domingo, diciembre 14, 2008

Menos lección y más información


El último esperpento de las campañas de sensibilización es el anuncio de Sanidad para promover el uso del condón. Una pareja adolescente canta un absurdo rap. Sanidad piensa que eso mola y llega a la chavalería. En general, me parece un error gastarse tanta pasta en lanzar lemas moralizantes sin más. Nos tratan como tontos. Quieren que hagamos lo que nos recomiendan sin rechistar, sin preguntarnos porqué es la mejor opción. Y me parece que es contraproducente, porque no nos identificamos, porque vemos que su discurso no coincide con lo que vemos en la vida real.

El gran ejemplo es el sida. Las personas de mi generación hemos recibido charlas de educación sexual casi desde EGB. Sabemos que el condón (ya sea masculino o femenino, aunque de este último no hayamos visto un ejemplar en nuestra vida) es el único método anticonceptivo que previene las ETS, entre ellas el VIH. Sabemos que el VIH se transmite sólo a través de la sangre y los fluidos corporales. Incluso sabemos que conviene hacerse una prueba de vez en cuando. Con esa información pensamos que sabemos suficiente sobre el sida.

Pero en cuanto nos empezamos a hacer preguntas concretas, la cosa falla. ¿Cómo se transmite exactamente? Sabemos que con besos no (a no ser que haya heridas y demás), con penetración sí y con sexo oral hay posibilidades. ¿Cómo que hay posibilidades? ¿Cuántas? ¿Hay las mismas en todo tipo de prácticas? Estas preguntas tienen sentido sobre todo cuando hablamos de relaciones homosexuales. Ocurre lo de siempre: las lesbianas son invisibles y los gays están estigmatizados. ¿Se pueden transmitir el sida dos mujeres practicando el sexo oral? En las jornadas Feminismopornopunk, en las que predominaba el público bollero, quedó claro que ni ellas lo saben. Las que daban una respuesta contundente decían que no se puede. Saben que existen unas telitas de látex que conviene usar, pero piensan que igual están perdiendo el tiempo chupando plástico porque nadie les ha explicado cómo se transmite el VIH a través del cunilingus.

Luego están los gays. Todos los estudios hablan de que están especialmente expuestos a contraer el sida. Es innegable que, proporcionalmente, el índice de homosexuales seropositivos es superior que el porcentaje de gays dentro de la población general. Pero nunca nos explican porqué. En el imaginario colectivo, creo que abundarán las siguientes hipótesis:

1- Son más promiscuos
2- Como no tienen miedo a embarazarse, pasan del preservativo
3- El sexo anal aumenta el riesgo de contagio porque es más fácil que haya heridas y el semen de un seropositivo entre en el torrente sanguíneo de un negativo.

Ya digo que no tengo ni idea (agradecería que alguien me lo explique), pero la explicación que más me convence es la 3, unida a la 2. Claro, que si hacemos estas lecturas, vemos que existe una homofobia latente. ¿Por qué no decimos que los colectivos más expuestos son los que practican sexo esporádico y, en especial, sexo anal? Porque sólo las putas hacen esas cosas. Y no nos importa mucho que las putas se contagien. Ni a los puteros, visto que crecen las peticiones de comprar sexo sin protección. Espero que entendáis lo que quiero decir: que nos tratan como gilipollas.

El otro caso paradigmático es el de las drogas. Ayer vi un anuncio en el que un joven advierte de que al principio se metía coca los fines de semana y ahora todos los días. Claro, yo veo eso y no me lo creo, o me parece una excepción, porque mucha gente de mi entorno (que es normal, no creáis) lleva años tomando cocaína, speed, pastillas y esas cosas que están de moda ahora (eme o como se llame...), alguna de vez en cuando y otra todos los findes. Y sólo una presenta aparentemente una incipiente adicción. Ni te digo yo con los porros. Así que me parecería que sería mucho más efectivo que nos den información exhaustiva y rigurosa en vez de lanzarnos un Drogas NO sin matices.

