lunes, marzo 02, 2009

Escaños bailarines


Son tres las ideas con las que me quedo:
1- Un escenario abiertísimo para todo tipo de acuerdos. Como periodista, disfruté un montón de esos escaños bailarines que a cada cambio de compás daban pie a una nueva posibilidad de acuerdo. PNV+PSE, PSE+PP, PSE+PP+UPYD, PSE en minoría con votos del PP y de UPYD, PNV en minoría con votos de Aralar, EA y EB... Me parece apasionante.

2- Zorionak, Aralar! Me alegro muchísimo de los 4 escaños de un partido valiente que supo distanciarse con firmeza de la violencia de ETA. Creo que han hecho una buena campaña, sin renunciar a su discurso independentista pero engranándolo en propuestas progresistas, al contrario que EA, cuyo programa se basaba en más soberanismo como receta para todo. Creo que esa diferencia explica el descalabro de EA.

Aunque probablemente gran parte del voto recogido por Aralar proceda de EA y del otro gran descalabrado de la noche, Ezker Batua, celebro que la ilegalización de las listas de la izquierda abertzale que no condena a ETA (sobre lo que ya he opinado en anteriores ocasiones) haya servido para que muchas personas de izquierdas y nacionalistas se salten la consigna de votar nulo y abracen a un partido con las ideas claras, lleno de deseos de paz y socialismo.

Me alegro por Aintzane Ezenarro, mujer comprometida con las reivindicaciones feministas (al contrario que Rosa Díez, la otra candidata) que en su discurso de ayer propuso construir una Euskal Herria libre, pero formada por personas libres. Un matiz fundamental con el que se volvió a ganar todo mi respeto. Terminó transformando los tradicionales gritos de Batasuna y demás por otros que me sonaron mucho mejor: Gora ezker abertzale berria! Gora Euskal Herria berria! (¡Viva -literalmente, arriba- la nueva izquierda abertzale! ¡Viva la nueva Euskal Herria!)

3- Madrazo: ¡dimite! Que no nos digan que quienes creíamos en un proyecto de izquierdas y federalista que mediara entre el frentismo antinacionalista y el abertzale no lo hemos intentado. Creo que la única salida era dejar que el barco se hundiera para intentar que renazca algo mejor, algo digno de ilusionarnos de nuevo. Madrazo demostró ayer, una vez más, lo patético que es y lo enfermo de poder que está. Repitió la misma escena bochornosa del año pasado: mientras Llamazares anunciaba su dimisión con dignidad, Madrazo no sólo no hacía otro tanto, sino que echaba la culpa al voto útil.

Ayer también encontró culpables por todos lados: el bipartidismo, la ilegalización de partidos, el voto útil... No se pregunta, por ejemplo, cómo es que quienes antes le apoyaban en Álava han preferido a Aralar. La razón es clara: ya de defender el derecho a decidir, votemos a quien lo defiende con coherencia. Cero autocrítica y cero intenciones de abadonar, al contrario que Unai Ziarreta, que anunció que se elegirá una nueva dirección de EA. Esa lamentable actitud abortó cualquier tentación de sentir lástima. Me alegro de que se quede sin escaño, de que probablemente pase de consejero a un trabajador más, como los que dice defender. Y confío en que la ciudadanía vasca vea renacer pronto un proyecto de izquierda transformadora honesta y desapegada del poder que nos ilusione de nuevo.

(No me olvido de Galicia. Me apena la victoria del PP pero, más que ésta, me apena que la izquierda no haya sabido ilusionar y movilizar como hace cuatro años)

(La pareja de la foto baila cual escaños del Parlamento vasco, imagen que no es mía pero que me ha encantado)

4 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Coincido contigo básicamete. Sólo un matiz pero importante. Ya veo, lo noté en comentarios anteriores a otro post en mi bitácora, que estás contra Madrazo. Yo ya he pedido su dimisión como sé que has visto, pero me temo que la política de viviendas que EB estaba llevando a cabo, se pierda. Y parece que era buena, así lo dicen todas las encuestas del País VAsco, incluido el Eukalbarómetro, que yo conozco. Lo que está claro es que la gente ha percibido otras cosas más serias, como el apoyo al frentismo de Madrazo y lo ha valorado por encima de lo que podría haber hecho bien. Y el resultado canta, por lo que debe dimitir, sin más.
En fin, no me gusta el resultado pero visto lo visto me parece que deberían verse las caras y acordar un gobierno el PNV y el PSE.
Un beso.

Salud y República

Itsaso dijo...

Ahora mismo veo el futuro colgando de la cuerda de un funambulista... La que nos espera con la "coalición madrileña". Y tiene narices que la llave este en un partido que acaba de constituirse...

Respecto a los otros, los nulos, siguen siendo nulos. Cuando aprenderan!

Iker dijo...

Madrazo tenía que haber dejado paso a Oskar Matute cuando tuvo la ocasión, y no sólo por la persona, sino por la llegada de una generación de izquierda alternativa más joven y fresca, que con toda seguridad hubiera dado un giro a la línea que llevaba Madrazo.
Como tú dices, se llenó de poder y se ha estrellado entre otras cosas porque los que maquillaban su imagen se cansaron de hacerlo.
Yo también espero ver "renacer pronto un proyecto de izquierda transformadora honesta y desapegada del poder que nos ilusione de nuevo".

Anónimo dijo...

Por cierto, los bailarines son Akram Kham y Silvie Guillem y la obra es Sacred Monsters. ESpectacular!!!