lunes, noviembre 12, 2007

Percepción sobre la inmigración


Ayer estuve en un encuentro sobre Cooperación y Género en el que una miembro de la organización bilbaína Mujeres del Mundo dió un dato muy gráfico. El Observatorio Vasco de Inmigración (Ikuspegi) preguntó en su último estudio a las personas encuestadas si la presencia de inmigrantes le parece insuficiente, poca, normal, bastante o demasiada, y qué porcentaje cree que supone la población inmigrante respecto a la población total. El 79,9% dijo que la presencia de inmigrantes le parece bastante o demasiada. Según los encuestados, el 26,71% de la población vasca es inmigrante.

El porcentaje real es un 4%. Preguntados sobre si, después de conocer la realidad, siguen pensando si ese 4% es mucho o poco, el porcentaje de quienes contestaron que es bastante o excesivo bajó al 58,3%. En concreto alrededor del 45% contestaron en ambos casos que bastante, pero quienes contestaron que es excesiva pasaron de ser el 35,2% al 12,6%.

Conclusión: es imprescindible que los medios de comunicación y toda persona que pueda conseguir que sus opiniones trasciendan (por ejemplo, en los blogs) informen sobre los datos reales. Como vemos, la información contribuye a que menos personas vean en la inmnigración una invasión o una amenaza.

Por cierto, para mí los inmigrantes no son ni muchos ni pocos. Son las personas que han decidido tomar (nunca a la ligera) la decisión de iniciar un proyecto migratorio que en muchos casos supone un riesgo para la vida, alejarse de los seres queridos, vivir las consecuencias emocionales del desarraigo, etc. Pero, para quienes necesitan otros argumentos para acoger bien a los inmigrantes, tal vez les convenza más Pedro Luis Uriarte.

Presidente de Innobasque, ex consejero vasco de Economía y Hacienda y ex consejero delegado de BBVA, calculó en una entrevista (prescindí de la cifra en ella pero es lo que me dijo) que Euskadi necesita un 20% de inmigrantes para superar las limitaciones de ser una región pequeña y con una población envejecida. Sin esa condición, decía, es imposible cumplir el objetivo de ser un referente europeo en materia de innovación. Lo que digo de Euskadi estoy segura de que lo hubiera extrapolado a la mayoría de comunidades españolas. Aún así, ojalá que sobre los argumentos económicos primen los humanitarios e incluso los culturales: la riqueza que supone la multiculturalidad.

Por otro lado, Francy, la chica de Mujeres del Mundo, nos hizo un curioso ejercicio. Nos mandó decir sin pensar las características que tiene la persona que imaginamos al evocar el concepto de inmigrante. Propusimos un hombre negro, joven y pobre, que ha venido para trabajar. A parte de las matizaciones a lo de joven, pobre y que ha venido a trabajar, que también fueron importantes, el elemento clave es hombre y negro.

El número de mujeres inmigrantes ha alcanzado ya el de hombres (disculpadme que no tenga las cifras) y en el informe de Sos Racismo, creo recordar que el porcentaje de población subsahariana no llegaba al 10% en España. La inmensa mayoría de los inmigrantes (creo recordar que en torno al 60%) no llegan a España en patera sino en avión. La región de la que provienen la mayoría es de Latinoamérica, y es precisamente la inmigración latinoamericana la que más se está feminizando. Por lo tanto, creo que es importante repasar y desmontar los estereotipos.

Por cierto, si escribís "inmigrantes" en Imágenes de Google veréis cómo las primeras fotos concuerdan con el estereotipo citado.

7 comentarios:

fernando dijo...

Muy buen post. Yo no estoy en conta de la inmigración. Pero hay que regularla. No pueden dejarse las puertas abiertas para que entren cualquiera. Deben entrar sólo quienes de verdad vengan a trabajar e integrarse. Resulta muy bonito decir que toda la inmigración es buena, pero hay problemas también que deben ser abordados.

un abrazo.

Tico dijo...

Pues yo si que estoy en contra de la inmigracion(pero no del inmigrante)

la primera victima de la inmigracion es el inmigrante.
Hay que hacerles la vida más llevadera y ayudarles en todo lo posible pero teniendo claro que el hecho de que tengan que venir aqui ya es un acto de VIOLENCIA del sistema hacia ellos y hacia nosotros. Sería de idiotas negar que estos flujos de mano de obra entre paises no perjudican a la clase obrera y sus condiciones al dividirla en una categoría más y dificultando enormemente la solidaridad entre estos (que es su única arma frente al capital)
de la misma forma seria de idiotas (y de repugnantes)culpar de todo esto al inmigrante...que insisto es el mayor perjudicado.

Aqui lo único que hay que regular (o más bien cortar) son los beneficios de las multinacionales.

Salud!

Tomara! dijo...

No quería ponerme maximalista, pero ante la imposibilidad de hacerlo voy a decir: ¿Son los derechos humanos universales? ¿Son inherentes a todas las personas por el hecho de serlas? ¿Cuando hablamos de inmigración nos referimos a personas? Luego si somos todos personas con idénticos derechos por el hecho de haber nacido, no puede haber ningún tipo de discriminación por razones de sexo, edad...procedencia...Luego ¿Dónde está el debate?

Jluis dijo...

june, una entrada estupenda. Tocas un montón de aspectos y todos muy acertadamente.

El baile interesado de cifras es la norma en al hablar de inmigración, igual que la premisa en que se está convirtiendo aquello de que hay dos grupos de inmigrantes, los que vienen a trabajar y los que no. Esto lo digo en alusión al comentario de Fernando.

Es cierto que hay situaciones o "problemas" a abordar, pero es un punto de partida erróneo a mi parecer separar a la quienes vienen a España en dos grupos uno con buena y otro con mala voluntad.

En fin. Es un debate que da para mucho, pero me interesaba señalar que partiendo de la sospecha la visión sobre cualquier cosa no puede sino ir lastrada.

un abrazote.

migramundo dijo...

En efecto, la percepción sobre la inmigración está bastante distorsionada y estereotipada. Creo que habría que dar un paso más para cambiar esta idea y pedir a los dirigentes que se mojen en este aspecto. Directivos y ejecutivos ocultan su opinión sobre el hecho inmigrante, que, sin embargo, airean los políticos con fines electorales y, consecuentemente, demagogos. El resultado es que los medios de comunicación se hacen eco de lo que dicen éstos, pero nunca de lo que dicen aquéllos, los dirigentes, porque no se conoce. Las declaraciones de Pedro Luis Uriarte me parecen un buen ejemplo de lo que que apunto.
Buena entrada, June. Enhorabuena. Saludos.

June Fernández dijo...

De acuerdo con Tico, Tomara y JLuis. Gracias a éste último porque lo que le contestas a Fernando es lo que hubiera respondido yo pero mejor expresado. En cuanto a Migramundo (muchas gracias por el elogio), he puesto lo de Uriarte porque habrá a quien le convenza, pero a mí no me gusta plantearlo como una necesidad de mano de obra sino como una cuestión de justicia social y derechos universales. Gracias, Fernando, por aportar tu siempre valiosa (aunque esta vez no la comparta) opinión.

Martín Bolívar dijo...

Una entrada, June, excelente. La encuesta hecha en el País Vasco es posible que se parezca a otras que se hicieran en comunidades autónomas españolas. Pero ya te he leído en comentarios anteriores en los que coincido, en que los medios informativos influyen distorsionando esta realidad, basándose en mensajes que aprovechan para enviar los políticos que utilizan a los periódicos, a las radios y a las televisiones. Tu blog nos hace respirar aire fresco y, lo más importante, nos ayuda a pensar.