viernes, octubre 16, 2009

Intercambio de sonrisas



Me sabe mal tener este blog tan abandonado y sobre todo los vuestros. Tenía pensado escribir un post sobre pedofilia en clave de género, repasando varias cositas. Entre otras:

- La polémica sobre las fotos de Brooke Shields. He seguido con mucho interés el debate en Sindrogámico

- Lydia Cacho arremetiendo sobre Memoria de mis putas tristes porque hace apología de la pedofilia

- Una patética noticia que destaca la ínfima presencia de mujeres en una red de pederestas. Esto lo analiza mi compi Itziar en la red de periodistas

Tengo ganas de presentar mis opiniones y contradicciones sobre la pedofilia, la libertad de expresión, el arte, los condicionantes de género y tantas otras cosas, pero llego a casa después de currar y hablar de pedofilia es lo que menos me apetece. Así que, por lo pronto, hasta que saque ganas para analizar este tema, os invito a que opinéis sobre lo que os apetezca.

Y como ya os digo que estoy más necesitada de sonrisas que de análisis sesudos, os propongo que intercambiemos vídeos, canciones, artículos o lo que sea que os hayan hecho disfrutar. Mi propuesta, un vídeo de lindy hop, un estilo de baile a ritmo de jazz al que se ha apuntado Tomara y que me tiene alucinada. ¡A bailar!

4 comentarios:

Txus dijo...

Venga, que como esta entrada no va a suscitar polémica (creo) me voy a animar a escribir algo. Mi ultima sonrisa, al ver a cierta conocida en la tele bailando al lado de la ria...
¡Como te van a quedar ganas de nada al llegar a casa si no paras!

Magapola dijo...

Un chiste, ¿no?
___________________

Un señor que va en coche y se percata de que está perdido, maniobra y pregunta a alguien en la calle:

- ¡Disculpe!, ¿podría usted ayudarme? He quedado a las dos con un amigo, llevo media hora de retraso y ¡no sé dónde me encuentro!

- Claro que sí -le contesta- se encuentra usted en un coche, a unos 7 Km . del centro ciudad, entre 40 y 42 grados de latitud norte y 58 y 60 de longitud oeste.

- Es usted ingeniero, ¿verdad? -dice el del coche.

- Sí señor, lo soy. ¿Cómo lo ha adivinado?

- Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es "técnicamente correcto", pero "prácticamente, inútil": continúo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información.

- Es usted jefe, ¿verdad? -pregunta el de la calle.

- En efecto -responde orgulloso el del coche- ¿cómo lo ha sabido?

- Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de encontrarnos, pero ahora, por alguna extraña razón, parece que la culpa es mía

Tomara! dijo...

La verdad es que os recomiendo el Lindy Hop: es fresco, divertido, rockero, jazzero...Y sinceramente, si bailásemos un poquito más, estoy convencido que el mundo sería mejor, o al menos, mucho más divertido. Vamos June ¡A bailar!

Besos de son

Tomara!

Tomara! dijo...

Por si a alguien le apetcece acercarse por Gasteiz a Lindihopear...

www.discipulosdemaien.blogspot.com