lunes, septiembre 01, 2008

¡Por una educación pública y laica!


Creo que ya es de sobra conocida por estos lares mi total intolerancia hacia la educación privada y concertada. ¿Por qué?

- Porque la educación es un derecho universal que no se puede ni debe privatizar
- Porque los colegios privados transmiten unos valores y principios excluyentes que chocan con los que rigen las sociedades democráticas y progresistas
- Porque es una auténtica aberración que las instituciones públicas destinen el dinero aportado por toda la ciudadanía a apoyar esos modelos educativos
- Porque incluso aunque sobrevivan gracias a ese dinero, se empeñan en defender sus privilegios y sus principios reaccionarios

La situación en el País Vasco es especial, como ya os he explicado alguna vez. Con el fin del franquismo proliferaron las llamadas ikastolas, colegios privados (muchos de ellos cooperativas) que cumplían el imprescindible papel de recuperar la lengua y la cultura vasca después de décadas de represión. Treinta años después de aquello, el euskera es la lengua mayoritaria en la que el alumnado vasco cursa sus estudios no universitarios y las escuelas públicas cuidan la transmisión de la cultura vasca. Así pues, en mi opinión las ikastolas han dejado de ser necesarias. Sin embargo, siguen gozando de ese prestigio social que obstaculiza la defensa del sistema público. No nos engañemos: hoy por hoy, transmiten una cultura nacionalista que resulta excluyente para buena parte de la ciudadanía que no coincide con esa ideología.

Entrevisté al director de un hospital (privado, por cierto) de atención a personas con daño cerebral que admitió sin reparos que recomendaba a los padres de los menores con daño cerebral que les matricularan en centros públicos. Los centros privados (lo que incluye a las ikastolas) son competitivos y su objetivo es mantener el nivel académico a toda costa, por lo que no se ocupan lo suficiente de personas con necesidades especiales, argumentaba. Los reparos en aceptar a inmigrantes; los despidos de profesorado homosexual; el boicot a Educación para la Ciudadanía; la segregación por sexos, etc. son algunos otros despropósitos que persisten en centros subvencionados por las comunidades autónomas.

Os digo todo ésto porque me ha alegrado encontrarme en El País con un reportaje muy crítico con el sistema concertado. Espero vuestras opiniones, experiencias...

Lo que no tengo claro es cómo encaja mi intolerancia con esas escuelas alternativas que utilizan métodos de aprendizaje diferentes al hegemónico (basados, por ejemplo, en respetar los ritmos de las criaturas) y transmiten valores socialistas o libertarios... Conozco una experiencia cercana que me ha encantado. Ha disipado mis prejuicios de que es un modelo elitista en el que sólo tienen cabida las criaturas de hippies aburguesados. Funciona como una cooperativa pero acepta a niñas y niños que no puedan pagar la cuota. ¿Cuál es la solución?

6 comentarios:

Yass dijo...

No logro entender porque la gente no se da cuenta de que un menor de edad, si no es capaz de asimilar una opcion politica (no se le permite votar ni se permite que se afilie a un partido), ni es capaz de asimilar los peligros hacia su organismo (se le prohibe fumar y beber) pues tampoco es capaz de asimilar una religion!! es lo mismo..

A ver si se dan cuenta un dia de estos


Un saludo

Martín Bolívar dijo...

La educación laica da la libertad para elegir cuando se tenga uso de razón.

Anónimo dijo...

"Treinta años después de aquello, el euskera es la lengua mayoritaria en la que el alumnado vasco cursa sus estudios no universitarios y las escuelas públicas cuidan la transmisión de la cultura vasca". (Que agusto te has quedado, eh?. Buff, yo no lo diria tan a la ligera)
June, se puede criticar a las ikastolas, incluso a "ciertos" euskaltegis,... Pero me gustaria que explicases cual es la situacion del euskera en la univerisidad (y en "nuestra" sociedad, en general), que quieres decir con que las escuelas publicas "cuidan" la transmision del euskera. En fin, una cosa es criticar a las ikastolas y otra es mezclarlo con el euskera,el nacionalismo como subterraneamente sugieres. Si, June, si. Como siempre te ha podido tu rabia antinacionalista. Y te lo dice uno que lo es (no nacionalista, digo). Y que, lamentablememnte, se ve obligado a responderte en castellano por que en la vida ha leido nada tuyo en euskera (aunque supongo que lo sabes, pq "las escuelas públicas cuidan la transmisión de la cultura vasca". Perdona por ser tan confuso.
Besarkada bat. Ta segi horrela!

Kazetari bat.

