viernes, octubre 26, 2007

¿Normal?


El sábado pasado estuve trabajando en la txosna de SOS Racismo en fiestas de Durango(por si no se conoce el término fuera de Euskadi, las txosnas son esa especie de casetas o chiringuitos que se ponen en las fiestas a modo de bar) y me pasó algo curioso. En fiestas de Mungia suelo trabajar en la del grupo de danzas vascas. Comentándolo, uno de los chicos de SOS me dijo que una ONG que conoce dejó de poner txosna en Mungia por el "ambiente machista". El comentario me sorprendió mucho. ¿Machista Mungia? Pues lo normal, me contesté, ni más ni menos que otros sitios.

Al poco rato de empezar a servir copas en la txosna lo entendí. En seguida me sorprendió que todos los hombres se limitaran a pedir y pagar, cuando en Mungia son minoría los que no te piden el teléfono, te hacen un chiste fácil, te entretienen con chorradas o te sueltan piropos bastante horribles. Lo triste es que muchas hayamos acabado asumiéndolo como inevitable y considerándolo normal, o al menos habitual.

Por cierto, bien por el ayuntamiento de Durango, que repartió entre las txosnas unas pegatinas moradas en las que ponía en los dos idiomas "Si digo no es que no". No es que eso vaya a cambiar mucho las cosas, pero denota sensibilidad e iniciativa. Las pequeñas realidades cotidianas, como el hecho de no sentirnos tan libres, seguras y respetadas como los hombres a la hora de disfrutar de la noche, son claros ejemplos de que todavía no existe una igualdad real.

En la imagen, lo que parece ser una pegatina similar a la que os comentaba, pero ésta otra dispensada por los ayuntamientos navarros (dice "El no siempre es no").

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Esta claro que hay quien cuando se dice no o se dice sí, entiendo lo que quiere entender, independientemente de lo que digas.

Salud y República

Txus dijo...

Buff... Cada dia me lo complicas más. A mi en fiestas de Mungia me ha pasado sólo dos veces que quien me ha pedido el trago ha seguido hablándome, y en ningún momento me he sentido ofendido. Quizá si fuese más común me molestaría... o quizá no.
Entiendo que este tema tiene que ser preocupante cuando se falta al respeto de la otra persona, no sólo porque hagan un chiste (por muy fácil que sea el chiste) o te pidan el teléfono.
Yo entiendo por machista a aquel que cree que sólo por ser hombre y la otra persona mujer tiene más derechos o se cree superior, y en este caso concreto, no me parece que la norma general sea esa. Más bien me parece un problema de falta de respeto que de machismo. Y aqui entramos en terreno pantanoso, si la persona a la que se le falta al respeto, ¿es machismo? pues depende, si se le falta al respeto sólo por ser mujer si, pero tampoco creo que sea el caso. No creo que los que te piden el teléfono se crean superiores a ti. Algunos serán machistas, otros sólo maleducados, otros groseros, y quizá alguno hasta te resulte agradable (no a ti, pero puede que si a otras camareras) y acabe surgiendo algo.
Si fueras extranjera, ¿pensarías que es un caso de racismo?, pues creo que aquí lo mismo, es un caso de falta de respeto sin que el que seas mujer influya mas que en que al ser heteros eres tu quien les atrae...
Tambien puede ser ¿no crees?
Un beso infinito ;)

el trenti dijo...

Hola June:

A Txus no le falta razón. No creo que porque un hombre pida el teléfono este incurriendo en machismo. Sí lo hace cuando, como bien dices, la mujer dice "no" pero el hombre entiende lo que le da la gana e insiste pensando que tiene todo el derecho a decidir sobra la otra persona. Y eso, no.

Un saludo. Matía.

TOMARA! dijo...

Querid@s compañeras Txus y "el trenti". Por desgracia el machismo no es algo que inventa cada hombre, está en la estructura social, en la cultura. Es decir, es previo a cada uno de nosotros...no lo elegimos, sino que nos ha sido inculcado en todo el proceso de socialización desde que nacimos...todos lo tenemos y todos lo somos. Aunque de la experiencia de cada uno depende el grado y la posibilidad de no serlo tanto. Es la estructura la que es opresiva para las mujeres, y es en ese contexto en el que las actitudes individuales se pueden convertir en agresiones machistas de mayor o menor grado. Os propongo un ejemplo. Imaginad un parque oscuro y solitario, a las 4 de la mañana, se cruzan dos personas, un hombre y una mujer. ¿qué siente cada cual? ¿por qué la percepción es diferente?...

Salud y abrazos

el trenti dijo...

Tomara, sí. Estoy de acuerdo. Pero de ahí a que cuando un hombre te pide el teléfono haya una situación machista...

Maite dijo...

No es el hecho de que te pida el teléfono o que te digan un piropo el acto machista. Las formas y las actitudes que presentan al hacerlo son las que convierten a los hechos en actos machistas.
Fui compañera de experiencia con June en esta ocasión y tengo que decir que así como en Mungia 4 horas de trabajo son una tortura por tener que lidiar con gente de este estilo, pasé 7 en Durango sin sentirme incómoda en ningún momento.
Un beso June!