domingo, enero 06, 2008

En una sociedad no sexista...


...¿existiría la prostitución? En ese caso, la ejercerían y contratarían hombres y mujeres por igual, y no sería una forma de violencia porque ambos se respetarían, ¿no? ¿O dejaría de existir porque perdería el componente de sentir que puedes comprar a una mujer, de que puedes obligarla a que haga lo que quieras? ¿Porque el hecho de que ahora haya mujeres que pagan por sexo es producto de que, en una idea errónea de la igualdad, el sexo femenino a tendido a igualarse en lo malo (como ha pasado con las drogas, por ejemplo)? ¿O es que es natural y conveniente que haya quien se gane la vida practicando sexo y quien necesite o le apetezca pagar por un ratito de intimidad y placer?

¿Y qué pasa con los calendarios y, en general, la utilización del cuerpo como objeto? Os repito las anteriores preguntas. Quiero que me contestéis vosotros, pero creo que es un error descontextualizar los fenómenos sociales. Es decir, puede que la prostitución o la figura de los floreros no sean sexismo y violencia de por sí, pero lo han sido durante siglos y lo siguen siendo. Esa es una realidad que no podemos ignorar. Así como no me convenció el discurso de algunos de vosotros "a partir de ahora todos y todas somos personas", tampoco me convence el discurso de que a partir de ahora deja de tener connotaciones sexistas todo ésto porque ahora participan hombres y mujeres.

Todo esto me lo han hecho pensar el reportaje Sexo no es sexismo (que aunque pregunte más que conteste no me ha gustado mucho)y una semana en la que he hablado mucho sobre prostitución. En parte, porque el ciclo de cine Koloretan bizi (Vive en colores) que organiza Sos Racismo incluyó Princesas.

La película de Fernando León de Aranoa me gusta porque creo que encaja con mi idea actual de poner a las personas por encima de las ideologías. Es decir, no a la prostitución pero, sobre todo, sí a las prostitutas, a escucharlas, entenderlas, no juzgarlas, cuidarlas y defender sus derechos. No a la prostitución, insisto, porque sigue siendo una forma de explotación de las mujeres. La película muestra a prostitutas violadas, forzadas a practicar una felación cuando van al baño en medio de una cita, golpeadas, chantajeadas, humilladas... Así que sigue sin ser lo mismo, porque aunque pueda haber una fantasía compartida de sentir que poseemos a alguien, no me imagino que las mujeres que recurren a gigolós les maltraten.

Sos Racismo la eligió -con dudas, porque no querían reforzar el estereotipo de inmigrante igual a puta- porque refleja muy bien dos cosas. Por un lado, la extrema situación de vulnerabilidad y desprotección en la que viven las inmigrantes. Por otro lado, los prejuicios de autóctonos y extranjeros, y cómo éstos se disipan con mantener una conversación y ver que no somos tan distintos.

Además, me quedo con momentos mágicos como cuando Caye (Candela Peña) le dice a una niña que se está pesando en una farmacia sin meter monedas: "Ala, pesas 0 kilos... Eso es que eres un ángel". O cuando habla de la nostalgia de cosas que no ha vivido, o cuando le dice a su amiga que "el amor es que te vayan a buscar a la salida del trabajo". Es preciosa.

15 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Me imagino que si una mujer llega a ejercer la protistución es porque no le queda otra salida. No creo que sea algo de su agrado. Deberíamos ayudarlas a salir de ese mundo. Pero con medidas reales, no con medidas cara a la galería.

un beso.

entrenomadas dijo...

No he visto la película. No la he visto a propósito. Pero la veré, seguro.
Sobre la exposición de SOS RACISMO leí algo en algún sitio. June, yo colaboré 5 años con SOS en Aragón.
Fueron años fructíferos y duros, pero llenos de buenos recuerdos.
Vuelvo a leer el post. Es un tema delicado con muchos aristas y que hay que ver con generosidad.

Besos

Marta

Txus dijo...