Me pongo en el pellejo de las instituciones y entiendo que es muy difícil saber cómo llegar a la gente joven. En cualquier caso, creo que convendría invertir menos en la tele y más en acercarse en la calle, en las discotecas, con información en vez de con sermones. Y, sobre todo, creo que la clave es educar contra la cultura del riesgo. Siempre, cómo no, con perspectiva de género para entender que la cultura del riesgo forma parte de la masculinidad hegemónica y que saber decir que no es una de las consecuencias positivas de empoderar a las mujeres.

En la foto, una campaña francesa. Al menos es creativa.

23 comentarios:

NáN dijo...

La campaña me parece repelente. Hecha por adultos-coleguitas... ¡puaff!

En cuanto a tus preguntas de 1, 2 y 3, parece ser que se ha bajado la guardia porque se ha dado publicidad a que el porcentaje de enfermos de VIH había bajado en los últimos años. Y como somos así, pensamos que ya está resuelto.

Las posibilidades de contagio son mayores cuando aumentan las posibilidades de que haya pequeñas heridas, por las que la enfermedad pueda entrar por ellas en la corriente sanguínea de quien las tiene. Lógicamente, el sexo anal (homosexual o hetero) es el que más posibilidades tiene de abrir estas diminutas heridas.

Pero siempre que haya alguien contagiado y una herida en el otro/otra, existe la posibilidad de que se transmita.

Yo tuve que hacerme las pruebas un tiempo porque estuve en un pueblo sin farmacia y por pereza de ambos, compartí el cepillo de dientes con un amigo al que meses después le diagnosticaron la enfermedad.

Así son, tristemente, las cosas.

NáN dijo...

Por cierto, la campaña francesa es excelente. En una sola imagen contesta a las preguntas de esas jornadas a las que te refieres.

También que ría comentar lo de las drogas. Quizá entre los muy jóvenes no, pero a partir de cierta edad las paranoias que se pillan los de la coca y el speed son increíbles. Porque a diferencia de los porros, conforme aumentan los años y baja la potencia biológica, lo que era consumo casual se puede convertir en obligatorio para poder aguantar.

(¡me encanta la campaña francesa!)

chus dijo...

Pues a mí la nueva campaña rapeada me parece que tiene más miga que un simple Rap.
Ella:
Tronco, yo no corono rollos con bombos
O condón, o yo pongo stop.
Como fosos, como pozos,
somos dos.
O con condón, o yo sobro.
Él:
Bombón,
yo propongo,
condón, como modo
lo cojo, lo toco, lo pongo
con condón, yo floto pronto.
Ella:
Sólo con condón.
Él:
Sólo con coco.

Me gusta que élla le diga a él, que no lo va a hacer sin condón y me gusta que ella le diga también que son dos, ni él ni ella.
Me gusta que él diga que va a flotar, con el condón puesto.
Me gusta que digan "Sólo con coco". Es como decir que no vale simplemente decir "sólo con condón" sino que hay que hacer las cosas pensando, con coco.
Luego la campaña acaba con una web: www.yopongocondon.com en la que uno puede ahondar en el tema y llegar a la información más real, más extendida, más técnica.
Tengo la impresión de que la campaña es un método de captación para que se visite la página web. El rap será porque los jóvenes escuchan Rap (confieso que la canción me gusta)
June, la campaña va dirigida a adolescentes, en concreto a adolescentes heterosexuales. Lo que sí es reprochable es que no hagan más anuncios, la misma canción, distintos protagonistas, dos chicas, una de ellas saca un condón femenito, la misma canción.

Fijaos que el primer punto de la página es: UNA INFORMACIÓN ADECUADA PERMITE ELEGIR RESPONSABLEMENTE.