June Fernández dijo...

Kaixo kazetari anonimoa! (Badakizu ez zaizkidala anonimoak gustatzen. Eskertuko nizuke zure izena esatea)

- La situación del euskera en la universidad: En la UPV, que creo que es donde hay una mayor implantación del euskera, es prácticamente imposible realizar todas las asignaturas de la carrera en euskera, especialmente en los últimos cursos. Aunque cada año se ofertan más créditos en euskera, el propio rectorado ha reconocido que la implantación nunca será total. Aunque entiendo las dificultades de contar con recursos suficientes, defiendo el derecho de las personas a cursar toda su carrera en una lengua oficial como es el euskera He conocido y hasta convivido con estudiantes que se han visto perjudicadas por esa falta de oferta.

- La situación del euskera en nuestra sociedad: Aproximadamente un tercio de la población conoce la lengua, si no me equivoco, y es aún menor el porcentaje de quienes la emplean habitualmente. Opino que el euskera está bastante politizado, lo que me parece lamentable, porque es un valiosísimo patrimonio cultural que ni los unos han de monopolizar ni los otros atacar. Los llamados defensores del castellano, del derecho a estudiar en castellano y demás me dan pena por renunciar a esa riqueza.

- El departamento de Educación ha propuesto un sistema de modelo único en el que el euskera sería la lengua con más peso que yo he defendido públicamente en este blog. La propuesta carece del apoyo del PSE y PP. Me gusta la idea de reforzar el euskera en las áreas urbanas y el castellano en las áreas rurales. Así se garantizaría lo que creo que ocurre mayoritariamente: que estudiar en euskera garantiza un dominio de ambas lenguas, puesto que el castellano se adquiere en la calle y a través de los medios de comunicación.

- Las escuelas públicas cuidan la transmisión del euskera: El modelo D (todo en euskera con el castellano como asignatura) es el mayoritario en las escuelas públicas. En las que yo he estudiado, el esfuerzo del profesorado porque lo utilizáramos también en contextos informales era constante. El currículo que yo he estudiado se centraba mucho en prestigiar la historia, cultura, tradiciones, etc. vascas. Por ejemplo, regularmente teníamos sesiones de bertsolaris, nos visitaban actores y actrices de Goenkale (popular serie en euskera...)

- Tal vez estoy equivocada porque no conozco las ikastolas desde dentro, pero mi percepción es que transmiten valores nacionalistas que pueden resultar excluyentes para quienes no los comparten y condicionar a quienes todavía no tienen criterio propio. De hecho, creo que gran parte de las personas que mandan a sus criaturas a ikastolas buscan inculcarles esos valores.

- No me considero nada antinacionalista. Hablar de mi vida privada lo demostraría, pero está claro que este no es el foro para ello. Sí que me crispan un poco ciertas actitudes que no quiero generalizar: como que los movimientos sociales se debiliten porque el nacionalismo siempre resulta prioritario para parte de ellos o que nuestro lehendakari dedique su mandato a planes con el que no nos identificamos todos los vascos y vascas.

- Estudié en modelo D y es algo que agradeceré siempre a mis padres. No hablo tanto en euskera como me gustaría, porque perdí el hábito por motivos que no vienen a cuento, pero intento volver a ello. Si quieres leerme en euskera, no tienes más que conseguir el próximo número de la revista Frida (un reportaje sobre la trata), puesto que he empezado a colaborar con ella y escribiré textos en ambas lenguas. En este blog no escribo en euskera porque desde el principio la mayoría de las personas que me leen son de fuera del País Vasco. En el blog de Kazetarion Berdinsarea, tengo el firme propósito de contribuir a que sea bilingüe.

- Azken gauza bat: Hemen Aitziber deitutako lagun batek euskeraz komentatu ohi du eta nik bebai euskeraz erantzuten diot. Libre sentitu zuk ere hala egiteko.

Ala, espero dut zure galderei ondo erantzun izatea. Eskerrik asko zure arretagatik.

June

Magapola dijo...

Y ahora hay que pagar en las guarderáis públcas... ¿públicas?

NáN dijo...

yo sí soy anti todos los nacionalismos y patriotismos. (para que conste).

Pro desde luego, absolutamente tolerante con que cada uno use su lengua y su cultura, siempre que no cierre el paso a las otras.

Pero lo que quería decir es que el día que la propiedad privada financie directamente (no con los impuestos que le corresponde pagar y que se dedican a muchas cosas) la enseñanza pública, me parecería bien que se negociara la posibilidad de que con dinero público la enseñanza privada.

Todo lo demás es abuso de poder.