muy interesante, pero creo que no tengo mucho que decir sobre el asunto.
la verdad q es un dato abrumador. y sin querer me aterra pensar que a cualquiera de nosotras nos pueda pasar (a ti puedo dejarte al margen porque tu novio no mata una mosca...es un santo). Lo terrible es que con estos datos el poder judicial siga tan pancho, que no tome las medidas necesarias para que ésta cantidad de mujeres dejen de morir a causa de la violencia.
¿Existen datos sobre la cantidad de hombres que mueren al año por violencia contra ellos? Sino es así, que no lo creo, está muy claro que están separados y que no se le puede dar la misma importanciaa la violencia contra las mujeres que contra los hombres.

June Fernández dijo...

Sí, han sido asesinadas 58 mujeres y 5 hombres durante el 2006 en España, según datos de la Junta de Andalucía. Claro algunas de las parejas que han asesinado a esos hombres son también hombres, por lo que es todavía menor el número de asesinatos de mujeres a sus maridos.

Si se habla de violencia contra las mujeres y se ha aparcado cada vez más el término violencia doméstica que tanto se usaba antes es porque la raíz del problema es completamente distinto. Los asesinatos de mujeres esconden claramente un desprecio hacia las mismas. Pocos expertos dirán lo contrario.

Lucía dijo...

Zapatero la llamó ayer 'violencia machista'. No sé si tantas formas de llamarla ocultan un mismo fenómeno o hablan de conceptos distintos.

June Fernández dijo...

En los medios de comunicación de Prisa se ha impuesto ya esa fórmula, y se ve que el gobierno también siente agrado por ella. Para mí es desde luego la más rigurosa, la que más poner el dedo en la llaga. En los medios se utilizan varias, supongo que para no ser reiterativos, pero lo cierto es que cada palabra esconde un concepto diferente (violencia de género es abstracto; doméstica engloba la violencia entre padres e hijos, etc...) así que tal vez tendría que prevalecer el rigor sobre la riqueza léxica.

Txus dijo...

Yo... ya sabéis lo que opino, y no lo veo tan diferente. Sólo en número, que me parece lo menos importante de este problema. Dices (June) que el problema de la violencia machista es que hay hombres que se creen superiores a las mujeres, y se por eso las maltratan. Es por eso que este tipo de violencia es diferente (siempre según tu opinión).
Yo creo que esto es cierto, pero que es lo mismo que en el caso de las mujeres que maltratan a sus parejas. La sociedad ha educado a muchisimos hombres de esa manera, haciendoles creer algo tan absurdo como el hecho de tener el colgajo entre las piernas les hace superiores. Eso ha provocado la violencia contra las mujeres de la que hablamos.
En los últimos tiempos, hay movimientos ultrafeministas (no se como llamarlos, se que no son feministas) que defienden que la mujer por el mero hecho de serlo es superior al hombre, una actitud que a mi me parece exactamente igual de equivocada que la machista. Las mujeres que han sido educadas asi (y no tienes que irte muy lejos, si nos vemos en Mungia te pongo al dia de una pareja que a lo mejor tu no conoces pero fijo que Iker si) son exactamente iguales que los hombres machistas, y por lo tanto el maltrato hacia sus parejas esta fundado en lo mismo.
Es cierto que son muchisimas menos, porque la sociedad ha sido machista desde tiempos inmemoriales. Lo realmente peligroso es que cambiemos una sociedad en la que el hombre es la repera por una en la que la mujer es la repera, porque cometeríamos el mismo error.
Cuando se empezó con la heroína no se le dió importancia a las muertes porque eran "unos pocos", y ahora hay ciudades como Bilbao en las que falta una generaión, y si hablas con la gente de 35 a 40 años de barrios periféricos te darás cuenta de que de los 20 o 30 que iban juntos a la escuela quedan sólo tres o cuatro...
La idea es cortar la raiz del problema, no centrarnos en una parte y que la otra se vaya de las manos.
Vaya txapa, esto parece la biblia :p