miércoles, noviembre 22, 2006

Soziedad Alkoholika


La justicia ha absuelto a Soziedad Alkoholika del delito de enaltecimiento del terrorismo y de menosprecio a las víctimas por el que la AVT le había denunciado. No caigamos en la ingenuidad de pensar que ha ganado la libertad de expresión frente a un grupo de personas que utilizan su condición de víctimas para cargar contra todo el que piense de manera diferente. Esto que han hecho con S.A. va a ser un suma y sigue. A costa del apoyo incondicional que toda la ciudadanía sensible y solidaria da a estos colectivos, ningún grupo mínimamente contestatario va a estar libre de un acoso sistemático.

No voy a negar que este tema es muy complicado. Yo misma he denunciado en alguna ocasión la apología del terrorismo que hacen algunos grupos mediante su música. Pero me parece tan peligroso para la libertad de expresión y el arte emprender ese camino... Y más aún cuando se encausan letras de hace años, anteriores a la Ley de Partidos y en las que es cuanto menos cuestionable que se enaltezca a ETA.

Además, el caso de S.A. pone de manifiesto algo que he dicho a menudo (y se me ha criticado siempre): ¿Qué más tienen que hacer las personas con ideología afín a la izquierda abertzale para no ser criminalizadas? Cito a El Correo: "En su resolución, el tribunal recuerda que los integrantes de Soziedad Alkoholika han manifestado en diversas ocasiones que "repudian" las acciones de ETA y "se muestran contrarios a todo tipo de violencia". Además, en una entrevista del año 2000, afirmaron que "no apoyan la existencia de ningún grupo armado en una democracia" y que "ser vasco y tener canciones en contra de la Policía y contra lo que no nos gusta, no es lo mismo que apoyar a ETA".

Además, por lo que leí en una noticia anterior, las canciones que han sido objeto de análisis son de principios de los noventa y sus autores afirman que ni siquiera las cantan en los conciertos. ¿No sé supone que las leyes sólo tienen carácter retroactivo si ello supone un beneficio para los encausados? Eso me recuerda al caso de Fermín Muguruza. Veinte años cantando contra el machismo, el imperialismo, el racismo y la sociedad del consumo para que se le siga censurando por unas canciones de cuando Franco acababa de morir y España todavía tenía bien poco de democracia.

Total, que entiendo lo complicado del tema y que la apología del terrorismo no puede quedar impune. Claro que tampoco deben quedar impunes otro tipo de apologías antidemocráticas, y ahí tenemos las enormes esquelas de El Mundo dedicadas al caudillo que, todo sea dicho de paso (y con eso no quiero quitar hierro al terrorismo) mató bastante más que ETA. Invito a la AVT a denunciar a El Mundo por menostrecio a las víctimas del franquismo y enaltecimiento a una dictadura. ¿O es que hay diferentes niveles de víctimas?

8 comentarios:

Nahum dijo...

June, con todo respeto, creo que te equivocas un poco. Dices: "esto que han hecho con S.A. va a ser un suma y sigue". Como si la AVT fuera a pedir en breve la prohibición de Dylan, Silvio Rodríguez, Javier Álvarez y el Sabina más irónico. O prohibir a los trovadores anti-franquistas de los setenta. O el rapero Tote King, que hace las letras más hirientes hoy en día.

Seamos rigurosos: hasta donde yo sé, solo se querellaron (algo muy lícito en democracia: para eso está el poder judicial) contra Muguruza y S.A. por canciones como "Explota Zerdo" o "Síndrome del Norte" (letras de muy dudoso gusto para mí, por cierto). Y los jueces no les han dado la razón.

No es ir contra todos los cantantes que ejerzan crítica social. El siguiente no va a ser Lluis Llach ni Amaral. Que así como lo expresas parece que la AVT (o Covite) son la Inquisición... Y, cometen errores, claro, pero creo que están haciendo mucho por la memoria y el recuerdo de tantísima gente que fue asesinada por pensar diferente, por pasar por ahí, por defender unos valores legítimos en democracia.

Un último apunte sobre la canción protesta: que no nos vendan la moto como contestatarios. Los verdaderamente contestararios en Euskadi han sido quienes se han opuesto con su arte y su pluma al terror etarra, los que han superado el miedo a que les volaran la tapa de los sesos (el escultor Ibarrola, el poeta Juaristi, el cantante Imanol Larzábal, la novelista Díaz Más, el escritor Aramburu, el cineasta Arteta, etc.). Esos, como muchos otros que durante el Franquismo se opusieron al dictador, sí que protestaban contra la falta de libertad. Y, por tanto, con riesgo real para sus vidas. Creo que es pertinente no perder de vista estos "escalones de protesta" a la hora de identificar a los héroes.

June Fernández dijo...

