sábado, agosto 30, 2008

No pongamos el contador a cero


Lydia Falcón lanza en una entrevista una pregunta que me ha sorprendido por novedosa y necesaria: ¿por qué se cuentan por año las víctimas de la violencia machista? "En los últimos 10 años 850 mujeres han sido asesinadas, pero nunca se cuentan todas juntas. Lo vergonzoso es que cada 1 de enero se pone el contador a 0". Falcón compara esa tendencia con el mensaje repetitivo de los medios de que ETA ha asesinado a unas 800 personas en cuatro décadas. Es decir, lo que la prensa no dice es que el patriarcado ha necesitado sólo 10 años para sembrar tantas muertes como ETA en toda su historia.

Igual no os parece algo relevante, pero creo que hablar de 850 muertas en diez años propiciaría una mayor sensibilidad hacia la violencia machista y que ésta fuera de una vez por todas considerada como una prioridad política y social. No deja de horrorizarme que la violencia contra las mujeres no figure nunca entre las primeras cinco preocupaciones de la ciudadanía española en las listas que elabora el CIS. Las mujeres estamos más expuestas a ser maltratadas, violadas y asesinadas por el simple hecho de ser mujeres. Que a la población le preocupe más no poder tener un piso en propiedad o el fantasma absurdo de la inmigración me parece surrealista, por no decir patético. La única explicación es que las mujeres somos víctimas de segunda incluso para nosotras mismas, porque 850 muertes en diez años (la punta del iceberg de infinitas formas de violencia y discriminación) bien merecen estar en esa lista del CIS.

6 comentarios:

Yass dijo...

Pienso que se debería hacer una campaña mas dura e incluso cruel, una "terapia de choque" social.. parece macábro pero funcionan... funcionó con tráfico (a parte del endurecimiento de las penas, que tambien es necesario)


Un saludo

fernando dijo...

Pues pienso igual. Sería mejor contarlas en total, y no por año o mes. Un beso.

Martín Bolívar dijo...

Coincido con Fernando.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

¿Y cuándo ponemos el contador en marcha?
La estadística fina es la que interesa, es decir, la variación de los últimos años.

chus dijo...

Realmente este es un punto a reflexionar, pero me pregunto si el efecto sería tan potente como dices june. Necesario lo es por informativo, pero creo que hay otras vías de actuación mucho más importantes. Aun así, estoy a favor de incluir el dato sistemáticamente cuando se hable de asesinatos machistas.
Soy de una opinión con lucía en eso de que la estadística fina interesa más que la total.
Creo sinceramente que el efectismo no es receta contra la violencia machista, racial o la que sea.
Reitero, el dato debería incluirse por informativo no por efectista.

June Fernández dijo...

Bueno, yo no digo que no se haga la estadística fina, porque claro que es importante conocer la evolución. Sólo digo que dar a conocer ese dato de vez en cuando podría contribuir a la sensibilización. En cuanto al efectismo, qué duda cabe de que la violencia machista no es sino la punta del iceberg de todo un sistema opresor para las mujeres. Si no se hace nada por transformar el sistema, las campañas contra la violencia sólo serán parches.