jueves, abril 17, 2008

A vueltas con las ministras


He decidido pegar lo que comenté al respecto en otro blog: "Por un lado, me parece genial que se exija paridad en las instituciones porque es la única manera a corto plazo de favorecer el acceso de las mujeres a esos espacios. Si una mujer acepta ser ministra de Defensa, ya se ve que no va a transformar nada. Pero por muy facha que sea una mujer, hay que lograr que tenga las mismas posibilidades de ostentar el cargo que un hombre facha. El problema es que los partidos como el PSOE han convertido a las cuotas en una meta, en vez de verlo como un simple recurso temporal. Así, el objetivo final de transformar el sistema se diluye, al presentarnos que todo está logrado.

Lo mismo con el Ministerio de Igualdad. Es necesario crear un órgano decisorio (no sólo consultivo como los que existen ahora) que diseñe políticas transversales en todas las áreas que gestionan el resto de ministerios. Que exista es bueno, lo que no quita criticar que lo van a utilizar de puta pena. Y el nombramiento de la ministra da mucho que pensar. A cualquiera se nos vienen a la cabeza varias históricas del feminismo militantes del PSOE. En vez de eso, han puesto a una joven de trayectoria desconocida y más como técnica que como feminista".

Carmen Moreno nos ha dicho que le demos tiempo a la ministra de Igualdad, que es una excelente persona y política. No es que dudemos de ella, sino que pienso que se ha elegido una persona de perfil más bajo, más expuesta a ser criticada y manipulada. Como creo que os conté, desde el feminismo vasco nos hemos mostrado preocupadas porque el feminismo institucional y la igualdad formal generen un espejismo de igualdad real.

Igualdad no es que haya más ministras. Es que desaparezcan las discriminaciones por razón de sexo en política, en los sueldos y el acceso al trabajo de calidad, en el respeto a nuestro cuerpo y a nuestra sexualidad, que desaparezcan las agresiones por razón de sexo, y un infinito etcétera que hace necesario el trabajo de las feministas. Porque, repito, no es tan fácil como decir "a partir de ahora todos personas". El imaginario social no se cambia así por así (¿verdad, Pripus?)

2 comentarios:

Icaza dijo...

"Igualdad no es que haya más ministras" No puedo estar más de acuerdo contigo en ese punto.

No creo en la ley de Paridad, porque a mi entender lo único que hace es decir a la sociedad que el sexo de una persona SI importa. Si yo exijo que haya el mismo número de hombres y mujeres, es porque es importante que haya hombres y mujeres. Y nos olvidamos que lo realmente importante es que haya gente competente (sin importar su sexo, raza, religión, etc.).

Los pasos a dar para acabar con esas desigualdades deberían estar más centradas en la educación y en la formación... y no en crear leyes de "discriminación positiva"... porque la discriminación siempre implica una parte negativa (¿!¿!¿!A igualdad de condiciones un hombre se ve discriminado por la ley!?!?! ¿Es eso justo?).

Vanagloriarse de tener mas ministras que ministros, no es sino retroalimentar la creencia de que el sexo de una persona importa; y especialmente en temas de ministros no importa un comino. Si Carmen Chacón es válida para ese ministerio poco ha de importar que sea mujer u hombre, catalana o sevillana, católica o atea, nacionalista o facha... sino que se válida.

Un saludo

Javi dijo...

Estoy de acuerdo en todo tu planteamiento menos en esto: "El problema es que los partidos como el PSOE han convertido a las cuotas en una meta, en vez de verlo como un simple recurso temporal.".
Pienso que es al contrario. El PSOE, por desgracia, utiliza la paridad como un recurso a corto/medio plazo. De cara a la galería en muchos casos. ¿Hay paridad entre los secretarios de Estado? (no lo he podido mirar). Entre los asesores de Zapatero creo que la mayoría son hombres.
Tener más mujeres en el gobierno les ha dado y les va a dar muchos más votos. Y, por desgracia, creo que es lo que más les interesa.
Están consiguiendo tapar otros temas; ni siquiera se llega a analizar si el nuevo gobierno es digno o se han reido de todos sus votantes manteniendo en el puesto a gente que no sabe hablar en público ni hacer un discurso digno, como el ministro de Cultura. ¿Realmente Moratinos ha hecho algo para seguir siendo siquiera conserje del Ministerio de Exteriores?
Me parece estupendo que Chacon sea ministra de Defensa, pero hace cuatro meses era la "indicada" para llevar el Ministerio de Vivienda. ¿Todo el mundo sirve para todo?.
Zapatero es el mejor bombero pirómano que hay en España. Va a tener que abordar la Ley de Igualdad en esta legislatura; en la elite de la judicatura es de chiste el porcentaje de mujeres y hombres. Es casi imposible que vaya a lograr una equiparación. Pero él, mientras, dirá que en su gobierno hay más mujeres.