Lícito será,pero sigo sin entender por qué se denuncia a dos grupos por canciones de hace décadas que no tienen nada que ver con las letras actuales, que son anteriores a la Ley de Partidos y cuyos cantantes han expresado en más de una ocasión que son contrarios a la violencia.

No has contestado a lo del doble rasero pero me has dado un nuevo motivo para hablar de ello. ¿Cómo es que los mismos que hacen memoria y recuerdo de víctimas (algunas de hace 30 años) son contrarios a la memoria de los asesinados hasta hace cuarenta años? ¿Quién pone el límite de años? ¿Por qué valen más esos muertos que los del franquismo?

En cuanto al suma y sigue, Berri Txarrak, cuyo primer disco tengo y no dice absolutamente nada que enaltezca a ETA, es otro de los grupos afectados. Y tiempo al tiempo. Me recuerda a la noticia publicada en mi anterior blog: "ETA actúa en La Habana" decía un disidente. Se trataba de Manu Chao, que como hizo una gira con Muguruza y Muguruza es ETA, pues Manu Chao es ETA. En ese mismo artículo se hablaba de la incapacidad artística de Silvio (que por cierto es mi cantautor preferido, la música que escucho a diario y quien cuestiones que es un genio poco sabe de música, dejando a un lado la política). Pregunta a la AVT (teniendo en cuenta que el PP apoya a los disidentes más radicales de Miami, que participó activamente en el golpe de estado a Chávez...) qué opina de eso.
En Pásalo y 59 segundos aparece a menudo Gorka Landaburu, un hombre que ha vivido el terrorismo en sus propias carnes. Y esa vivencia le mueve a desear la paz para que nadie pase por lo que ha pasado él. Prefiero quedarme con las víctimas que renuncian a su odio y a su sed de venganza para ayudar crear un país mejor en el que nadie más tenga que sufrir en valde.

Por cierto, a mí también me parecen horrorosas las letras de SA. Pero son más cercanas a grupos antisistema que a la izquierda abertzale. No se puede meter en el saco de ETA todo lo que suene a violencia y, si es así, ojalá se haga también con los grupos de música ultraderechistas.

Txus dijo...

Creo que lo habéis dicho todo ya. Sólo un apunte, "están haciendo mucho por la memoria y el recuerdo de tantísima gente que fue asesinada por pensar diferente" es una frase impresionante, y estoy completamente de acuerdo con ella. El problema es que a veces están más interesados en honrar la memoria de los muertos que en la de los vivos.
Con respecto a las esquelas, es mejor una del martes, hablo de memoria pero la letra pequeña venia a decir algo asi como que vuestras almas descansen en paz y las nuestras no lo hagan hasta que podamos recoger lo que vosotros sembrasteis. Esta semana es la semana de las esquelas de el mundo en el bar en el que habitualmente desayuno. La esquela más suave es la que hablaba de los cruel e injustamente asesinados por las viles hordas rojas... Hoy también hay una que habla de los ejercitos marxistas.
Al igual que comparaba a Batasuna con España 2000, creo que esta semana el mundo se ha puesto a la altura del egin, la diferencia es que Pedro J. seguirá sacando su periódico sin que a nadie se le ocurra ni siquiera plantearse la legalidad de su contenido. Y si los que lo tienen que hacer no lo hacen, mucho menos yo.

Nahum dijo...

Pero, June, ¿qué tiene que ver la Ley de Partidos con todo esto? No lo entiendo, de veras. Y no sé por qué lo denuncian ahora: quizá porque cuentan con un equipo jurídico ahora, porque se han enterado ahora (bueno, esto lleva coleando tres años) o porque estaban tan deprimidos por la muerte de sus seres queridos que no tenían ganas ni de pelear por lo que consideraban justo. Yo que sé. Me da igual.

Me sigue pareciendo lícito que la esposa de algunos de los guardias civiles asesinados a principios de los noventa pida explicaciones por una canción como "Explota Zerdo" o "Síndrome del Norte", compuesta en aquellos años (si no me equivoco, "Explota Zerdo" está en "Mil a gritos", un disco del 95, no tan lejano). La Justicia les ha dicho que no tienen razón, que no es apología, pues ya está. A mí me sigue pareciendo un canción repugnante, ¿puedo decirlo, no?

¿Y estás segura que Covite o la Avt son contrarias a la memoria de los asesinados hasta hace cuarenta años? Así dicho parece que todos son franquistas redivivos, totalitarios en potencia.

Parece como si fueran incompatibles unas víctimas y otras. En plan: o estás con las víctimas del franquismo o con las de Eta. Y no creo que sea así, June. Se puede apoyar a las dos y creo que se trata de problemas distintos: unos fueron asesinados en la dictadura y otros en la democracia; unos "legalmente" por el aparato estatal y otros por una banda terrorista. No sé, me parecen dos cosas distintas, pero podemos jugar a confundirlas, para así quitarles razón a unas o a otras.

