lunes, junio 04, 2007

Me voy a Madrid


No es que vaya a cambiar nada, porque el jefe me ha ordenado que me relaje y me olvide del portátil pero no le voy a hacer caso. Qué le voy a hacer, soy una yonqui del periodismo y, cada vez más, de Internet, así que no os pienso dejar tranquilos. Aún así, me apetecía despedirme y hablar de ello, ya que desde hace días no pienso más que en las dos cosas -entre otras muchas- que voy a hacer: pasar todo el tiempo que pueda con mi hermano (en la foto, el muy narcisista poniendo pose de cachas) y conocer ¡por fin! a un compañero de la blogosfera.

Ya os contaremos qué tal el experimento de llevar una amistad del plano virtual a la dura o maravillosa (seguro que sí) realidad. Y si va bien, podéis tomar ejemplo el resto y acercaros a Bilbao a conocerme que esto de la blogosfera no deja de ser de lo más curioso e inquietante. Seré muy clásica pero no me acostumbro: es como tener amigos imaginarios, como los niños pequeños. Claro que eso no es necesariamente malo, porque esos amigos imaginarios fueron los mas fieles y dejaron probablemente más huella. Disfrutad de la semana.

5 comentarios:

Á. Matía dijo...

Buen viaje. A descansar.

Txus dijo...

Yo me apunto!
¿De que parte de Bilbao eres? xD

Cristina dijo...

Chica, ya nos contarás. Yo ya he vuelto de Turquía y aquello es maravilloso. Ya tengo ganas de volver.
Muxus

Itsaso dijo...

Buen viaje y desconecta. Aunque te vas al mejor sitio en el mejor momento; tiene que estar Madrid que arde, unos frotandose las manos por supuesto.

Ondo pasa!

June dijo...

Supongo que te refieres al fin de la tregua, Itsaso. La verdad es que todo esto me sienta tan mal (el terrorismo y quienes lo instrumentalizan) que he intentado ni percibir el ambiente. Lo único de lo que me he dado cuenta es del vomitivo tratamiento que han dado a la triste noticia los periódicos, especialmente los gratuitos, pero eso también ocurre aquí. Y Telemadrid da más asco que nunca.