martes, agosto 26, 2008

El periodismo como motor de igualdad

Tengo pendiente desde hace tiempo hablaros de un nuevo proyecto que me tiene muy ilusionada: varias compañeras hemos creado Kazetarion Berdinsarea, la Red Vasca de Periodistas con Visión de Género.

Lucía Martínez y yo volvimos del II. Encuentro de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género con ganas de gestar una iniciativa de ese tipo en Euskadi. Poco a poco se fueron adhiriendo profesionales de los medios de comunicación, gabinetes, profesoras de universidad, personas especializadas en la cooperación al desarollo... Hoy somos 36 profesionales relacionadas con la comunicación quienes nos dedicamos a compartir información y debatir a través de una lista de correo. Contamos también con un blog para darnos a conocer y difundir buenas prácticas. Nuestra primera acción pública fue rechazar el despido por parte de la COPE de la periodista Isabel Quintairos por estar casada con una mujer. Ahora estamos trabajando en redactar decálogos para orientar sobre el tratamiento de la violencia machista y proponer pautas para escribir con perspectiva de género.

Los medios de comunicación son un reflejo más de una sociedad patriarcal y androcéntrica. Con la particularidad de que la prensa es creadora de opinión y su papel en la transmisión de valores es fundamental. Actualmente, los medios están dirigidos por hombres y escritos mayoritariamente por hombres (sobre todo las secciones estereotipadas como más masculinas, como Economía o Política). La mayoría de noticias están protagonizadas por hombres. Cuando no es así, las mujeres a menudo aparecen como sujetos pasivos o incluso victimizados.

A quien niegue esta realidad le puedo dar referencias de diversos estudios. Le invito también a recordar los ejemplos que analicé recientemente sobre violencia machista y a que compare, por ejemplo, cómo se tratan las victorias de Nadal y de las nadadoras sincronizadas. Él tiene nombre propio y se describe su gesta, mientras que ellas soportan cursiladas invisibilizadoras como "Sirenas de plata".

Ante todo, cada vez somos más quienes nos proponemos dar la vuelta a la influencia de la prensa. Si hoy actúa perpetuando desigualdades, roles y estereotipos, apostamos por transformarla en un potente instrumento para la consecución de la igualdad real. ¿Cómo?

- Favoreciendo que las mujeres periodistas tengan condiciones de trabajo dignas, posibilidades de conciliar la vida personal y acceso a los puestos de responsabilidad.
- Realizando y difundiendo un análisis crítico en clave feminista de los contenidos de los medios de comunicación.
- Proponiendo y practicando nuevas formas de hacer periodismo con visión de género, lo que no significa más que escribir pensando en un público tanto femenino y masculino. Pero no de una manera neutra, sino visibilizando las desigualdades de sexos y, ante ellas, mostrando modelos alternativos positivos.

Os iré contando cómo marcha la aventura, pero por ahora creo que puede funcionar y, si no es así, habremos aprendido y compartido mucho en el intento. Os invito a visitar el blog y comentarlo. Por ejemplo, creo que os gustará la recomendación de un reportaje sobre monjas feministas, que me pareció muy curioso. Podéis echar un vistazo a nuestros objetivos y contactar con nosotras por mail para lo que queráis.

6 comentarios:

NáN dijo...

Oye, muy bien. Hay que terminar con ese miedo a agruparnos, con esas luchas "porque yo soy más avanzado que tú".

Yass dijo...

Pues animo y mucha suerte en el nuevo proyecto.. y espero que crezca aun mas y mas..

Lo seguremos con mucha atencion

Un saludo

Magapola dijo...

Os seguiré ;)

chus dijo...

Me uno a la enhorabuena, un iniciativa sin duda emocionante.

entrenomadas dijo...

Lo leí en el blog de Migramundo y me parece estupendo. No he tenido ordenador cerca hasta hoy para poder leerlo con más tranquilidad.

Una idea estupenda y necesaria.
Veo que las pilas las llevas cargaditas. Ufff, qué bien.

Besos,

M

June Fernández dijo...

Muchísimas gracias a todas y todos. Especialmente a Nán y Marta, que han comentado el blog y me ha echo muchísima ilusión.