jueves, octubre 30, 2008

"Tristeza densa y pegajosa"


Así ha definido un compañero lo que siente ante un nuevo atentado terrorista. 17 personas heridas. Sobran las palabras sobre el simbolismo que contiene poner una bomba en una universidad (la dirija quien la dirija), junto a la Facultad de Comunicación.


Sólo dos ejemplos reales pero muy cotidianos que he vivido recientemente:


- En una clase de un master universitario, un profesor utiliza la barbarie terrorista como ejemplo de algo, sin ni siquiera nombrarla como tal. Una alumna salta automáticamente a increparle por atacar a Euskal Herria o una sandez por el estilo, mostrando un notable desprecio por la libertad de expresión, de opinión y de cátedra, y transmitiendo un odio que acongoja que no veas.


- Varias personas corean en un bar el nombre de la organización mientras suena una canción de los ochenta. Mientras que ellas exhiben su apoyo a un banda armada (o su borreguismo pueril, tanto me da), otra persona busca discretamente la complicidad de quienes, como ella, aborrecen la violencia.

Me parecen metáforas de lo más elocuentes sobre la sociedad en la que vivimos. Ya va siendo hora de que se cambien las tornas, que seamos quienes defendemos los derechos humanos sin excepciones quienes alcemos la voz.


La foto, en la que varios estudiantes miran hacia el lugar de la explosión, es de EFE.

4 comentarios:

entrenomadas dijo...

Sí, June, acabo de enterarme.
He dejado un mensaje en el blog de Ander. Y en cuanto regresé subiré tu texto al blog. Estos días ando fuera y algo complicado es subir y visitar, pero lo intentaré.

Un beso grande con abrazo incorporado, June,


Marta

Ander Izagirre dijo...

Además de una profunda náusea, esas escenas dejan un cansancio enorme sobre nuestras espaldas. Es una historia tan vieja y tan repetida... Pero que no nos pueda la pereza ni la dejadez ni la desesperación. Hay que creer que esto se mueve aunque sea milímetro a milímetro. Gracias por todo y un abrazo.

Jluis dijo...

Unos viven del miedo y otros de los dogmas y consignas que les imponen los primeros...

Si... es triste, densa y pegajosamente triste.

Un abrzo

chus dijo...

Si lo que se pretende conseguir con esto es "identidad", vaya "identidad" de mierda entonces.