miércoles, octubre 11, 2006

60 mujeres asesinadas en lo que va de año


Y las organizaciones feministas recuerdan que la cifra incluye a las que mueren en el acto y no las que mueren al de tiempo debido a las lesiones derivadas de las palizas. ¿Cuántas mujeres más tienen que ser asesinadas para que la sociedad se tome en serio el problema? ¿Para que la gente deje de tapar el problema hablando del asesinato de hombres a manos de sus mujeres o la violencia entre homosexuales? ¿Cuándo se va a comprender que el feminismo no es antónimo del machismo, ni un capricho de cuatro lesbianas amargadas, sino una respuesta a la terrible situación a la que se ve expuesta más del 50% de la población mundial?

Sí, ahora el problema sale por la tele. Sale por la tele como sale todo lo escabroso, con un tratamiento completamente sensacionalista. En los programas informativos que se suponen serios ocurren cosas como esta:

La mirada crítica lanzaba hoy el siguiente titular: "Un matrimonio muere en Castellón" ¿En un incendio? ¿En un accidente? ¿Tal vez les ha dado a los dos un ataque al corazón? ¿Acaso eran ancianos y han fallecido los dos mientras dormían? No. Se trataba de una mujer asesinada cuyo marido se suicidó tras matarla. ¿Qué titular es ese? En seguida pensé en la limitación que supone la brevedad propia de los titulares. No obstante, yo veo clara la situación: el drama es el asesinato, no que ese desgraciado se haya suicidado después. ¿Desde cuándo tiene la misma gravedad un asesinato que el suicidio de un asesino? Increíble.

3 comentarios:

Nahum dijo...

Ya lo hemos comentado en el blog de Lucía: lamentable el titular, estoy de acuerdo contigo, June.

Por otro lado, acabo de entrar en aquí por primera vez. Como verás por algún comentario más abajo, discrepo de muchas opiniones. Pero, en todo caso, enhorabuena por el blog. Es estupendo.

Øttinger dijo...

La violencia de género necesita ser visible para la sociedad. Lo ha conseguido. Pero ahora resulta que se emplea por los medios de comunicación para llenar de crónica negra los espacios entre cotilleo y cotilleo en los programas de corte rosa. Cuestión que resultaría indiferente si no fuese porque se mezclan las cosas y al final se normalizan este tipo de actos.

Maite dijo...

Realmente escalofriante. No sabía la forma que tenían de dar las cifras. Antes me impresionaba el hecho de que fueran tantas, ahora me asusta demasiado. Y encima ver que los medios se lo toman casi como si fuera una broma, que la justicia no le da importancia y que el gobierno no toma las medidas necesarias...