Dices: "Prefiero quedarme con las víctimas que renuncian a su odio y a su sed de venganza". Estoy de acuerdo contigo. Plenamente. Ahora bien: jamás confundiré venganza con justicia, ni odio con memoria. No sé qué entiendes tú por sed de venganza, pero (salvo Ynestrillas) no conozco ni una sola víctima que en su "sed de venganza" haya matado, robado o extorsionado o se haya vengado de quienes les han dejado huérfanos con herramientas diferentes a las estipuladas desde la legalidad. Exigir justicia y memoria, reivindicar las razones de los asesinados, recordar por qué murieron para deslegitimar los discursos violentes me parece el mayor homenaje que se les puede hacer. Si quieres podemos hablar de otras "cagadas" de la AVT (o los valerosos de Covite, con la corajuda Cristina Cuesta al frente), pero no de azuzar la "sed de venganza". Ah, y Gorka Landáburu me parece un tipo admirable.

Un último apunte: no estoy muy puesto de música ultraderechista (o sea, que no la he escuchado jamás). Solo te puedo decir que hace unos años se cerraron en Barcelona dos librerías ultraderechistas (Kaiki y Europa) por apología del nazismo y negación del Holocausto. Evidentemente, me parece fantástico: creo que la libertad de expresión tiene límites. Por ejemplo: proclamar que los negros son una raza inferior y merece ser exterminada o que la mujer está genéticamente preparada para poner lavadoras son pensamientos inaceptables en una democracia. Pues lo mismo para otras apologías que atenten contra la democracia...

June Fernández dijo...

Te contesto cada punto:
- La Ley de Pertidos es un marco que convierte en delito lo que hace años no lo era, y la que está contribuyendo a criminalizar a todo un sector social. La que ha permitido abrir macrisumarios terroríficos que poca gente entiende.
- A mí me sigue pareciendo injusto denunciar a artistas por letras escritas hace años, no representativas de las letras de ahora y más cuando sus autores expresan su rechazo a ETA de manera explícita.
- Esas letras son repugnantes, completamente de acuerdo. Pero eso es lo que dice precisamente la sentencia: arremeten contra la policía pero eso no tiene nada que ver con ETA. Varios colectivos pueden arremeter contra la policía por motivos distintos y eso no les hace iguales.
- Estoy segura de que la AVT es cercana al PP (de hecho apuesto a que si se consigue la paz sus líderes pasen a formar parte de ese partido) y que el PP ha estado siempre en contra de quitar estatuas o nombres de calles y ha dicho que la memoria histórica no sirve más que para reabrir heridas. El PP no ha condenado nunca, que yo sepa, el franquismo.
- Claro que es compatible. Yo me solidarizo con ambas, aunque no me guste la actitud de uno de los muchos colectivos que las representan. No entiendo qué quieres decir con esa diferencia. Para mí, si es que la hay, es mucho más terrible el terrorismo de Estado.
- Me parece que una persona que se opone a la negociación aunque ese camino pueda conducir a la paz se mueve o por venganza (que me parecería humano y comprensible, la verdad) o por oportunismo político. (La verdad es que soy demasiado joven como para recordar si apoyaron la tragua anterior pero supongo que sí. Respeto que exijan justicia pero me temo que la vía policial, por decirlo de alguna manera, no va a conseguir que siga muriendo gente. Y entre la justicia y la paz, me quedo con la paz, porque por desgracia no creo que ambas sean posibles hoy. Además, se sigue deteniendo a gente así que no veo que el PSOE haya dejado de apostar por la justicia.
- Yo tampoco soy experta en neonazismo pero creo firmemente que es un fenómeno que preocupa menos de lo que debería y que la apología al franquismo debería ser delito como lo es la apología al nazismo en Alemania y el menosprecio a las víctimas del Holocausto.

June Fernández dijo...

Perdón, quería decir que no creo que la vía policial impida que siga muriendo gente. Siento tantas faltas, es que tengo prisa.

Txus dijo...

Yo me adelanto a las críticas a June, antes de que nadie diga "no puedes comparar a Franco con Hitler" lo voy a decir yo. Es cierto, no se pueden comparar porque Hitler llegó al poder tras unas elecciones libres y democráticas y Franco tras un golpe de estado.
Si para conseguir la paz todo el mundo tiene que olvidarse de mis antepasados asesinador por uno y otro bando en la guerra civil, yo soy el primero que va a decir que no se acuerda ni de sus nombres. El problema es que demasiada gente no es capaz de tragarse el orgullo por conseguir la paz.
Y asi nos va.

Maite dijo...

leí uno por uno todos los comentarios que fueron dejando todos... y lo único que me quedaba por decir lo encontré en el ultimo. Estoy completamente de acuerdo con lo que dice txus: demasiada gente no sabe tragarse el orgullo para conseguir la paz...