En cuanto a los gays, yo creo esto:
1- Son más promíscuos.
Son socialmente más promíscuos. Así está educado el hombre, para que lleve la inciativa en la búsqueda de pareja (van cambiando las cosas... en el anuncio es ella la que manda). Cuando se buscan los hombres gays suelen encontrarse fácilmente eliminando la carga social alienante de que la mujer es una puta si no va tranquilita y dando poco terreno. Luchar contra la educación machista deja de ser importante entre gays. Nadie dirá nada malo de un hombre que consiga tener sexo, eso tenemos en la cabeza los hombres.
No sé si tiene algo que ver la naturaleza en todo ello, el instinto. Siempre he pensado por qué para que nazca un niño mediante una relación sexual, el hombre tiene que llegar irremediablemente al orgasmo y la mujer no. Quizá tienen algo que ver también las hormonas... no sé.
2- Como no tienen miedo a embarazarse pasan del preservativo.
Si pasan del preservativo es por pura inconsciencia o falta de información, obviamente.
3-El sexo anal aumenta el riesgo de contagio porque es más fácil que haya heridas y el semen de un seropositivo entre en el torrente sanguíneo de un negativo.
El sexo anal es una de las prácticas sexuales más arriesgadas, precisamente porque la carga viral en los fluidos que intervienen, añadido a la posibilidad de pequeñas heridas sangrantes, es muy alta. Sin más.

Los gays si tienen que penetrar lo hacen analmente o bucalmente. Poco más hay en cuanto a penetración.

Fijaos, a mí me gustaría que se lanzasen más campañas para los educadores. Más campañas que insten a los educadores sexuales a actuar.

NáN dijo...

Voy a negarte,Chus, la mayor. Conozco jóvenes y jóvenas heteros muy promiscuos. Posiblemente para evitar embarazos, usan siempre condón. Luego no es la promiscuidad, sino las condiciones de seguridad lo que marca la diferencia.

Lo que nos lleva a los puntos 2 y 3 como causantes del desastre.

El resto, lo de la campaña, me sigue pareciendo que son adultos (creativos y políticos) jugando a hablar el lenguaje de los jóvenes (paternalismo) y los jóvenes que sacan me parecen pijos "molones".

En cambio, la campaña francesa transmite muy bien la sensación de peligro.

chus dijo...

NáN, todos conocemos de todo, sin duda generalizaba, que si tenemos que hablar de 40 millones uno por uno...
Que se sea más promíscuos no significa que vayas a contagiarte con el virus del SIDA, ni que sea el problema, el causante, ¡no he dicho eso! Yo siempre he sido muy promíscuo y siempre he utilizado condón. Centraba mi argumento en la condición educativa masculina heteromónica, que seguro es un condicionante entre los gays porque son hombres y se les ha educado como tal.
NáN, no me parece acertado que pongas un ejemplo individual para hacer ver que hay jóvenes del tipo que tú conoces "jóvenes hetero muy promíscuos que usan condón posíblemente para evitar embarazos", para luego decir que estos que salen en el anuncio son de un tipo que no te gusta, "pijos molones", ¿no son todos jóvenes? ¿el segundo tipo de jóvenes, no existe?
En cuanto a la publicidad de Wilfred Brimo. Es muy efectista, dirigida a otro tipo de personas (sólo hay que ver donde viven), nada que ver con jóvenes adolescentes sin información. Muy creativa, con frase contundente incluida "Sin preservativo es con el sida con el que haces el amor. Protegete".
A mí también me gusta más la francesa, me siento más identificado con ella y la chica y el chico estás buenísimos, todo hay que decirlo.
Cada publicidad, cada campaña tiene un público, y cláramente estas dos campañas son para diferentes grupos de personas, ¿no crees?
A mí me gusta el Rap, mi hermano me suele dar CDs que baja de internet para que los ponga en el coche, SFDK y violadores del verso y la mala rodríguez sobre todo. Le he preguntado que qué le parece la canción y me ha dicho que muy buena, que le gusta... que es un rap hecho sólo con condones, sin ninguna vocal más. Muy creativo la verdad.
Resumen:
La promiscuidad no te contagia del sida pero creo que los gays son tan promíscuos como los hombres pero no tienen a la mujer alienada por el hombre para que le pare los piés, lo que hace que "consuman" más. Podríamos decir que creo que el hombre es más promíscuo que la mujer, está claro que tiene un caracter social y me pregunté antes si tendría algún caracter innato (me gustaría saber qué opinas June).
La campaña Rap es para adolescentes, puede gustar o no, aun así creo que es una buena campaña.
La de Brimo también es una buena campaña, pero para adultos de entre 25 y 30 años diría yo.