Por partes:
¿existiría la prostitución?
Pues yo creo que si, creo que quien se va de putas lo hace por el desahogo sexual, no por "poseer" a una mujer.
En ese caso, la ejercerían y contratarían hombres y mujeres por igual, y no sería una forma de violencia porque ambos se respetarían
Esta es más complicada. Hay quien defiende que el hombre tiene un mayor deseo sexual por cuestiones genéticas, si eso es así, habria más putas que putos (ya que la población de mujeres heteros+gays buscando sexo de pago sería menor que la de hombres heteros+lesbianas. Si lo de la genética no es así, debería ser igual en el momento en el que nos librasemos de la presión social.
¿O dejaría de existir porque perdería el componente de sentir que puedes comprar a una mujer, de que puedes obligarla a que haga lo que quieras?
Creo que la gente que piensa asi es una inmensa minoría, que simplemente pagan por sexo.
¿Porque el hecho de que ahora haya mujeres que pagan por sexo es producto de que, en una idea errónea de la igualdad, el sexo femenino a tendido a igualarse en lo malo (como ha pasado con las drogas, por ejemplo)?
A esto le contesto con otra pregunta, ¿Por qué hasta los pasos que se van dando por la igualdad te parecen negativos? ¿Por qué no verlo como... por ejemplo, que es más fácil copiar lo que menor esfuerzo cuesta y eso suele ser lo "malo"?
¿O es que es natural y conveniente que haya quien se gane la vida practicando sexo y quien necesite o le apetezca pagar por un ratito de intimidad y placer?
Pues yo no soy quien para decidir si algo es natural o no, pero sin entrar a valorar las condiciones de trabajdo de las prostitutas (que estamos de acuerdo en lo que son) ni en lo de "conveniente" que parece una pregunta trampa, si dos adultos de mutuo acuerdo y sin presiones externas deciden practicar sexo a cambio de que uno de ellos le pague una cantidad de dinero al otro, ¿que hay de malo en ello?. Y me da igual que pague el o ella...

PD: Aunque no te lo creas, estamos de acuerdo en muchísimas más cosas de lo que crees. Solo que cuando tu hablas de arreglar el mundo en general yo te digo que tengas cuidado con los casos particulares, no sea que por solucionar un problema de cuatro personas a las bravas estés jodiendo a uno que no se lo merece...

"A ver, gente tonta hay en todas partes. También hay gente que se aprovecha de su condición de pertenecer a una minoría para reclamar privilegios o ir de víctima. Y tenemos también a quienes, después de años de sentirse rechazados, se han vuelto algo paranoicos y todo lo que les pasa lo atribuyen a ello."

Magapola dijo...

June, estoy un poco con Txus, y digo un poco porque este tema me parece muy polémico, lo mires por donde lo mires, y por ello complicado.

Hay que distinguir dos cosas. Lo primero, la actividad pura y dura en sí misma que supone ofrecer servicios sexuales a cambio de una contraprestación económica. Lo segundo, la situación de extrema necesidad que lleva a mujeres y hombres a ofrecer lo único que tienen en ese momento (su cuerpo) por vivir.

Lo primero, ¿no te parece que es parecido al porno? ¿Por qué el porno en su totalidad no se ataca como se ataca la prostitución en su totalidad cuando ambos son servicios sexuales a cambio de dinero?

Lo segundo, veamos que la gente es capaz de hacer lo que sea por sobrevivir, por vivir o simplemente por dinero. No juzguemos las cosas porque sean o no naturales porque se puede volver en nuestra contra. El hombre es naturalmente antinatural. ¿Es natural que un una mujer desee a otra mujer, es natural que una persona sea masoquista, es natural que un hombre ame por igual a más de uno, etc.?

Aitziber dijo...

JUNE, HE LEÍDO RÁPIDO Y CORRIENDO LOS dos últimos comentarios y he flipado, sobre todo con el primero, no me lo speraba en un blog como el tuyo.
Pero bueno, visto que está así el percal pues me animo a copiar aqui mis palabras que ya conoces, aunque dudo si vale la pena.
Y qué "heavy" también el último párrafo, me parece hasta homófobo.
Espero no arrepentirme de haber entrado al trapo y que no tenga trascendencia posterior todo esto.
Ahí va una copiada de mis palabras

"Considero firmemente que el mundo aún está pensado desde un punto de vista masculino-machista (menos mal que van cambiando las masculinidades) y que las mujeres seguimos inconscientemente, o queremos seguir, o no nos queda más remedio a veces, que seguir esos patrones (masculinos de poder) para empoderanos en ciertos espacios. El modelo de poder que tenemos a seguir es el único que ha habido hasta ahora, se ve en muchas empresarias, la actitud. Creo que ese no es el camino de liderezgo o empoderamiento a seguir (y esto me parece lo más difícil de cambiar)

Además, quién ha inventado el cuerpo como producto (de venta), qué es lo que conlleva, hay alguna relación de poderes encubierta? EN BASE A QUÉ ESTEREOTIPOS SEXISTAS (tacones, depilaciones, operaciones estéticas, etc..) y lo más importante, nos damos cuenta de las relaciones de poder que hay en esta sociedad (en el mundo), o lo vemos como algo normal y encima criticamos a quien le parece raro cuanto menos que aún haya publicidad como esta: http://pripublikarrak.net/blog/?p=280 (al loro con los comentarios)

