viernes, febrero 27, 2009

¿No os dan grima y hasta miedo las llamadas "niñas prodigio"?


Escalofriantes fragmentos de una entrevista a Melody (la de los gorilas) publicada por CARMEN PÉREZ-LANZAC en la contraportada de EL PAÍS:

Melody tiene la palabra "artista" siempre a punto de caramelo. Es abrir la boca y allá va: "Soy una artista". "Me debo a mi público". "La gente siempre ha estado conmigo". Y un largo etcétera que atonta al interlocutor de tal forma que parece imposible llegar al fondo de la adolescente que se esconde detrás de la "artista". Si es que aún queda algo de ella.

(...)

"La de Melody es una carrera complicada", dice la propia Melody, que habla de sí misma en tercera persona, otro tic de artista. "Empecé contando cosas de niña y poco a poco he ido cambiando. En Sony no tenían claro por dónde tenía que ir. ¿Más moderna? ¿Más latina? Pero yo sí sabía, así que me fui. La gente tiene algo muy especial conmigo. Me han visto crecer. Cuando he vuelto ha sido como ¿Melody? Pues sí, ésta soy yo".

(...)

Dan las 10.40 y su padre y representante se acerca a la mesa. Hay que ir abreviando. Melody toma aliento y, como si estuviese dirigiéndose a las masas, suelta: "Os doy las gracias a todo el público español por todo lo que me habéis apoyado".

Leer la entrevista completa

2 comentarios:

chus dijo...

Qué grima lo de Melody. En serio, qué cosa. Me da un poco de pena...

Lucía Martínez Odriozola dijo...

A mí también me apena, pero quizá habría sido mucho más infeliz sin cantar en público. No obstante, parece repetir como un loro los mensajes que le dicen al oído.