NáN dijo...

pues no sé, Chus, puede que tengas razón. Que esté juzgando las cosas desde los prejuicios de la lejanía. Pero no puedo ser objetivo y me quedo con esos prejuicios... hasta tener más información sobre efectividad.

Los que sí conviene es que esto no sea un tú y yo, y se abra a más personas.

LoveSick dijo...

La campaña contra el SIDA del rap me parece bien, sólo por el hecho de que se está hablando mucho sobre ella, eso ya es indicativo de que ha tenido su calado, naturalmente la francesa es más impactante, pero también hay que tener en cuenta a qué personas va dirigida.
En cuanto a la relación homosexualidad/ SIDA, aunque los tres puntos que has señalado son los más "tópicos", son los más ajustados a la realidad. Y como dicen en otro comentario, es cierto que se ha bajado la guardia, no sólo por la disminución de casos de SIDA, peor aún, las personas que lo contrajeron en su momento ya han fallecido y parece que quedan un poco en el olvido.

June Fernández dijo...

Madre mía, os dejo solos una mañana y ¡me encuentro con este rifi rafe!

Lovestick: muchísimas gracias por tu comentario. Bienvenido. Espero que vengas para quedarte. Estoy de acuerdo con tu análisis.

Queridos Chus y Nán:

- Respecto al rap, estoy de acuerdo con los dos de alguna manera. Con Chus, porque es verdad que la letra está bien, la musiquilla es pegadiza y es un buen gesto poner la página web con información más detallada. Con Nán porque yo también sigo pensando que la gente adolescente se lo va a tomar como una frikada más de adultos que quieren pasar de enrollados. Estamos todos de acuerdo en que se echa en falta más diversidad.

- La campaña francesa estéticamente me mola. Me parece impactante y sexy. Pero vaya, insisto en que soy escéptica respecto al efecto de este tipo de spots.

- Respecto a la promiscuidad, estoy más con Chus, en su explicación social. Aunque nunca conviene generalizar, los gays son más promiscuos. Que los hetero porque han sido socializados de la misma manera (follar mucho denota virilidad, capacidad de conquista, es lo instintivo en el hombre, etc.), y que las mujeres (creo que lesbianas también) porque no han sido socializados en la culpa, en el mito del amor romántico, en la obligación de dar placer por encima de sentirlo, etc.

- Respecto a la posible explicación biológica. Chus, creo que ya sabes que me ponen del hígado los argumentos esencialistas. En primer lugar, no soy ni bióloga ni antropóloga, así que se me escapan esas cosas. Si deconstruimos lo social, ya averiguaremos que es innato. Por otra parte, veo que el esencialismo siempre se emplea para justificar actitudes machistas y obstaculizar el empoderamiento de las mujeres. ¿Por qué no hay argumentos que hablen de la sexualidad femenina? Por ejemplo, ¿cómo es que no se busca una explicación que nos favorezca al hecho de que somos el único mamifero que tiene un órgano (el clítoris) cuya única función es proporcionarnos placer? ¿Cómo es que teniendo un órgano específico para el placer no se nos presupone tremendamente sexuales e independientes como a los machos?

June Fernández dijo...

