lunes, noviembre 19, 2007

Cantos cubanos



"Si no fuera por el son, existiría en el mundo una tristeza bárbara", solía
decir Compay Segundo. Estoy de acuerdo. Al menos el son ha sido para mí una fuente casi diaria de energía, ilusión y momentos dulces con personas muy especiales. Por eso quiero conmemorar el centenario del nacimiento del gran trovador, que se cumplió anteayer. En el video, uno de sus clásicos, Chan Chan.

Por otro lado, durante el último mes nos han llegado a Euskadi otro tipo de cantos cubanos. Se trata de la Camerata Vocale Sine Nomine, un singular coro porque, formado solo por hombres, recupera la figura renacentistas del contratenor, que cantaba en registros femeninos cuando las mujeres tenían prohibido cantar. Dicho en otras palabras, el coro cuenta con hombres soprano y cotralto que cantan en la misma (o casi) tesitura que las mujeres de los coros mixtos. Su repertorio se centra en obras sacras y profanas del renacimiento, pero también interpretan en sus conciertos música espiritual negra, boleros y hasta congas. Tengo problemas con Goear, pero en cuanto pueda os pondré su versión del Wade in the water, porque es alucinante.

Les fui a ver a dos conciertos y me fascinaron tanto sus voces como su simpatía y hospitalidad. Me trataron como a una reina, la verdad. De mi encuentro con ellos he sacado un reportaje, unos momentos muy agradables, conocer un poco más la realidad cubana y, espero, alguna amistad en la distancia. Arriba, una foto de los integrantes sacada de Internet.

En fin, una vez más me entra la rara nostalgia de un país que no conozco, pero con el que siempre he soñado y los intentos de visitarlo se han visto frustrados varias veces. Me quedo una vez más con la ilusión de irme en marzo (cruzo los dedos) y con el buen recuerdo que me han dejado varios paisanos durante las últimas semanas.

8 comentarios:

�Tomara! dijo...

No es mala idea la de hacer un viaje distinto por el gran caim�n...Contradictorio, bello, rico, a veces m�gico, socialista y no, revolucionario y autoritario, crisol de culturas, de gentes, de poetisas y guajiros, de educadoras y cirujanos, de cantores y bodegueras...

Vayamos al Teatro Garc�a Lorca, paseemos por el Prado (de los so�adores), pateemos la Habana vieja, entremos en su catedral (sumergida de tejas), perd�monos en Belascoain para llegar a Cayo Hueso...y de all� siempre al malec�n...

�vayamos pues!

RGAlmazán dijo...

El Son una maravilla. Y que te voy a decir de Cuba. Todo bueno, lo mejor... los cubanos. Yo fui una vez y me gustaría volver. Es un sitio para volver siempre.
No conozco Varadero, no lo visité. No me interesaba la playa, pero me pateé Habana vieja y también fui a Santiago, donde la gente no camina, baila; no habla, canta.

Una maravilla.

Salud y República

June dijo...

Qué envidia, Rafa. Yo esta vez iré sólo a La Habana pero me encantaría conocer Santiago. De hecho espero poder ir tantas veces que hasta termine bañándome en Varadero (si hay algo más que complejos hoteleros).

Tomara, lindo, ¿qué te voy a decir? Pues que ¡tomara! Ay, Tomara, goazen dantzatzera! En marzo nos vamos como que me llamo June. Y con un guía como tú... Mmmmmm....

Maite dijo...

qué lindos ellos!

Cristina dijo...

Maravilloso. Como te decía hace un momento el son cubano y Buenavista Social Club me trae buenos recuerdos. La primera vez que vi el documental en el cine me faltó muy poco para levantarme y bailar. Lástima que ya vayan quedando poquitos. Había un pianista estupendo, Rubén González que tocaba muy bien el danzón. Ibrahim Ferrer y Compay Segundo ya se fueron. Por otro lado me ha sorprendido el coro que comentas. He escuchado la canción que me enviaste y me han llamado la atención las voces. En fin, gracias guapa. Muxus!

Maite dijo...

no he dicho que la cancion wade in the water es genial!!!

("qué lindos" era para ti y para tomara!)

Cristina dijo...

¿Te vas a Cuba????? Qué envidia me das. Yo este año lo tengo reservado para mi Buenos Aires querido. Mi hermanita del alma vive allí y se lo he prometido. Además quiero ir a la Patagonia pero Cuba no se irá, así que otro año será. Nos queda tanta vida...

Jluis dijo...

La música..mmmmmm...... Cubana, brasileña, de acá o allá... te engancha por la memoria, te voltéa y te devuelve rostros, miradas y sonrisas olvidadas.

La semana pasada organizamos un concierto con un grupo de afrobeat, que por estar formado por personas que viven en Zaragoza se definen como afromaños... Al volver a casa no me cansaba de repetir que la música en directo tenía que ser por prescripción médica y cada semana.

En fin, para ese viaje que comentais, ya sabes... no dejes de escuchar música. Es el mejor modo de grabar a fuego el viaje muy cerca del corazoncillo.

Un abrazote.