Lo que pasa es que hay una cultura-estructura patriarcal global invisibilizada que no veas.
No me gusta la lascivia y el sexo se puede representar mucho más bonito, atractivo y excitante, que no el lascivo que en todos los calendarios (construidos por la cultura machista de la que provenimos). No se me ocurren ejemplos, pero hay desnudos preciosos nada sexistas, así como escenas de sexo super chulas, no relacionables con sexismo. Me viene a la cabeza así rápido y corriendo "el beso" de Rodin o el anuncio TV de Dove. Se nota mucho en las pelis realizadas (dirigidas) por mujeres, o cuando hay mujeres guionistas.
Eso sí cuesta mucho verlas.
Conoces este blog? http://unavistapropia.blogspot.com
A ver qué te parece este artículo/post: http://unavistapropia.blogspot.com/2007/05/la-sexualidad-es-un-invento-moderno-y_5779.html

June Fernández dijo...

A ver, calma. A Txus y Magapola os contesto con calma en otro momento, aunque he de decir que estoy de acuerdo con los argumentos de Aitziber. Sólo quería aclarar a Aitziber que pondría la mano en el fuego al afirmar que Magapola no es homófoba.

Creo que se refería a todo lo contrario: que utilizar el término "natural" o "normal" es peligroso porque si decimos que ir de putas no es natural nos acercamos a otros planteamientos prejuiciosos como que ser gay no es natural. Y estoy de acuerdo así que rectifico; el término natural no me parece adecuado.

NáN dijo...

Hace muy pocos años un grupo de vecinos asociados del centro de Madrid tuvimos enfrentamientos con otro grupo que lo que quería era soluciones "policiales". Eso me llevó a contactar con la asociación "Hetaira": son putas y quieren seguir siéndolo en la mayoría de los casos; lo que quieren es respeto a su trabajo y condiciones seguras (física y económicamente).

El último libro de poesía de Beatriz Russo, Prisión Delicada, una verdadera maravilla de una poeta de la que se irá hablando cada vez más, pone en igualdad de perspectivas a las prostitutas de la época prerrafaelita, alguna de las cuales se salvó social y económicamente, y a las trabajadoras de los telares de la época, quienes antes de los 30 años estaban "reventadas".

Cuando tantas mujeres hacen trabajos tan duros, vendiendo alma y cuerpo en los talleres, para llegar a casa y tener que hacer todas las tareas, no me extraña que algunas opten por la prostitución.

Pero claro, tiene que hacerse porque se quiere y, además, lejos de círculos que de drogas y macarras que acaben con ellas.

Yo quitaría moralina al asunto. No es este un mundo tan perfecto como para andar juzgando esas cosas sin haberlas oído a ellas expresar lo que quieren. Si se asemjan a esclavas, mi más rotundo no.

Txus dijo...

Fijate que cosa más curiosa... creo que lo que ha sentado mal de mi comentario es un parrafo... ¡¡tuyo!!
Cierto que esta sacado de contexto y que si alguien cree que hablaba de este tema suena fatal, pero mi intención copiando el entrecomillado era que TU entendieses a que me refería con la posdata, no que la gente creyese que YO pensaba eso de la prostitución, claro que si creeis que sobro...

June Fernández dijo...

El entrecomillado que puso Txus es un trozo sacadísimo de contexto de un comentario mío en su blog. Me refería a casos puntuales como uno que relataba él, de una persona que denunciaba discriminación cuando era evidente que no la había. Tras ese comentario, dejé claro que esos casos puntuales no deben eclipsar la situación de desprotección y discriminación que viven miles y miles de inmigrantes.

Y Txus, por dios, aquí no sobra nadie que no insulte o emita graves opiniones xenófobas, homófobas, misóginas o que puedan ofender por algún otro motivo. Y no es el caso. Cada vez tengo más cosas que contestaros pero ando justa de tiempo. Por cierto, vais a flipar cuando os cuente en qué reportaje estoy trabajando.

Magapola dijo...

Gracias por aclarar mis palabras, June, porque, Aitziber, puedes estar segura que nos soy en lo más mínimo homófoba.

¿En qué etás trabajando? ¡Qué misterio!

Sheila dijo...

Yo no entiendo esa manera de hacer el sexo. ¿Cómo puede alguien gozar teniendo una relación sexual sabiendo que la otra persona hace las cosas por dinero y no porque le apetezca realmente acostarse contigo?
Si para mi ya es dificil tener algún tipo de relación cuando una vendedora me intenta convencer de lo bonita que me queda una prenda de ropa para que la compre (¿realmente me queda bien o me lo dice para que la compre?), intentar conseguir una relación sexual satisfactoria de esa manera, casi seria imposible.
Las relaciones de interes economico, en general, me parece muy poco humanas y a lo sumo, estan llenas de desigualdades.
Las personas que gozan acostandose con prostitutas, a mi modo de ver, estan enfermas.

