jueves, octubre 04, 2007

Nuestra cantera


No me refiero al Athletic ni a las que destrozan las montañas vascas (entre otras), sino a la que canta mi admirado Silvio Rodríguez. La podéis escuchar abajo, donde os pongo también la letra y en negrita los fragmentos con los que me identifico. Quien prefiera la voz de Mercedes Sosa puede encontrar la canción interpretada por ella. El tema es que después de un comentario de JLuis que me ha enternecido, que ayer pasé uno de los días más especiales de mi vida, y que la gripe que estoy incubando me nubla un poco la cabeza, he decidido haceros una proposición que, me temo, la mayoría no váis a aceptar.

Me gustaría que por un día no habláramos de conflictos, de injusticias, o de sentimientos en forma de abstracciones. Por el contrario, me gustaría que habláramos desde nosotros y nosotras, en primera persona. Y, en concreto, me gustaría que me contaráis cuál es vuestra cantera. "¿Qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera, la maza sin cantera?". Es decir, qué o quién es lo que os alimenta el corazón, lo que aviva vuestro fueguito, lo que os hace permanecer tan idealistas, honestos, trabajadores, auténticos...

Seguro además que es ese tema del que os podriáis pasar horas y horas hablando. Y he citado a JLuis porque me atrevo a aventurar que su cantera es su hijo. Yo, en este momento tengo dos: el obvio es mi hermano de cuatro años, que es para mí lo más bonito que hay en el mundo, y que una sonrisa suya, una risa o un abrazo me dan fuerzas para un año. El otro (cuya presencia, si sois atentos o intuitivos, habréis advertido) es un fueguito de esos que hacen parpadear, que ha entrado imparable en mi vida, y que está encendiendo y dando calor a mi alma, mi corazón, mi cuerpo, mi cerebro... Sobre todo, en euskera diría que mi "grina", un concepto difícil de traducir, al que el diccionario se refiere como "inclinación del ánimo", y que es algo así como lo que nos hace movernos, vivir, hacer cosas buenas. Como pasión pero diferente, más de las entrañas.

El periodismo, escribir sobre lo que me apasiona y hacer partícipes de ello a miles (o aunque sea, decenas, que eso es lo de menos) de personas, podría merecer también un tercer puesto como cantera. Y, en general, la capacidad de comunicar. Creo que es, sin duda, lo que más necesito para vivir. Y, porqué no, estoy intentando ser yo misma mi cantera: mi fuerza, mis sueños, mis ideales, esa grina que siempre tengo, a veces despierta y otras dormida... Pero eso me temo que me llevará más tiempo.

Me sentiré muy honrada si os animáis a compartir las vuestras conmigo.



LA MAZA

Si no creyera en la locurade la garganta del sinsonte
si no creyera que en el monte
se esconde el trino y la pavura

Si no creyera en la balanza
en la razón del equilibrio
si no creyera en el delirio
si no creyera en la esperanza


Si no creyera en lo que agencio
si no creyera en mi camino
si no creyera en mi sonido
si no creyera en mi silencio


Que cosa fuera
Que cosa fuera la maza sin cantera

un amasijo hecho de cuerdas y tendones
un revoltijo de carne con madera
un instrumento sin mejores resplandores
que lucecitas montadas para escena
que cosa fuera -corazón- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un testaferro del traidor de los aplausos
un servidor de pasado en copa nueva
un eternizador de dioses del ocaso
jubilo hervido con trapo y lentejuela
que cosa fuera -corazón- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
que cosa fuera -corazón- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera

Si no creyera en lo más duro
si no creyera en el deseo
si no creyera en lo que creo
si no creyera en algo puro


Si no creyera en cada herida
si no creyera en la que ronde
si no creyera en lo que esconde
hacerse hermano de la vida


Si no creyera en quien me escucha
si no creyera en lo que duele
si no creyera en lo que queda
si no creyera en lo que lucha


Que cosa fuera
Que cosa fuera la maza sin cantera
un amasijo hecho de cuerdas y tendones
un revoltijo de carne con madera
un instrumento sin mejores resplandores
que lucecitas montadas para escena
que cosa fuera -corazón- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un testaferro del traidor de los aplausos
un servidor de pasado en copa nueva
un eternizador de dioses del ocaso
jubilo hervido con trapo y lentejuela
que cosa fuera -corazón- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
que cosa fuera -corazón- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera

9 comentarios:

fernando dijo...

