martes, noviembre 21, 2006

Hombres


En abril, cuando visité Barcelona, vi en un centro social okupado (lo que aquí llamamos gaztetxe) un cartel que me fascinó. Se trataba de un grupo de hombres que se reúne para reflexionar sobre lo que significa ser hombre hoy en día. Ayer, Documentos TV emitió un reportaje sobre este tema y desde ayer necesito hacer un reportaje para dar a conocer el tema. Mientras si compruebo si es posible, os lo explico a vosotros.

Como decía uno de los protagonistas del reportaje, los hombres se encuentran en un momento de crisis en el sentido positivo del término, porque toda crisis supone una trasformación, un oportunidad de cambio y de superación. El modelo tradicional de hombre ya no les sirve y la mayoría lo rechaza conscientemente. Se han dado cuenta incluso de lo perjudicial que les ha resultado guiarse por ese modelo, que les ha reprimido, les ha impedido llorar, disfrutar de la paternidad, del amor, de las expresiones de cariño, les ha impedido en definitiva desarrollar una inteligencia emocional.

Pero todavía no hay establecido un nuevo modelo sólido y la educación recibida sigue haciendo inevitable seguir necesitando demostrar lo que se entiende por virilidad y se sigue temiendo ser tachado de calzonazos u homosexual.

En España, desde finales de los ochenta, se han creado unos 50 grupos que reflexionan sobre estas cuestiones. Se hace la lectura de que un hombre heterosexual no se define por lo que es sino por lo que no es (todo lo que caracteriza a las mujeres y a los hombres homosexuales) y por ello se reúnen para buscar su verdadera identidad. Una identidad que les permita sentir, disfrutar, respetar a las mujeres y luchar por la igualdad.

Estos grupos son a menudo gérmenes de otros que dan un paso más: colectivos de hombres por la igualdad. Además de hablar, este tipo de grupos hacen también acciones reivindicativas. Documentos TV recordaba la planchada organizada por uno de los grupos andaluces, que consistía en ponerse en medio de la calle a planchar bajo el lema “No te arrugues. Comparte las tareas” o algo similar.

Creo que los hombres de mi generación tienen ya casi superada la crisis. Siguen guardando ciertas formas de virilidad pero ya incluso para ellos resultan cómicas, hasta grotescas. Tal vez el paso que falte todavía es atreverse de extrapolar a la vida pública lo que se hace ya en el ámbito más íntimo. Es decir, los veinteañeros lloran, comparten las tareas, son sensibles con las mujeres, se permiten romper la coraza. En cambio, en público siguen con ese rictus de machito.

Yo tengo en la familia un hombre similar a los que acuden a esos grupos y veo cómo a menudo no es comprendido: mi padre. Sigue sorprendiendo que, por su trabajo, siempre haya sido él el que ha llevado el peso de las tareas del hogar y del cuidado de los hijos. En mi cuadrilla hay una pequeña broma. Si una chica dice que algo es fucsia o beige los chicos en seguida sueltan que los hombres sólo conocen ocho colores. Mi padre me planteó hace poco si elegir una pintura para la pared verde pistacho, botella o pradera.

No ha asistido a este tipo de grupos pero ha hecho ese trabajo personal de manera autodidacta. Quienes le conocen deberían de admirar su naturalidad para hablar de sentimientos, para dar besos y abrazos también a hombres, para hablar de lo que se llama “cosas de chicas”. En él he visto la necesidad de que todos los hombres hagan ese trabajo de crecimiento personal, con lo que serán más felices ellos y convertirán el mundo en algo más agradable.

Para finalizar, os dejo un fragmento de Lao Tse que se leyó en el programa y me encantó. Recomendaros también el libro El caballero de la armadura oxidada, que es una hermosa parábola de todo esto:

Cuando el hombre nace es frágil y flexible.
Cuando muere se torna fuerte y rígido.
También las plantas y los arboles nacen frágiles y flexibles
pero al morir se vuelven mustios y secos.
Lo fuerte y lo rígido pertenecen al dominio de la muerte.
Lo frágil y lo flexible pertenecen al dominio de la vida.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola June !!! Como ves seguimos por aquí. Imposible resistirse a recrearse y reflexionar con escritos como éste.
Parece que el mundo está cambiando o, al menos, tiene ganas de hacerlo.
Realmente, admiramos a las personas de las que habras en tu artículo, máxime si se trata de hombres con orientación heterosexual. Y por supuesto, a tu padre. Qué más da que no le comprendan... Estamos seguros de que es una buena persona y que su felicidad interior es capaz de transmitirla a quienes le rodean.
Enhorabuena por este artículo con el que nos encontramos plenamente identificados por nuestra propia forma de entender la vida, basada en el respeto y la igualdad.
Volveremos pronto por aquí. Así que te animamos a seguir escribiendo. Lo haces cada día mejor...
Muchos besos, o muxutxus, como decís en tu tierra.
Tus amigos de MASCULINO POR DOS, desde Sevilla,
JM y JC

Txus dijo...

Si necesitas a un "calzonazos" que casi es treintaañoero ya para ese reportaje solo tienes que avisar. Eso si, después de tanto demandar muestras de cariño en público... ¿por qué luego os da verguenza?
Un besin guapichima.

June Fernández dijo...

No entiendo lo de la vergüenza, supongo que estás generalizando algo de tu pareja que no tiene nada que ver conmigo. En mi pareja yo soy la pegajosa.

Maite dijo...

No sabía yo que existían grupos de personas que se juntasen a reflexionar sobre el tema. Me parece muy interesante y una muy bunea forma de mejorar las cosas...
con todo lo que hablas de tu padre estan empezando a entrarme ganas de conocerle, debe ser una persona maravillosa! =)

Leí lo de Blossom, pero nunca vi esa serie. ¿Qué día la dan?

Nos vemos el viernes. Un besito!

June Fernández dijo...

Mi aita tiene esa virtud y muchísimos defectos. Dan Blossom de lunes a viernes a las 8.20 de la tarde en La 2. Te pilla un poco mayor pero está guay. Por cierto, no te has mojado en la entrada polémica, jaja. 15 comentarios, algo inaudito en este blog. Pero tendrás ocasión, tal vez mañana mismo con lo de SA. Por más que lo intento no soy capaz de dejar de gritar en el blog las barbaridades que ocurren relacionadas con el conflicto y parece que ese es el único tema que despierta interés. En fin, esto me recuerda a El Veterano.

Cristina dijo...

Felicita a tu padre porque una persona así no se ve cada día. Yo estoy conociendo a alguien que podría ser así. Y que me sorprende cada día con detalles que sólo las mujeres somos capaces de tener pero es que todo está cambiando y esperemos que para mejor.