viernes, marzo 13, 2009

Menores


Hoy leo en EL PAÍS un reportaje sobre la polémica que ha abierto la apuesta del Ministerio de Interior de que las adolescentes de más de 16 años puedan abortar con la nueva ley sin autorización paterna. Los sectores reaccionarios lo han tomado como la excusa perfecta para demonizar un proyecto de ley que sobra decir que a mí me parece una excelente noticia. La tesis del reportaje es que a los 16 años una es madura para decidir sobre su cuerpo, pero que poder hacerlo "limita seriamente el papel de los padres".

Pero lo que me resulta interesante del asunto es la reflexión sobre esa compleja franja de los 16 a 18 años, "los menores maduros". La periodista resume algunas contradicciones: "A estas edades uno puede casarse sin el consentimiento paterno, aunque no comprar tabaco. Uno puede trabajar, aunque no abrir una cuenta bancaria. O ponerse más pecho, pero no un piercing". Es curioso, ¿verdad? No tengo ni idea de cómo habría que abordar ninguna de esas cuestiones. ¿Alguna idea?

Por otro lado, leo un reportaje sobre la gran presencia de contenidos de adultos en televisión durante la franja horaria infantil. Se basa en un estudio presentado por la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU). Me parece bueno que alerte sobre la presencia de contenidos violentos, sexistas o xenófobos. Me parece muy razonable de que alerten de un tema más que comentado: que programas de animación como Los Simpson o Padre de familia que enganchan muchísimo a las criaturas no son en absoluto infantiles. Sin embargo, me parece una salida de tiesto criticar a ese gran programa que es Los lunnis por "incitar a la mentira y a valores negativos" con comentarios como: "Querido Lurdo, te voy a enseñar a robar sin dejar huella".

Pero la gran salida de tiesto, que enlaza con mi post reciente sobre la salud femenina, es que un spot de un gel que alivia la sequedad vaginal y mejora las relaciones sexuales "está fuera de lugar". Me ha dejado atónita. ¿Creen que un niño entenderá de qué va eso de la sequedad vaginal? ¿Creen que a una niña le dará por probar el gel de su madre? ¿Consideran obsceno hablar de salud sexual? No creo que sea en absoluto ofensivo o traumático para una criatura escuchar palabras como "vagina" y "relaciones sexuales". En fin, que precisamente hagan hincapié en un producto que apela al placer femenino da mucho que pensar.

3 comentarios:

migramundo dijo...

Me parece lamentable que alguien se vea en la necesidad de abortar, pero es eso, una necesidad que el Estado debe cubrir con garantías. En cuanto a los contenidos en televisión y al anuncio del gel, qué quieres que te diga que no suene a repetitivo. Cinismo y márketing se confunden demasiadas veces.
He incluido tu blog en el premio al Esfuerzo Personal. Lo verás en la columna derecha de mi bitácora. Saludos.

chus dijo...

Mi tío chochea y el pobre un día de esos que las noticias sueltan que si el embarazo en adolescentes (o algo del estilo), dice el hombre: "Apagai a tele que ta la nena delante". La nena y yo nos miramos incrédulos y descaradamente nos vamos a descojonarnos a la cocina, y es que la nena es ginecóloga.

aitziber dijo...

jaajajajaja, qué buena!!, (la del abuelo)me ha enkantado!
salud!!
a mi parecer esto de la "censura" siempre tiene doble moral, y el que como bien sabes la TV me supera..