Me motiva no defraudar a mi familia y amigos. Eso me ayuda a hacerme cada día mejor.

un beso

RGAlmazán dijo...

Ver felicidad en los que me rodean, familia, amigos, otros.
Disfrutar de la libertad que ahora tengo. Vivir intensamente, cada momento, dedicándome a lo que más prefiero, casi sin cortapisas.

Salud y República

Magapola dijo...

Creo que la honestidad es lo que más valoro.

Yo también he sido fan de Silvio, hace mucho tiempo.

Gracias por compartir.

Jluis dijo...

Pues si, en gran medida mi cantera es mi hijo.

Pero es tan y tanto para mi, en buena medida, porque existen otras canteras más personales que me mantienen despierto, alerta, activo, o que me hacen ensoñar, buscar y compartir...

Él se alimenta también de mis ilusiones y frustraciones, de mis alegrías y deseperanzas.

Silvio y tus negritas resaltan muchas de esas necesidades: verdad, locura, esperanza, sonido, silencio, equilibrio, vida...

Si yo tuviese que elegir la que mejor me define, diría la búsqueda de esa rara avis que es la dignidad. La dignidad en todo cuanto nos rodea y de los caminos para favorecerla.

Eso me da la vida, y él, mi peque, lo nota y disfruta.

Un abrazote. JLuis

nán dijo...

Mi cantera es la palabra, que me emociona más allá de la caricia.

La gente que me acompaña en el metro hacia las 7 de la mañana.

3 o 4 ciudades en el mundo.

Las inmigrantes que casi siempre con una sonrisa me sirven café.

Los que se esfuerzan por borrar el dolor porque creen que pueden conseguirlo.

Los que se esfuerzan por borrar el dolor aunque saben que no lo vamos a conseguir.

El brillo del mundo. El abrazo del amigo y de la amiga.

La lucha (tibia pero dura de pedernal) contra los neocons.

La lucha contra el idealismo. Ser realista y estar con los que quieren cmabiar el mundo; ya nunca con los que presumen de hacerlo.

Martín Bolívar dijo...

Mi cantera es que en el mundo mejoren las condiciones de vida, las expectativas de futuro y la protección social para que se ajuste el crecimiento de la población.

Cristina dijo...

Hay alguien que con su sonrisa me pone las pilas cuando necesito levantar el ánimo. En un año y 5 meses mi vida ha cambiado 100% y es gracias a él. Ahora mismo no podría vivir si él no existiera. Y lo digo muy segura. Por otro lado está mi familia y mis amigos, todos ellos maravillosos.
Me pone las pilas una sonrisa, un abrazo, un te quiero, un amanecer, una tarde de lluvia...

Tomara! dijo...

El enamoramiento constante e incondicional que me produce la vida. Es mágico estar viv@: respirar, comunicarnos, comer, dormir...son elementos básicos para mantener la alquimia de la vida.

El sentimiento de enamoramiento, me une a todo, me hace más.

Como el qu me produce haberte encontrado (pero no se lo digas a nadie).

Eskerrik asko June.

¿Soñamos travesuras?

Mikel dijo...

Alguien dijo alguna vez que, " (...)aquello de lo que te enamores determinará lo que te haga levantar por la mañana..." por lo tanto mi auténtica cantera, imagino, debe ser aquello que siento y que trato de conocer día a día, para poder entender mejor lo que hago y, por qué no, a mi mismo también.

'Grina'... que genial palabra! en una traducción libre podría decirse que es la casta de la que gastamos cada un@ de nosotr@s, no?

;-)