jueves, septiembre 11, 2008

Amor a la vida

La semana pasada, en el noticiario de ETB2, la reportera hizo un certero comentario sobre las convicciones de la candidata republicana a la presidencia de Estados Unidos, Sarah Palin, que se me ha quedado grabado: "Palin está en contra del aborto incluso para los casos de violación, pero es una ferviente defensora de las armas". Tan curioso y radical contraste se repite entre casi todos los sectores que arremeten contra el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos bajo el argumento de que defienden ante todo la vida (de un puñado de células).

En Estados Unidos, es el sector más conservador el que más defiende y aplica la pena de muerte, el que impulsó la guerra de Irak y el que está detrás de otras tantas ocupaciones, golpes de Estado, etc. Da igual el integrismo al que miremos: el sionista, el islámico, el cristiano... En todos se repite la misma norma: defienden la vida de un organismo que todavía no ha desarrollado ni sus funciones vitales más básicas y no tienen ningún escrúpulo en terminar con la vida de seres hechos y derechos.

Vemos en España el mismo fenómeno: quienes ponen el grito en el cielo por el "asesinato de millones de vidas a las que se les niega el derecho a vivir", apoyaron la política neocon de Estados Unidos, reclaman la cadena perpetua, defienden las políticas más contrarias a los derechos humanos de las personas inmigrantes... En fin, dado que no funciona hablar de los derechos de las mujeres, de que nuestros cuerpos son sólo nuestros y que nuestra felicidad y nuestra salud deben de estar siempre por encima de la posibilidad de que un puñado de células se pueda convertir en un ser, creo que igual funciona más constatar tal paradoja: que son quienes más defienden la vida de los embriones quienes más atentan contra los derechos humanos.

9 comentarios:

chus dijo...

Somos de una opinión June.
Me haces también pensar en esas personas pacifistas, que aman a las demás personas, que creen que la vida es de cada uno y nadie tiene derecho a eliminarla ni a interferir en ella y luego aceptan el aborto sin paliativos, al amparo de su definición de persona.
A veces me siento de la estirpe que defino.
La ley que regula el aborto es muy ambigua, es la ley que tiene más trampas de todas. Hoy se están interrumpiendo embarazos por espinas bífidas o porque al feto le faltan dos dedos (toma importante traba física o psíquica). En cualquier clínica privada una mujer encontrará un psiquiatra que firmará sin problemas las secuelas que puede sufrir la madre, que no está preparada y puede ser pernicioso para ella.
Con sinceridad, sé que soy partidario del aborto responsable y no sé cuando un feto se "transforma" en persona; muchas veces pienso que eso me hace ser peor ser humano.

NáN dijo...

Voy a hacer una aportación gilipollas, pero sinceramente que lo he pensado muchas veces. Los integrismos tratan de controlar a todos con lo de la "otra vida".

Los fetos son inocentes, y los defienden a ultranza (mira, lo de "ultranza" les viene como anillo al dedo). Los que nacemos, somos ya culpables (adán y eva y todo eso; cada grupo lo suyo), sobre todo si hemos crecido lo suficiente: así que "despacharnos" es un acto de limpieza: nos hacen un favor.

Magapola dijo...

PAra esta estúpida señora que sale ahora tanto por la tele que violen a una chica a punta de pistola no es motivo para estar en contra de las armas y sí del aborto... Muy fuerte, de verdad que sí.

June Fernández dijo...

Hoy me acabo de enterar de que es miembro de la asociación del rifle y que se dedica a matar alces. Nán: gracias por esa especie de psicoanálisis del integrismo. Magapola: muy fuerte, sí.

Chus: Como siempre, me has dejado pensativa. Creo que hay que promover un aborto responsable y también una paternidad y maternidad responsables. Pero creo que esa responsabilidad ha de recaer casi al 100% en las madres (y, según los casos, en los padres). Se trata de mejorar la educación sexual y la educación en valores con perspectiva de género para dejar de tratarnos como menores de edad y que nosotras podamos tomar la mejor decisión.

Tal vez sea una barbaridad eliminar sin pestañear vidas porque fueran a nacer con alguna discapacidad. Pero creo que no es el Estado (mucho menos la iglesia) quien tiene que tomar esa decisión, sino promover la concienciación y la educación para que la decisión de las mujeres sea libre pero informada.

Aprovecho para pediros perdón por tener abandonados vuestros blogs. Me he mudado de casa (¡por fin vivo sola después de 6 años compartiedo piso!) y estoy con la conexión gratuita hasta que me pongan adsl, así que tardo muchísimo en descargar cada página. Por ello, estoy haciendo el esfuerzo de mantener vivo este blog, y en cuanto pueda me pondré las pilas con los vuestros. Besos, June.

entrenomadas dijo...

No sólo es miembro de la asociación también es miembro destacado de la misma.
Ama el creacionismo y quiere que se enseñe en las escuelas.
Fue miss Alaska y tiene una mirada gélida y jurásica que espanta.

Qué espanto.

M

chus dijo...

La verdad es que la señora Palin da pena.
La única referencia amable que tengo de Alaska es "Doctor en Alaska". Me pregunto en qué piensa la población de Alaska, si el frío les habrá atrofiado la cabeza para votar a semejante engendro de persona.
Palin-palabras clave:
-Caza
-Creacionismo
-Tercera Guerra Mundial
-Miss

NáN dijo...

Sí, ya está hablando de la tercera guerra mundial. ¿Sabeís lo que sería un scoop fantástico?, recuperar esa pregunta que hacen a las misses para demostrar que son personas humanas e inteligentes. ¿No eres periodista? Investiga y hazte famosa.

Me muero de ganas de conocer la respuesta que dio a "¿cómo mejoraría el mundo si todos tuvieran el sentido de la familia americana?", o algo así.

chus dijo...

pues habría contestado como miss Teen USA 2007

http://www.youtube.com/watch?v=lj3iNxZ8Dww&feature=related

ITU dijo...

lo que me gusta leerte, cada vez más. Totalmente de acuerdo. Es que no se trata de vida o muerte sino de control de la vida y la muerte y tu cuerpo es el Estado.

El aborto está legislado dentro del código penal, unas de la reivindicaciones del movimiento feminista es que salga del código más duro de todos.
A ver que hacen ahora con esa nueva ley aborto.

muxus guapa