Se me olvidaba: es verdad que hay chicas hetero promiscuas pero en general no las veo libres. Creo que las jóvenes de hoy estamos esquizofrénicas perdidas. Hay presiones por los dos lados: no nos podemos pasar ni de putas ni de frígidas. Veo a las jóvenes obsesionadas por satisfacer. Piensan en hacer mamadas con 13 años y no en que conocer sus cuerpos y ocuparse de su propio placer. Los estudios muestran que se mantienen los mismos roles y relaciones sexistas. Que ahora las tías se enrollan con más gente, vale, pero bajo el mismo esquema sexista que las llena de inseguridades.

Anónimo dijo...

Demasiada letra para el poco tiempo que tengo, pero quiero dejar constancia de que las imágenes con que has ilustrado este post se me hacen absolutamente repugnantes. Y su recuerdo me sigue perturbando. No sé en qué voy a pensar para no tener pesadillas.

Anónimo dijo...

Huy, me ha salido anónimo. Era yo. Lucía

chus dijo...

June, ni de coña creo en el esencialismo. Lo innato no prima sobre lo social, pero negar la evidencia de que las conductas sosciales se ven afectadas por aspectos innatos en el individuo...
Por poner un ejemplo muy tonto y fácil de ver: Tengo hambre y me pongo de mala leche (que es lo que le pasa a mi pareja).

"Quizá tienen algo que ver también las hormonas... no sé": !Si me dices que mi frase es esencialista me enfado!

June Fernández dijo...

¿Y que sean repugnantes es bueno para el objetivo de la campaña, malo o indiferente? Yo discrepo, me parecen un puntazo. Tan de ciencia ficción que no me da asco. Pero vaya, eso es muy personal.

Chus, no te he llamado esencialista, sólo te explico porqué decido no dedicar tiempo a hacerme esas preguntas. Creo que para hallar respuesta es más efectivo deconstruir lo social que jugar a ser bióloga o antropóloga. Hablo por mí, pero respeto que a otras personas les interese. Las hormonas, pues igual sí. Pero bueno, ahí tienes a Beatriz Preciado denunciando el estricto control de la testosterona, no vaya a ser que las mujeres nos desmadremos. Por ejemplo, habla de la censura total que recibieron propuestas farmacológicas de añadir una dosis de testosterona a la píldora anticonceptiva para compensar el exceso de estrógenos y demás. O sea que hasta la gestión de las hormonas puede ser algo político y social, jeje.

June Fernández dijo...

Por cierto, así como los tíos se escudan en la testosterona para todo, me estoy imaginando a una mujer excusándose por haber sido infiel: "Ya sabes, cariño. Estaba ovulando. Yo no quería pero es un instinto natural buscar el mayor número de coitos durante la ovulación para que haya fecundación".

Magapola dijo...

Vaya, pero qué interesatne es el tema. Lo iré coemntando por partes. De momento diré que yo y mucha gente ni somos ni dejamos de ser promíscuos sino que la promiscuidad, qeu es acostarnos con gente diversa de manera más o menos constante o contínua en el tiempo (es mi definición gneral), la tenemos como opción y que en determinados momentos de nuestra vida optamos por ella, en otros momentos en cambio no.
Segundo, la promiscuidad no es actividad de riesgo para contraer en fermedades, la actividad de riesgo es tener sexo de cualquier tipo sin protección. La desprotección es el riesgo ante cualquier actividad sexual. La protección es anular el riesgo en cualqueir actividad sexual.

Magapola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chus dijo...

¿Las mujeres sentís más deseo sexual durante la ovulación?

June Fernández dijo...

Magapola: muy bien tus matizaciones. Tienes toda la razón.

Chus: Era un ejemplo. Se dice (y estoy de acuerdo) que cuando estamos con la regla, superados los primeros síntomas asquerosos, aumenta la libido. Respecto a la ovulación, no lo he oido, pero yo diría que sí. Hay más lubricación, el cuerpo está especialmente preparado para tener sexo. Pero yo no puedo opinar, por un motivo que no me parece plan explicar aquí. Supongo que se entenderá.