Sobre que la gente va de prostitutas mayoritariamente para desfogarse sexualmente, lo veo improbable. Existe la masturbación, pero además, seamos francos, con los tiempos que corren, uno se puede desahogar sexualmente sin tener pagar y sin compromisos por el medio. Eso sí, solo hace falta un poco de comunicación que es lo que les falta a estos puteros.

Cristina dijo...

No he visto la película pero seguramente la veré. Creo que la prostitución se puede englobar en dos tipos. Las mujeres que la ejercen porque se han visto obligadas por pura necesidad (ya sea porque alguien las obligue, por temas de drogas,etc...) y mujeres que la ejercen porque es una forma rápida de ganar dinero y no les desagrada. Yo no concibo que alguien pueda sentirse bien con ese "trabajo". Se pueden hacer otros muchos trabajos antes que recurrir a la prostitución pero para eso hay que saber qué ha motivado a esa persona para meterse en ese mundillo. En fin, no seré yo quien las juzgue.

June Fernández dijo...

Vamos allá:

Fernando: Estoy de acuerdo contigo. Promovamos medidas reales para que quienes quieran salgan de la profesión. Entonces sí que se podrá hablar de prostitución voluntaria.

Txus: Pues a mí me parece evidente que a la mayoría de los hombres les excita sentir que poseen a la mujer, que la tienen a sus pies. En cuanto al desahogo, pues sí, pero supone no hacer la mínima reflexión sobre las condiciones en las que trabaja la mujer. Me parece asqueroso acostarse con alguien obviando que tal vez la violen día sí día también, la obligen a no usar condón...

El tema de qué pasaría no acabo de tenerlo claro. Lo de los condicionantes biológicos siempre me ha parecido una tontería porque sirve para justificar atrocidades como la guerra o las violaciones.

Yo no soy partidaria de igualarnos sino de tener igualdad de oportunidades manteniendo la diversidad. Sin dejarnos llevar por modelos, simplemente desarrollando nuestra individualidad.

¿Qué hay de malo? Que la inmensa mayoría de quienes venden sexo lo hacen ante la imposibilidad de hacer otra cosa. Cuando todas puedan optar (gracias a programas de formación e inserción laboral, y papeles para todas) a otros trabajos, estaré de acuerdo contigo.

Magapola: Es que me parece absurdo separar ambas cosas cuando hoy por hoy es la necesidad lo que lleva a la inmensa mayoría de prostitutas a trabajar en ello. Y las que realmente están felices probablemente no son las que sufren mayor desprotección, violencia, exclusión social...

Aitziber: Comparto tu lectura.

Nán: Sigo pensando en que no se prostituirían si pudieran ganar lo mismo y trabajando lo mismo como administrativas, por ejemplo. Pero estoy de acuerdo en que no hay que juzgar a quien prefiere vender sexo a deslomarse en una casa por 400 euros. Sí a escucharlas y mejorar sus condiciones, especialmente lo referente a la seguridad.

Sheila: Suscribo cada coma de tu comentario. Pero más que enfermos, creo que la mayoría de puteros son inconscientes. Si se trabajara por la igualdad entre personas (frente al machismo y la pobreza) dudo que mucha gente pudiera sentirse bien en esas relaciones.

Cris: Yo estoy con Nán. Entiendo que alguien prefiera ganar con sexo lo mismo en un día que limpiando un mes. La cuestión es formarles para que las alternativas no sean otras formas de explotación sino profesiones cualificadas.

Magapola dijo...

Ahora no has entendido lo que he querido decir, June. Caundo decía que hay que separar estaba contestando a tu pregunta de si existiría la prostitución. Yo opino que sí, porque si pensamos en la prostitución como acto legal y sujeto a condiciones para su ejercicio se ejercerí, es lo que opino. Si no separas el hecho de cobrar por servicios sexuales de las condiciones infrahumanas y de miseria social y econñonimca que tienen las inmigrantes que prestan esos servicios, no podemos contestar a esa pregunta que nos haces: ¿exisitiría la prostitución?

AniZ dijo...

Y nadie se acuerda de la gente que sin putas tiene una o ninguna opción de relación sexual?
Porqué damos por supuesto que los hombres que van de putas solo lo hacer para sentirse superiores. De todo hay pero yo sinceramente apoyo la prostitución, siempre que sea elegida libremente y por supuesto que sea legalizada. Un saludo y buen blog ;)