Por cierto, ¡qué alegría que mis visitas se proclamen promiscuas (o a ratos)! Tomo nota, jeje.

Anónimo dijo...

toma ya! nunca hubiera imaginado, si no hubiera sacado un ratito para leer "el debate", que este tema iba a dar tanto juego.

muy bueno tu análisis de género en cuanto a promiscuidad, así como el ejemplo de la excusa con la ovulación y la fidelidad(buenísimo) también me ha encantado la matización del clítoris como tal (genial).

respecto a tu pregunta, no creo que la promiscuidad sea "un problema" para nada, el tercer motivo es el que más me convence.

aitziber (a que era la última persona a la que pensabas encontrar por aquí?)

chus dijo...

De todo lo dicho opino:
1. Me gusta "yo pongo condón"
2. Me gusta Wilfred Brimo y sus campañas cargadas de imaginación.
(Ej: http://video.google.com/videoplay?docid=-1040304896100183245)
3. Aunque mejorando, seguimos sin librarnos de la educación sexual machista.
3. Los gays son más promíscuos (Yeah!!)
4. Desde que empezamos con eso del "myself", lo innato, para mí, ha quedado relegado a un segundo plano(pero un plano, a fin de cuentas), porque amparo totalmente la deconstrucción de la conducta como método de estudio social.
5.La promiscuidad no transmite el sida. Lo transmite no protegerse, esto es, no tener información o ser un temerario.
6. Magapola es adorable.
7. Me frustra que siempre consiguas, June, explicar mucho mejor que yo mis propias ideas. Ajj!!!

June Fernández dijo...

Dos noticias en El País relacionadas con este post:

Una de cada dos personas que se infectan por el VIH en España es gay. http://www.elpais.com/articulo/sociedad/personas/infectan/VIH/Espana/gay/elpepisoc/20081218elpepisoc_2/Tes/ No da motivos y dice que la corrección política ha perjudicado a los gays.

Los jóvenes conocen el riesgo de las drogas pero lo desprecian. http://www.elpais.com/articulo/sociedad/jovenes/conocen/riesgo/drogas/desprecian/elpepisoc/20081218elpepisoc_3/Tes/

Aitziber: Eskerrik asko, guapa.

Chus:
1. Si a ti te gusta a mí también. Zanjado, jeje. Me puede tu entusiasmo.
2. Qué bueno. Este video merece post propio.
3. Amén.
4. De acuerdo.
5. Cierto.
6. Magapola y tú sois a cuál más adorable.
7. Qué va. Gracias por despertar este inesperado debate. Hace mucho que no alcanzaba los 20 comentarios.

NáN dijo...

Pues me parece estupendo que:

1. Debatamos.
2. Aunque parezca mentira, lleguemos a acuerdo en lo esencial.
3. Debatamos entre nosotros, con independencia de la anfitriona (es lo que da vida a un blog.
4. De las dos personas que conozco (Magapola y June), confirmo su adorabilidad.

Magapola dijo...

Yo es que creo la campaña actual es para evitar los embarazos, no para prevenir enfermedades. Si la campaña fuera para prevenir el SIDA, tendrían que haber sacado a dos chicos dos chicas itentando mantener sexo porque según las estadísticas son los más infectados desde que existe, no a dos adolescentes heteros. ¿Para cuándo esa campaña? Creo que deberá pasar mucho tiempo hasta que veamos a dos chicas manteniendo relaciones sexuales en una campaña por televisión para la prevención del SIDA. Tampoco vermos que los hombres casados que se van con putas (mujeres, hombres y transexuales) y lo hacen sin condón son un riesgo aún mayor si cabe.

- Y yo, que os conozcoa los cuatro puedo decir que sois adorables, además de adoradores, jejeje.